sábado, 11 de octubre de 2014

Fic: Quédate Conmigo (No Me Dejes Ir #2): Capítulo 34


Capítulo N°34: Un beso por otro

- Ya la tienes, ahora déjame en paz y esta vez que sea para siempre – le dijo Christina a Allan dispuesta a marcharse lo más rápido posible del lugar. 
- No sabes lo que acabas de hacer – Isa la miró furiosa pero al ver que Allan se inclinaba hacia ella tuvo que reprimir un grito – por favor no hagas esto, Ethan nunca te lo perdonara. Allan está loco y es capaz de hacerme daño, no puedes dejarme con él. 
- Auch, sabes querida… puedo escucharte – Allan se inclinó hacia Isa y tomó un mechón de cabello entre sus dedos – Estás cada día más hermosa y podemos decir que la maternidad te ha sentado de maravilla, ahora ¿Dónde está mi hermosa Kaitlyn? 
- Muy lejos de ti – se alejó rápidamente para que no la siguiera tocando – por favor Christina, no hagas esto. 
- Vete.
Isa miró impotente como Christina daba media vuelta y se iba rápidamente siguiendo las órdenes de Allan pero antes de cruzar la puerta le dedicó una sonrisa lleno de veneno a Isa que la dejó congelada, estaba aterrorizada pero no lo daría a demostrar. Había sido una estúpida al ponerse en contacto con Christina y exponerse a que pasaran cosas como estas.
- Debes saber que tengo seguridad y que estamos a mitad del día y no puedes hacerme daño Allan, así que de nada te sirve intimidarme, hace mucho tiempo que dejaste de darme miedo.  
- Es una pena.

La arrinconó hacia un sillón cercano y la obligó a sentarse, no muy sutilmente. Isa quería que alguien hiciera algo, que la ayudará, que llamaran a Ethan pero eso era simplemente imposible. Estaba lidiando con Allan y él podía ser todo menos un estúpido.
- ¿Qué quieres? – Isa cruzó sus brazos, mientras Allan volvía a acariciar un mechón de su cabello, quería golpearlo y alejarlo de ella pero era físicamente imposible. 
- Tienes el pelo más hermoso que he visto en mi vida Bella – la miró fijamente y le dedicó una lenta sonrisa – eres una mujer hermosa y toda mía – tomó su mentón y lo inclinó hacia él bruscamente – siempre serás mía, sólo que aún no te has dado cuenta. 
- No soy tuya, no lo seré nunca, es hora de que lo aceptes – puso los brazos contra el pecho de Allan para darse espacio y alejarlo de su cuerpo – te odio, me das asco, prefiero morir que ser tuya. 
- Malas palabras Eloísa, al parecer estar con Ethan te ha convertido en una boca sucia pero eso es algo que podemos solucionar. 
- Mi seguridad no tardará en avisar a Ethan de tu presencia y lamentarás haber hecho esto. 
- ¿Y tú crees que no hay una cosa en esta vida que no pueda comprar?, mira a tu alrededor Isa – indicó la sala mientras se cruzaba de piernas relajadamente – tu seguridad se esfumó por un buen montó, las personas que se encuentran pueden desaparecer con solo chasquear los dedos. 
- No seas ridículo por favor – Isa se rió nerviosa y tratando de aligerar el ambiente pero Allan la quedó mirando fijamente con sus ojos fríos llenos de furia. 
- No me pongas a prueba – le gruñó con dientes apretados, para comprobar su punto chasqueó los dedos y como por arte de magia todo el mundo se fue retirando lentamente sin dedicarle ni una sola mirada a Isa, esta quería gritar, llorar y golpear a todos pero se mantuvo perfectamente serena – ahora mi quería Isa, vamos hablar muy seriamente, solos tú y yo.
♥♥♥♥♥
- Te dije que no quería saber nada de ti – Gruñó Ethan al teléfono, había tenido un día de mierda, esto completaba todo y lo hacía aun peor – No quiero hablar contigo. 
- Pero querido, yo que te quiero tanto y soy una excelente amiga que tengo una gran noticia que contarte – Christina habló sarcásticamente. 
- No quiero saberlo. 
- Te adelantas Ethan, estoy segura que quieres saber esto – se rió antes de continuar con su mismo sarcasmo teñido en una dulce voz – se trata de tu adorada esposita. 
- ¿Qué le hiciste? – se paró abruptamente para colocarse la chaqueta y salir a toda carrera de la oficina. 
- ¿Yo?, pero cariño, yo soy una simple mujercita indefensa ¿cómo en el mundo podría hacerle daño? – soltó una carcajada corta y luego habló fríamente – te dije que Allan me tenía amenazada, tú no quisiste hacerme caso y quitaste la seguridad, a mí nadie me humilla o desprecia y tú hiciste ambas cosas, ahora no te quejes si le ocurre algo a tu princesa, después de esto Allan prometió no volver a exigirme nada y esta fue mi mejor decisión, tu mujer y tú pueden irse al infierno.
Ethan echó a correr por la oficina mientras marcaba el número de Andrew, Isa no debía estar con Allan y si fuera el caso la seguridad tenía la estricta orden de avisarle de inmediato, cosa que no había sucedido y definitivamente rodarían algunas cabezas. En ese momento era capaz de matar a alguien si le pasaba algo a su mujer.
- ¿Quién estaba con Isa? – le gritó Ethan al teléfono cuando Andrew contesto la llamada. 
- Eric ¿Qué sucede Ethan? 
- Algo esta malditamente mal – llegó hacia su auto y se montó rápidamente – necesito contactarlo o alguna forma de saber en qué lugar esta mi mujer. 
- Okey, en eso estoy – se quedó un momento callado mientras Ethan escuchaba que tecleaba, aprovechó de conectar el teléfono al sistema de audio del vehículo – no puedo rastrear el GPS de Eric cosa que es extraña. 
- Necesito saber dónde está maldita sea – dio unos golpes furiosos al volante – necesito una dirección Andrew o mataré a alguien comenzando contigo. 
- Dame unos minutos - Ethan estaba a punto de explotar mientras se dirigía al departamento de Car para hablar cara a cara con Andrew y que le diera explicaciones de lo sucedido - ¿a cuanta distancia estás del departamento de Car? 
- Cómo sabi… No importa, olvídalo, estoy a cinco minutos. 
- Tengo la dirección, vete directamente que yo llegó antes, estoy más cerca.
- ¿Cómo lo conseguiste y dónde está? 
- Por una medida de seguridad implantada en el celular de tu esposa, está en una cafetería de Central Park, estoy de camino.
Ambos cortaron rápidamente y Ethan aceleró lo más que pudo sin que ninguna patrulla lo obligará a detenerse, en este preciso momento no era conveniente que lo detuvieran, tenía que salvar a Isa pero por sobre todo matar a Allan.

