domingo, 31 de mayo de 2015

Reseña: Tatiana y Alexander - Paullina Simons

Titiana y Alexander
Paullina Simons / 604 Pag.
El Jinete de Bronce #2 / 2012 
Mi puntuación: ★★★★★ 5/5
Reseña del libro anterior Aquí
Sinopsis:
La conmovedora segunda parte de la trilogía «El jinete de bronce». Embarazada, enferma y absolutamente desolada, Tatiana ha logrado llegar a Estados Unidos. Entregada a la fuerza de las circunstancias y alejada de su convulsionada tierra, la joven comenzará una nueva existencia con la secreta ilusión de que, en alguna parte, el hombre al que ama sea capaz de vencer a las oscuras garras del destino. Mientras, Alexander sufre el hostigamiento de las fuerzas represoras en las gélidas tierras de la Unión Soviética, y tan solo el recuerdo de su esposa, junto con la velada esperanza de que siga con vida, alimenta su espíritu ante la adversidad. Al tiempo que la contienda llega a su final, ambos lucharán contra sus destinos y la desesperación en busca del amor perdido y la inquebrantable esperanza del reencuentro.
Spoilers Alert: Si no han leído el primer libro de la trilogía y si no quieres correr el riesgo de ser enormemente spoileado (o como se escriba) te recomiendo que no leas esta reseña

Ahora si, ¡hola mundo!, ya sé, me volví a desaparecer pero ya estoy acá y les traigo la reseña de este libro que uff, aun no sé que decir sobre él, lo que ya leyeron mi reseña del primero libro sabrán que esta historia se convirtió en la mejor historia de amor que he leído, pues bueno, el segundo libro no me defraudó, sigo pensando lo mismo, LA MEJOR HISTORIA DE AMOR

”Donde quiera que termines, Alexander, me encontraras a mí esperándote."

El libro relata presente y pasado, el presente de Tatiana y sus recuerdos junto a Alexander, y por otro lado estaba el presente de Alexander y los recuerdos de su pasado. Tatiana luego de lograr escapar de la Unión Sovietica, sola, embarazada y con la creencia de un Alexander muerto, llega a la Isla Ellis, Estados Unidos, lugar donde da a luz a su bebé al cual le da el mismo nombre de Alexander: Anthony Alexander Barrington. Enferma y con nada más que su hijo para darle fuerzas para sobrevivir ella comienza una nueva vida en Estados Unidos o al menos eso es lo que intenta. Una vez que se mejora de su enfermedad, ella comienza a trbajar como enfermera en el mismo hospital donde la atendieron cuando llegó a la isla. Allí conoce al doctor Edward Ludlow, el mismo que la ayudó en el parto de su hijo y quien se convierte en una gran amigo y apoyo para Tatiana, y también está Vikky, una enfermera del hospital y quien se convierte en la mejor amiga de Tatiana. 

" Seguía siendo la misma persona, una persona que necesitaba reír al ver la rosas, aunque sabía que jamás, por mucho tiempo que pasara, volvería a amar como había amado a lo diecisiete años."

Pero a pesar de todo, de su trabajo, de las nuevas amistades o incluso de su hijo, nada ni nadie puede hacer que Tatiana salga del estado permanente en el que está, nadie puede hacer que ella dejé de pensar en Alexander, y todo lo que la rodea hace que los recuerdos vengan a ella a cada momento del día, pero sobre todo nada puede hacer que Tatiana de, de una vez por todas, a Alexander por muerto.

"Alexander tenía que encontrar la manera de sobrellevar todo aquello, dejar de recordar, apagar el eco de los cien minutos que había pasado con Tatiana a solas, aquel eco que resonaba sin cesar dentro de su cabeza."

Por el otro lado teníamos a Alexander, en este libro podemos conocerlo más a fondo, conocer su infancia, a sus padres, podemos conocer a Alexander antes de ser de Tatiana
En El Jinete de Bronce, Alexander pide ayuda al doctor Sawyers para fingir su muerte y hacer que Tatiana escapará hacia Estados Unidos, lo hizo porque sabía que si ella sabía que estaba vivo ella se quedaría y si se quedaba saldría con vida de todo eso, por lo mismo una vez que Dimitri su "amigo" lo traicionó contando quien era el realmente, Alexander supo que el futuro y la vida que Tatiana le había ofrecido no iba a ser posible, al menos no para él y por lo mismo decide fingir su muerte. 
Una vez que es capturado por la NKVD, y tras ser sometido a intensos interrogatorios, torturas y amenazan, logra salir ileso y con vida, pero a cambio le es otorgada una misión suicida, pero el destino sigue estando de su lado y nuevamente logra salir con vida, no obstante el tiempo, la traición, la resignación hacen que Alexander entre una y otra vez en peligro, y tras pasar 3 años desde la última vez que vio a Tatiana, y una vez que la guerra llegó a su fin, Alexander es encarcelado y condenado a veinticinco años de prisión. Pero a pesar de todo y cuando se ven todos los recuerdos quebrados y las esperanzas acabadas, una pequeña llama siempre se va a mantener encendida.

"Comprendió que su vida, fuera cual fuera su decisión. Debía tomar una decisión o la dirección opuesta. 
Una dirección era vulgar y vivida. 
La otra era oscura y asolada por las dudas. 
Irse significaba abrazar lo incognoscible.
Quedarse significaba que el sacrificio de Alexander no había sido en vano. 
Irse significaba adentrarse a la muerte. 
Sin embargo, ¿podía aceptar una vida sin él?"

En este libro se llora, no tanto como en el primero, pero se llora, y se pasa al menos el 90% con angustia, pero todo, de verdad que cada sentimiento vale la pena
Si en el primer libro vemos un cambio gigante en Tatiana, en este libro la vemos de una forma que nadie creería que en algún momento de su vida ella fue una niña inocente, ingenua y sin preocupaciones, en este libro ella es completamente distinta, aun más madura de lo que era cuando termina el primer libro, y a pesar de tener solo 21 años ella es capaz de tomar decisiones y vivir como si hubiese tenido toda la experiencia que puede tener una mujer. En cuanto a Alexander, oh Dios, no puedo estar más enamorada de ese hombre, y lo mejor es que no es el hombre perfecto ni de cerca, eso lo podemos ver aun más en el tercer libro, pero por ahora solo les hablaré del Alexander que conocemos en este libro, y sí, el es todo para Tatiana, cada pensamiento, cada cosa que hacia lo hacia pensando en ella, pensando en volver a ser libre y encontrarse con su amor y su hijo, pero a la vez también lo vemos perder toda esperanza y si no sufres con eso es simplemente porque no tienes corazón
Aquí sufres con ambos, y la autora escribe de una forma que hace que sientas exactamente lo mismo que sienten ellos, Por otra parte, Paullina Simons te sigue sorprendiendo con su escritura, una vez más lleva la historia más allá que la historia de amor, si no que a la historia de lo que se vivió en esos tiempos, lo que vivían los soldados, lo que vivían las personas que llegaban a EE.UU como refugiados, ella simplemente relata todo tal como si ella misma hubiese vivido todo ello

No puedo escuchar esta canción y no pensar en este libro, cada cosa que dice en la letra es exactamente lo que piensan ellos en este libro.

Prometo que la reseña del tercero la haré lo más pronto posible, porque obvio, el libro ya lo leí y tengo mil cosas que decir de él, pero por ahora solo diré: Alexander y Tatiana son la definición del amor y punto ♥

No hay comentarios.:

Publicar un comentario