martes, 3 de febrero de 2015

Quédate Conmigo (No Me Dejes ir #2): Epilogo



Nueva York, 2018.

- Isa ¿Dónde estás? – gritó Ethan depositando las llaves en la mesa auxiliar. 
- ¡Aquí! – El gritó de Isa salió desde la habitación de ambos. 
- ¿Qué haces amor? – Ethan la rodeó y besó sus labios tiernamente – sabes que no quiero que hagas ni un solo tipo de esfuerzo. 
- Estoy embarazada Ethan, no enferma – le recordó Isa, últimamente Ethan estaba tan sobreprotector que no quería que tomara ni una sola tasa para servirse un té – Es un poco cómica la tendencia de los hombres al creer que cuando se está embarazada con un solo movimiento nos quebraremos. 
- No te quebraras pero el médico dijo que debes mantener reposo – Ethan se inclinó delante de ella y besó su vientre tiernamente – Hola mi hombrecito, papi llegó a casa y te trajo un regalo. 
- ¿Otro más?, a este paso no quedará espacio en esta casa ni para nosotros. 
- Como padre se me permite malcriar a mis hijos aunque sea un poquito – Ethan le dio un guiño coqueto y besó nuevamente su estómago para posar sus manos en la hinchada panza de Isa - ¿Dónde está Kaitlyn?  
- Amelia y John vinieron hace unas horas para llevarla al parque – Isa retomó la labor que estaba haciendo. 
- ¿Qué haces con todo eso? – Le preguntó Ethan extrañado. 
- Es una sorpresa que le tengo a Car, es un secreto así que debes mantener esa boca cerrada ¿ok? 
- En cosas de chica yo no me meto – Dijo Ethan levantando las manos. 
- Muy bien – Isa pasó por su lado y tocó su mejilla cariñosamente – llegaste temprano del trabajo. 
- Sip. 
- ¿Sucede algo? – le preguntó Isa extrañada por la actitud de Ethan.   
- Nop.  
- Me veo gorda ¿verdad? – Se le llenaron los ojos de lágrimas automáticamente a Isa, Ethan quería reír por las locas hormonas del embarazo pero sabía perfectamente que esa no era la mejor opción. 
- ¿Qué tiene que ver con que llegue temprano y qué tú creas que te ves gorda? 
- ves, crees que estoy gorda – Isa se alejó de Ethan y volvió a hacer lo que estaba haciendo mientras disimulaba sus ganas de llorar – Cada vez me estoy poniendo más y más gorda y cada vez te gusto menos. 
- Hey… te amo más que a mi vida – Ethan se acercó a ella y la volteó para que lo mirara – pero tus hormonas del embarazo son una locura, no estás gorda ni mucho menos, tienes seis meses de embarazo y sigues siendo una belleza totalmente caliente. Y llegué temprano porque quería estar con la única mujer que amo y con mi hermosa hija pero veo que mis padres se la llevaron y mi mujer es un lio emocional. 
- No soy un lio emocional – Isa se secó las lágrimas invisibles y se acomodó para recostarse en la cama – solo estoy un poco más sensible, eso es todo. 
- Y te amo por eso – Ethan se recostó a su lado y la abrazó contra él - ¿verdad hijo?, amamos a mami aunque sea una locura emocional.  
- Yo los amo por soportarme – Isa besó a Ethan y se acomodó más entre sus brazos. 
- Pagaría por ver a mis padres con una niña de 3 años y medio en el parque – Dijo Ethan después de unos segundo de silencio.  
- Te tienen a ti como ejemplo, creo que sobrevivirán. 
- ¿De qué hablas?, yo siempre he sido un ejemplo a seguir de comportamiento – le contestó Ethan con fingida voz ofendida. 
- Ejemplo de lo que no hay que hacer, eras el niño más inquieto del mundo y según lo que Amelia me ha contado, tu deporte favorito era hacerle bromas a todo el mundo. 
- Me ayudó a ser más inteligente – pensó Ethan reflexivamente en voz alta – por lo menos ella es su nieta, deben soportar su locura. 
- Esperemos a no se les ocurra entregarle sus celulares o nuevamente Kaitlyn los perderá.  
- Esa niña es la ninja de los celulares – dijo Ethan riendo recordando las veces que su pequeña Kaitlyn les había perdido sus celulares – me pregunto dónde los oculta todos. 
- Por años me he hecho la misma pregunta.
Isa miró la hora en su reloj y se paró rápidamente para seguir haciendo todas las cosas que estaba haciendo, Ethan la miró y se levantó para ayudarla ya que no quería que se esforzara en lo más mínimo.
- La boda de Car me tiene de los nervios – Dijo Ethan frunciendo el ceño. 
- No exageres – Dijo Isa sonriendo – Deberías agradecer que será sencilla.  
- No sé a qué le llaman ustedes sencilla porque para mí no lo es.  
- ¿Me ayudarás o vas a criticar?  
- Uuuf, esas hormonas – Ethan levantó las manos en forma de rendición y luego tomó su celular – Llamaré a Andrew para saber si necesita ayuda. 