♥♥♥♥♥
- ¿Qué sucede? 
- ¿A qué te refieres Car? – Car dejó escapar un grito cuando vio a Andrew sacar una pistola y cargarla. 
- Escuché tu conversación, era Ethan vuelto loco por Isa ¿Qué le sucedió? 
- Roguemos que hasta el momento nada, pero al parecer Allan es lo que sucedió – puso la pistola tras su espalda y se dirigió hacia la salida – Cierra con llave y cualquier cosa me llamas de inmediato, te quedas con uno de los muchachos pero no abras la puerta por nada hasta que llame. 
- Oh dios mío – Car se tapó la boca por el shock al recibir la noticia. 
- Debo irme. 
- Quiero ir contigo – se detuvo en la puerta lista para salir pero al ver a Andrew regresar rápidamente retrocedió un paso. 
- No puedes – y dándole un ligero empujón la introdujo al departamento para cerrar la puerta e irse rápidamente.
Car se quedó con el corazón en la mano por la angustia, Allan era malas noticias y ahora estaba aterrada por su amiga, corrió a su habitación para llamar a Jonathan y contarle lo sucedido, luego de hablar unos pocos minutos Jonathan insistió en ir a su departamento y quedarse con ella, Car no quería que fuera por lo sucedido hace tan poco tiempo pero no se sentía segura con Allan cerca.
- Hola – Jonathan le dio un breve beso en la mejilla cuando llegó al departamento - ¿Qué has sabido de Isa? 
- Nada aun pero Ethan está con Andrew, tengo tanto miedo - sin pensarlo dos veces lo abrazo fuertemente, temía por la vida de su amiga y la de los chicos – Allan está enfermo y es capaz de todo por conseguir lo que quiere. 
- Lo sé – Jonathan la acunó contra sus brazos para darle fuerza y tranquilizarla – ahora debemos conservar la calma y esperar noticias ¿no sabes donde posiblemente pueden estar?  
- Central Park, pero Andrew no especificó en que cafetería podían estar y no quise seguir insistiendo – Car dio un cansado suspiró y reacomodó su cabello - ¡Kaitlyn! Con toda esta locura se me olvido preguntarte como estaba y con quien. 
- No te preocupes – tomó sus manos para hacer que lo mirará – está con Amelia, John y Clara. Antes de venir hacia aquí pase a verla y está en las mejores manos ¿quieres ir a verla con tus propios ojos? 
- Sí, creo que necesito verla y estar segura que está bien para conservar la calma – Car se levantó para ir a recoger su abrigo y cartera pero se paró abruptamente – Andrew dijo que me quedará aquí y no saliera. 
- Llamalo. 
- No, creo que es mejor dejarle una nota.
Garabateó rápidamente en un papel una palabras, cogió su abrigo y su cartera a junto a Jonathan se dirigió al departamento de Isa con Ethan ya que aún no sé mudaban a su casa nueva, iba por el corazón apretado de la preocupación pero un poco más tranquila al saber que Kaitlyn estaba sana y salva. 

♥♥♥♥♥
- Alejate de mí – Isa trató de arrinconarse aún más en el sillón para que Allan no la tocará. 
- Tú sabes que te gusta, no soy un estúpido Isa y aunque todos crean tu teatro de mujer asustada y perseguida yo conozco a la verdadera Eloísa Collins – recorrió el rostro de Isa con la mirada para luego plantarle un beso en la comisura de la boca – siempre te he amado pero tú me has despreciado y humillado muchas veces. 
- Nunca quise nada contigo Allan, eras mi amigo y te quería como tal - muy lentamente Isa fue estirando la mano para encontrar un objeto contundente con el cual poder golpearlo, Allan no podía ver sus movimiento por estar inclinado sobre ella – por favor detén esta locura. 
- Tú eres la culpable de todo esto y ahora no te quejes.
Allan se reclinó más contra Isa y estaba a punto de darle un beso cuando Isa encontró una figura de vidrio un poco pesada, estaba a punto de golpearlo con ella cuando repentinamente Allan levantó la mirada y muy ágilmente le quitó la figura agarrándole muy fuerte la muñeca, en un apretón que provocaría un moretón horrible. Isa no pudo evitar llorar y retorcerse bajo él para que la liberará.
- Suéltame. 
- No pediste por favor – Para demostrar su punto apretó aún más fuerte, Isa se dio cuenta de lo fácil que sería para Allan romperle la muñeca. 
- Por favor – le rodaron las lágrimas por las mejillas y cuando Allan la soltó se paró rápidamente para poner espacio entre ellos – organizaste esta estúpida reunión y aun no me dices el motivo maldito enfermo. 
- Solo quería verte amor – Allan se paró y fue a posarse a su lado mientras Isa sobaba su muñeca magullada - ¿es tan difícil de creer? 
- Tú no haces las cosas solo por qué si, aquí hay un motivo aún más grande y quiero saberlo.
Isa aguantó la respiración mientras lo vio sacar un sobre marrón y lo tiró en una mesa cercana a ella, lo cogió por instinto y lo sostuvo entre sus dedos temblorosos. 
- ¿Qué es esto? 
- Correspondencia que debería haberte llegado el día de tu boda pero aun no puedo saber quién la interceptó, es curioso como las personas piensan que pueden llegar a hacerte algún bien siendo que la realidad es completamente distinta – Allan se volvió a sentar y la miró detenidamente – vamos Bella, ábrelo. 
Lo que vio le cortó rápidamente la respiración, era Christina reclinada sobre Ethan mientras sostenía su cabeza entre sus manos y le daba un apasionado beso, cada foto era peor que la otra e Isa creía que en ese mismo instante sería capaz de morir.
- Esto no es verdad – Isa le arrojó las fotos. 
- Sigue diciéndotelo hasta que te lo creas pero eso es tan verdad como mi presencia en este lugar, Ethan no te quiere y te cambia por nuestro adorable bombón rubio cada vez que lo desea. 
- Callate 
- Sabes que el único hombre que te ha amado en el mundo he sido yo y es hora de que aceptes los hechos. 
- ¡Callate! Maldito psicópata enfermo.
Allan se paró abruptamente y agarró a Isa por el pelo para darle un fuerte jalón e inclinar su cabeza hacia él, agarró su barbilla haciendo que Isa se extendiera hasta las puntas de sus pies.
- Te odio – Isa le escupió la cara. 
- Eso lo pagaras – le dio una cachetada que le volteó la cara, Isa reprimió las lágrimas de dolor y se mantuvo impasible. 
- Anda golpeame ¿eso te da placer?, estás enfermo y me das lastima.
En ese momento se escuchó un alboroto en la entrada de la cafetería y al voltearse a mirar Isa pudo ver a Ethan, su corazón dio un vuelco y en este momento temió por su vida y la de Ethan, si ellos no estaban ¿Qué sería de Kaitlyn?, necesitaba a sus padres.