Ethan le lanzó un besó a Isa desde la puerta y luego salió para hablar con Andrew. 

♥♥♥♥♥

- Kaitlyn cariño ¿Dónde tienes el celular del abuelo? 
Kaitlyn se la quedó mirando con sus hermosos ojos azul grisáceo y levantó sus manitos, como indicando que no lo tenía.


Amelia soltó una risa al ver la frustración de John pero se mantuvo en silencio. Al ver que Kaitlyn le dedicaba una inmensa sonrisa el corazón de John se derritió al instante y desistió de la búsqueda de su celular, tendría que comprarse uno nuevo. Ethan le había advertido de la adicción que Kaitlyn tenía a los celulares, y la inmediata perdida de ellos, nadie sabía dónde los dejaba.

Dando un cansado suspiró, John la tomó de la mano pegajosa a causa de la paleta de caramelo que se estaba comiendo y siguieron caminando, pero pudo ver claramente la sonrisa de satisfacción de Amelia.
- Puedo ver tu sonrisa de satisfacción. 
- No quería decirlo, pero te lo dije – Amelia le guiñó un ojo y tomó la otra mano de su nieta – ella adora los celulares – le susurró. 
- John negó con la cabeza riendo y de pronto se le ocurrió una idea perfecta – Kaitlyn cariño – se inclinó delante de ella para que quedaran a la misma altura – ¿sabes quien tiene un lindo celular que te prestará inmediatamente? – al ver que Kaitlyn negaba con la cabeza, John sin dejar de sonreír apuntó a Amelia – la abuelita, se lo acabo de ver y me dijo que lo trajo para que tú jugaras con él. 
- Lita chelar – le dijo Kaitlyn tendiéndole una manito, Amelia no pudo evitar reír al escuchar el lenguaje de Kaitlyn, su voz sonaba cómica por el espacio que tenía en la boca por el diente que le faltaba, negando con la cabeza le entrego su celular – buena jugada, pero déjame decirte que me vengaré de esto. 
- John se levantó riendo y apretándola de la cintura la besó profundamente – bueno creo que debemos dejar de comprarnos celulares hasta que descubramos el escondite de Kaitlyn. 
♥♥♥♥♥

- ¿Estás bien? – Preguntó Isa cuando entró a la habitación que estaba ocupando Car.