- ¡Suéltala! – Ethan corrió hacia Isa pero fue detenido por un gorila que le apuntó la cabeza con una pistola para que no se acercará más.  
- Justo al hombre que estaba esperando, el esposo perfecto, Ethan Hoffman.
- Te dije que la soltarás maldita bestia. 
- Isa querida ¿tienes algunas palabras para tu amado esposo? 
- Dejalo fuera de esto – le suplicó y Allan hizo más presión sobre su cabello. 
- Después de lo que has visto aun lo defiendes, eres más estúpida de lo que pensaba. 
- Te dije que la soltarás maldito psicópata – Ethan avanzó ciegamente hacia Isa pero el gorila apuntó en su cabeza deteniéndolo en el acto, Andrew lo adelantó y apuntó al gorila para evitar que dañara a Ethan – la policía viene en camino, estás acabado. 
- ¿Y tú crees que le temo a la policía? – Preguntó Allan sarcástico – no puedes estar más lejos de la verdad, soy uno de los hombres más poderosos del país, nadie puede detenerme de conseguir lo que quiero. 
- Te voy a matar. 
- Estás en desventaja Hoffman si no te has dado cuenta, si quiero puedo matarte y culpar a tu guarda espaldas de ello – soltó una carcajada para luego liberar a Isa pero tomarla inmediatamente del brazo – deberías temerme. 
- Por favor Allan, no hagas esto. 
- Me encanta cuando me rogás amor – acercó a Isa contra su cuerpo y le susurró al oído – me excita demasiado, quiero verte rogando que te folle bien duro. 
- ¡Te voy a matar! – la ira cegó a Ethan y avanzó hacia donde estaba Allan con Isa – quita tus malditas garras de mi mujer o te juro que aquí y ahora te mataré.
Se produjo un forcejeo que alteró completamente a Isa, Ethan arremetió contra el gorila y apareció otro guarda espaldas que contuvo a Andrew rápidamente. Ethan avanzó y comenzó a forcejear con el gorila mientras Isa le pedía a gritos que dejará de luchar, temía tanto por su vida que no le importara hacer todo lo que Allan le pidiera.
- Para esto, por favor – le suplicó Isa totalmente angustiada – haré lo que quieras, por favor detén esto. 
- Quiero solamente lo que siempre me has negado. 
- ¿Qué es? 
- Un beso. 
- ¡Isa no lo hagas! – le gritó Ethan tratando de zafarse del agarré del gorila. 
- Ethan basta – se concentró en mirar atentamente a Allan – si te doy este beso me dejaras tranquila y marcharme en paz. 
- Lo juro – levantó la mano y luego le sonrió a Isa – por ahora.  
- Isa no le des eso ¿acaso no te das cuenta lo que quiere conseguir? 
- Ethan basta.
Isa tragó duro para luego acercarse lentamente a Allan y unir sus bocas, trató de alejar su mente de ese momento y lugar, solo eran unos labios, no pertenecían al hombre que más odiaba en la tierra, quizás estaba cometiendo un error pero tenía salvar a Ethan. Kaitlyn necesitaba unos padres y si no hacia lo que Allan quería, no saldrían vivos del lugar. 

Pudo sentir el inicio de arcadas pero trato de reprimirlas, aunque tratara de imaginarse que ese no era Allan, era casi imposible hacerlo, lo odiaba tanto y ahora se odiaba por acceder hacer esto pero lo iba a acabar, de cualquier forma le daría un beso que lo dejará satisfecho. Allan estaba completamente entregado y cuando se separó de Isa, está pudo volver a respirar nuevamente, quería correr al baño más cercano y lavarse la boca con urgencia, se sentía denigrada, sucia, humillada y lo peor de todo es que Ethan había presenciado el hecho.