Car estaba parada junto a la ventana mirando hacia afuera con la mirada totalmente perdida, Isa se acercó a ella lentamente y le tocó el hombro.
- Hey, ¿estás bien? – Preguntó nuevamente sacando a Car de sus pensamientos, cuando Car la miró tenía los ojos llenos de lágrimas - ¿Qué pasa cariño?  
- Estoy bien, solo estaba pensando – Car le limpió las lágrimas y luego se fue a sentar en la cama. 
- Puedes confiar en mí, lo sabes. 
- Lo sé, no pasa nada, de verdad. 
Isa levantó una ceja en señal de no creerle absolutamente nada, caminó hacia la puerta para cerrarla con seguro y luego se sentó junto a Car. 
- ¿Estabas pensando en él verdad? – Car miró a Isa y luego asintió. 
- No quiero que piensen que me estoy arrepintiendo.  
- Hey tontita, no pienso eso, es lógico que te acordarás de Nick en este día, ya me estaba preocupando de que no mostraras signos de recordarlo.  
- Siempre lo recuerdo. 
- Lo sé. 
- Es solo que me puse a mirar los arreglos de la boda y me acordé de él y la forma en que él hablaba de cómo sería nuestra boda.  
- Él quería algo en grande – Recordó Isa sonriendo.   
- Con mil invitados y una fiesta que durara todo un fin de semana – Car sonrió y luego nuevamente los ojos se le llenaron de lágrimas – Me gustaría que él estuviera aquí. 
- Él lo está, ¿crees que se perdería el día más importante de tu vida? 
- ¿Crees que él estaría feliz?  
- ¿Eres feliz? – Preguntó Isa, Car asintió y luego Isa sonrió – Entonces él igual lo es, siempre quiso verte feliz Car, con él o sin él, solo bastaba que tuvieras una sonrisa en la cara para qué fuera feliz, por eso lo más importante ahora es que tú seas feliz porque esto es para toda la vida cariño entonces tienes que pensar si esto es lo que quieres ¿esto es lo que quieres? ¿Amas a Andrew de la forma que amaste de Nick como para casarte con él? 
- No, no es eso, lo amo y no estoy arrepentida de nada, lo juro – Car hizo una pausa para aclarar su ideas y luego volvió a hablar – Nick fue, es y será siempre parte de mí, en esta vida y en la próxima mí primer amor, y si de algo tengo que estar feliz es de que estuve en su mente y en su corazón hasta el último momento así como él estará en el mío, pero Nick y Andrew son dos tipos de amor totalmente distintos, los amo a los dos con todo lo que tengo, porque Nick fue mi primer amor, pero Andrew lo es todo, él es absolutamente todo para mí y sólo lloró porque me hubiese gustado que Nick estuviera acá, no para casarme con él sino porque es una de las personas más importantes de mi vida. 
- ¿Sabes? Él está, está siempre a tu lado y estoy segura que de qué está feliz de que estés con Andrew, eres feliz con él, por algo no duraste ni una semana en Londres sin él. 

Car sonrió y luego recordó el fracaso de su viaje, llevaba cuatro días en Londres cuando se dio cuenta de que en él único lugar donde debía estar era con Andrew, por eso volvió ese mismo día y en cuanto llegó a Nueva York lo buscó, demoró más de lo que hubiese querido en convencerlo de que quería estar con él pero finalmente lo logró y nunca más se separaron.

Isa y Car se quedaron conversando de todo para así calmar los nervios de la boda, hablaron y rieron durante casi dos horas completas y no siguieron solo porque ambas tenían que comenzar a arreglarse para la boda. Isa se vistió lo más rápido que pudo y luego comenzó a hacerse cargo de Kaitlyn y de Henry ya que le había prometido a Car cuidar de los niños mientras ella se arreglaba. 

Los nervios de Car aumentaron aún más cuando los invitados comenzaron a llegar, dio gracias a Dios de que no eran demasiados ya que tanto ella como Andrew querían una boda en privado donde estuvieran los más cercanos y por lo mismo la cantidad de invitados no superaba las cincuenta personas. 

Minutos más tarde Car al fin estaba lista, salió de la habitación y sonrió cuando su mamá, Amelia e Isa estaban esperándolas para verla.
- Mírate, te vez hermosa – Dijo Amelia cuando Car salió de la habitación con su vestido de novia puesto
Car sonrió y luego miró a su mamá quien la miraba con los ojos llenos de lágrimas, se acercó a ella y le arregló el vestido, luego la volvió a mirar y la abrazó.
- Aun no puedo creer que hoy te casas. 
- Yo tampoco – Dijo Car mordiéndose los labios – Al fin llegó el día. 
- Estoy tan contenta, te mereces ser la mujer más feliz del mundo mi niña.
- Mamá basta, me harás llorar y llevó varios minutos de atraso.  
- Ok, ok, nada de llorar.
La madre Car se limpió las lágrimas y luego besó a su hija en la frente. Una vez que su papá entró todas las chicas salieron, Car se acercó a su papá y sonrió.
- ¿Estás lista?  
- Totalmente. 
- Entonces vamos que tu futuro esposo está blanco de los nervios. 
Car caminó hacia el altar aferrada del brazo de su papá totalmente nerviosa y en cuanto Andrew apareció en su vista todos los nervios se esfumaron. 


Lo amaba y verlo parado frente a ella mirándola como si ella fuera un milagro frente a sus ojos, hizo que Car confirmara todos sus pensamientos. Tal como le había dicho a Isa aun amaba a Nick y siempre lo iba a hacer, pero el amor que sentía hacia Andrew era algo totalmente distinto y si en ese momento se estaba casando con él era porque siempre fue a él a quien estaba destinada. 

♥♥♥♥♥
- ¿Me haría la señora el honor de baila con su esposo? – Isa sonrió al oír la voz de Ethan, luego se volteó para mirarlo. 
- ¿Ya te cansaste de bailar con Kaitlyn?  
- No, ella se aburrió de bailar conmigo, en cuanto Henry apareció en su vista salió corriendo a jugar con él.  
- Ya no eres su primera opción, te cambió por uno más joven – Dijo Isa sonriendo.  
- ¿Y qué hay de tu primera opción? 
- Sigue siendo la misma de siempre. 
- Es una promesa.  
- Algo por el estilo – Isa tomó las manos de Ethan y luego comenzó a caminar – Vamos a bailar antes de que venga Car y nos eche de su fiesta por aburridos.  
- Ethan miró dónde estaba Car y Andrew bailando y negó con la cabeza – Car está en su propio paraíso en este momento.  
- Creo que mi amiga por fin está completamente feliz. 
- Y tú señora Hoffman ¿estás feliz?  
- Siempre y para siempre. 
- Igualmente señora Hoffman, te amo mucho – le susurró Ethan contra sus labios mientras la acercaba más hacia su cuerpo. 
♥♥♥♥♥

- Ten cuidado que tus ojos, se saldrán de tu cara si la sigues mirando asi – le dijo Ethan ofreciéndole una cerveza a su amigo. 
- Después de todo lo sucedido no puedo dejar de mirarla – Jonathan le dio una sonrisa encantadora y aceptó la cerveza que le ofrecía - ¿acaso no es hermosa? 
- No podría decírtelo, la única mujer hermosa para mí en este planeta es la hermosa pelirroja parada al lado de tu esposa.  
- Jonathan lo miró sonriendo y bebió de su botella para luego decirle a Ethan – En todo caso, si la encontraras linda tendría que golpearte. 
- Entonces mi cara está a salvo.  
- Dalo por hecho – le dijo Jonathan riendo.
Mientras hablaban las chicas se acercaron a ellos, Isa envolvió a Ethan entre sus brazos y Jonathan hizo lo mismo con su esposa, aun pensar en esa palabra llenaba su corazón de alegría. 
- ¿De qué están hablando los dos? – le dijo Isa besando la mejilla de Jonathan en el proceso – tienen una sonrisa tan grande que les cubre la cara completamente. 
- Estoy segura que estaban planeando la forma de escaparse de su día con los niños, no olviden que lo prometieron. 
- Esperamos ansiosos ese día – le dijo Ethan ya que Jonathan estaba completamente embobado abrazando y besando el cuello de su mujer. 
- Parecen dos colegiales – le susurró Ethan a Isa mientras rodeaba su hinchada cintura. 
- Dos colegiales que van a ser padres – le confidenció de vuelta Isa - ¿verdad Jonathan?  
- ¿Qué? – preguntó Jonathan confuso ya que no había puesto atención en nada de lo que estaban hablando Ethan con Isa. 
- ¿Y no me lo habías contado?, dejame decirte que me siento un poco ofendido – Ethan tomó su mano y se dieron unas palmadas amistosas en la espalda – felicidades hermano, eres un suertudo hijo de puta al igual que yo. 
Se intercambiaron felicidades entre los cuatro y hablaron un rato de bebés mientras reían y disfrutaban de la recepción, hasta que Amelia requirió la presencia de las chicas y se las llevó del lugar. 
- Mujeres – dijo Ethan pidiendo otra cerveza - ¿Qué harían sin nosotros?  
- Somos lo más importante en sus vidas – ambos brindaron y siguieron viendo a las mujeres que tanto amaban – aunque no quiero saber la respuesta a tu pregunta, nunca. 
- Y siguen siendo niños – John se acercó a la barra y pidió un whisky – hay un viejo dicho que dice “No se puede vivir con ellas, ni sin ellas” y créanme que vivir sin ellas es un completo infierno. 
- Somos los más afortunados del mundo – Ethan lo dijo pero claramente todos estaban pensando en lo mismo, chocaron sus tragos en un brindis lleno de felicidad.
♥♥♥♥♥
- Una hermosa y perfecta boda – le dijo Isa cuando Ethan le puso la manta sobre su cuerpo para protegerla del frió y la acomodó contra su cuerpo – Caroline se veía tan hermosa y feliz.  
- Tú eres perfecta – Ethan besó sus labios profundamente para luego besar su mentón, parpados, mejillas y cabeza, apoyó su barbilla sobre la cabeza de Isa y la acomodó en su pecho – Soy el hombre más feliz del mundo.  
- Mi marido es todo un romántico. 

Cuando habían llegado de la recepción, faltaba una hora para que amaneciera e Isa tuvo el impulso de ver el amanecer junto a su esposo, quería cerrar la noche con la vista más hermosa y pura del mundo. Aunque Ethan se negó al principio, terminó cediendo como siempre.
- Hoy me di cuenta de algo – Dijo Ethan reflexivo.  
- ¿Y qué es eso?  
- Que te amo. 
- Pero eso ya lo sabíamos ¿o no? – Isa estaba extrañada por las palabras de Ethan y su tono para hablar. 
- Es diferente – Ethan levantó la cara de Isa para mirarla fijamente – Te amo más que a mi propia vida, eres la persona que completa mi existencia y sin ti no imagino ni un presente, ni un futuro. Si no te hubiera conocido recorrería el mundo sólo para encontrarte y amarte con todo mi ser, eres mi alma y yo no puedo vivir sin mi alma.  
- Ni yo sin la mía – Isa se inclinó sobre Ethan y lo beso apasionadamente mientras lágrimas de felicidad rodaban sobre sus mejillas – Te amaré eternamente Ethan Adams Hoffman. 
- Y yo a ti Eloísa Hoffman – luego se acercó a su oreja y susurró seductoramente – me encanta tu apellido de casada.  
- ¿Por qué será? Hombre de las cavernas – Isa rió feliz ante la mirada de Ethan. 
- Soy tu hombre de las cavernas – la besó profundamente para luego tocar su estómago y hablarle cariñoso a su bebé Adam – Tu papi es el hombre más feliz y afortunado del mundo. 
Ethan la arrimó más contra su pecho y la sostuvo lo más cerca que pudo, amaba a esa mujer con su alma, ella era su alma y si alguna vez le faltaba no tendría nada en la vida. Le había dado el amor más hermoso que se pudo alguna vez imaginar, unos hijos a los que adoraba completamente y una vida que a pesar de que comenzó con muchas complicaciones, penas, engaños, mentiras y tristezas, ahora todo era perfecto y no cambiaría nada del camino que cruzaron para estar donde se encontraban hoy, todo había valido la pena solo por el hecho de estar a su lado y ver esa hermosa y perfecta sonrisa que le dedicaba a cada minuto de cada día. Al final se quedó con su corazón, y él se lo entregaba con la mayor alegría del mundo porque sabía que el corazón de Isa le pertenecía a él. Por siempre y para siempre.






Primero que todo, GRACIAS INFINITAS a todas las personas que nos leyeron constante y fielmente, no se imaginan lo es que se siente tener el apoyo de personas que jamas he visto pero que aun así todas las semanas esperan, leen y comentan nuestro capítulos, No Me Dejes Ir y Quédate Conmigo, fueron escritas especialmente para ustedes, y nos damos por pagadas al saber que les gustó a tantas personas, no damos más de tanto agradecimiento que tenemos hacia todas ustedes, hacia los grupos que nos apoyaron como Lokoteca, Rebelión de Letras y muchos más. Este es el fin de nuestra primera historia, pero prometemos que no será la única y pronto volveremos con más novedades, las queremos un montón 

9 comentarios:

  1. Gracias por compartir sus historias
    Me gusto mucho el final y espero tener pronto noticias de ustedes porq q encanta la manera q tienen de escribir y las felicito por su trabajo y gracias....,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leernos, de verdad estamos super pendiente siempre de sus comentarios y opiniones porque estas historias han sido creadas por y para ustedes.
      Tendrás nuevas novedades de nuestras próximas creaciones y esperamos te sigan gustando tanto como esta.
      mucho amor desde Chile y sigue leyéndonos.

      Eliminar
  2. snif snif snif!!! y ahora que hago sin mi historia favorita? que hago sin mi Ethan, Isa, Car, Jhon, Amelia, Andrew.... mira que las medio perdone por Nick... en fin, todo lo que comienza tiene que terminar, pero yo no queria que terminara =( Chicas, saben que su historia la sigo de principio a fin ida y vuelta.
    Las adoro, y espero que no me dejen mucho tiempo si sus historias... mira que me dejan intrigada.

    mil besos mocosos llenos de lagrimas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotras los extrañaremos por siempre, son nuestros primeros proyectos....nuestros bebés y nos duele haber terminado.
      Te queremos mucho Jelly, eres una persona maravillosa y una lectora sensacional, siempre adoramos tus comentarios aunque en ellos nos odiabas de vez en cuando, sabemos perfectamente lo mucho que nos quieres igual.
      un besote gigante de estas humildes escritoras y esperamos que nos sigas leyendo en nuestros prox proyectos.

      Eliminar
  3. Fantasticas historias.. me encanto d verdad...enhorabuenaaaa...

    ResponderEliminar
  4. Fantasticas historias.. me encanto d verdad...enhorabuenaaaa...

    ResponderEliminar
  5. No puedo creer que terminara... Pero todo tiene un fin, y este fue tan maravilloso como el recorrido...! Gracias infinitas por esta bella historia! Felicidades!

    ResponderEliminar
  6. Mis pequeñas escritoras tanto tiempo paso desde la ultima ves que les deje un comientario. Pero jamas me olvide de ustedes y su maravillosa historia que me hizo compañia en momentos indicados. Que les puedo decir que ya no lo dijiera estoy mas que orgullosa de haber leido su trabajo y les deseo un millon de exitos en su vida. Besos chilenitas bellas AHHHH QUIERO LEER MAS HISTORIAS ESCRITAS PIR USTEDES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha pasado mucho tiempo desde la ultima vez que posteamos alguna reseña o historia escrita por nosotras, reconocemos que tenemos el blog muy solo y a ustedes también queridas y la única excusa que les puedo dar son las responsabilidades que nos demandan en muchos aspectos de nuestras vidas, pero querida viviana debes saber que te queremos mucho y a cada una de las hermosas personitas que nos lee y dedica un segundo a comentar lo que hacemos, nos gustaria volver con una GRAN HISTORIA y quizás en el futuro sea posible.
      BESOTES DESDE CHILE

      Eliminar