La miraba con tristeza en sus ojos casi derrumba completamente a Isa, aunque necesitaba explicaciones de parte de Ethan, toda esta locura estaba destruyendo un poco su matrimonio.
- Has cumplido con tu parte bella, creo que tendré que cumplir con la mía – Allan se levantó lentamente para luego inclinarse hacia Isa – tu sabor es más exquisito de lo que alguna vez imagine. 
Le dio un beso en la mejilla y comenzó a caminar hacia la salida, Ethan estaba en completo silencio, muy pálido y con los ojos inyectados de sangre, respiraba agitadamente mientras el gorila seguía sujetándolo de atrás. Allan se acercó hacia él e Isa contuvo la respiración completamente.
- Tienes mucha suerte Hoffman, pero sabes lo mejor, no está destinado a durar – lo paso de largo pero repentinamente se detuvo – una cosa más.
Se volvió a poner frente a Ethan y le dio un fuerte golpe en el estómago y otro en la mejilla que se hincho inmediatamente, isa le gritó que no le hiciera daño pero luego de darle esos dos golpes Allan se fue tan campante como siempre seguido por sus gorilas.

Isa se acercó a Ethan y lo ayudó a pararse para ver los daños, estaba un poco magullado pero bien, cuando intentó tocarlo él se apartó rápidamente haciendo que saltarán nuevas lágrimas en las mejillas de Isa, suspiró pesadamente y trató de serenarse, Andrew que hasta el momento estaba en completo silencio se acercó a ellos y se dirigió inmediatamente a Isa.
- ¿Cómo estás? 
- Bien – Isa le dedicó una mirada a Ethan y luego volvió a mirar a Andrew – o eso creo ¿Qué sucede con la policía?  
- No dimos aviso, temíamos lo que podía provocar en Allan el ver policías en la zona, Ethan lo dijo para desalentarlo pero al parecer a ese maldito nada lo desalienta. 
- Necesito ver a Kaitlyn.
Sin dirigirse palabra, Ethan e Isa se montaron en el auto seguidos por Andrew quien tenía que investigar lo sucedido con Eric que estaba desaparecido, pero Isa lo sabía perfectamente, Eric había sido comprado y por un alto montó como había dicho Allan.

Isa llegó a su hogar y luego de tranquilizar a todos brevemente y decir que se encontraba bien tomó a Kaitlyn entre sus brazos y se dirigió con ella hacia la habitación de la bebé, la alimentó y la acurrucó en sus brazos hasta que Kaitlyn se quedó dormida chupándose el dedo pulgar, Isa dejó caer una lágrima y las demás le siguieron silenciosamente, acunó a su hija contra sus brazos y aunque la muñeca le dolía demasiado no quería soltarla nunca. 

♥♥♥♥♥
- ¿Qué haces aquí? – le gruñó Andrew a Car entre dientes – te dije bien claro que te quedarás en tu departamento. 
- No podía, estaba muy preocupada, además vine con Jonathan. 
- Me di cuenta. 
- ¿Qué quieres decir? 
- Lo vi saliendo de tu departamento al otro día de la boda de Isa – Car lo miró impactada al escuchar sus palabras y trago duro. 
- No te debo explicaciones. 
- Eso está claro. 
- Andrew necesitamos hablar – Ethan los interrumpió indicando bruscamente a Andrew que lo siguiera.
Car se quedó impotente viendo cómo se iban, maldito Andrew por decirle eso, se suponía que nadie nunca sabría de lo sucedido con Jonathan y aunque Andrew creía algo completamente diferente a lo que realmente había sucedido Car no lo iba a sacar de su ignorancia, si él quería creer que se había acostado con Jonathan era su problema, no el de ella. 

♥♥♥♥♥

Luego de hablar con Andrew por algunas horas y corroborar información con más guardias de la empresa llegaron a la conclusión que Allan le había pagado a Eric para llevar a Isa a ese lugar y no dar aviso de lo ocurrido, Ethan casi se vuelve loco de la ira y es que aun podía verlos besándose, sus bocas unidas, sus cuerpos juntos estaba carcomiendo la mente de Ethan, llevándolo a la locura e ira irracional, quería matar a alguien… no, quería matar a Allan.

No quería hablar con Isa por qué no quería discutir con ella, lo que pasó fue una experiencia traumática pero Ethan debía serenarse primero para hablar con ella, aun no era momento. Luego de despedir a su madre, padre, Caroline, Jonathan y Andrew, Ethan se quedó bebiendo Whisky en la sala, con la luz apagada y alimentando a sus demonios para acabar con Allan y muy pronto.

♥♥♥♥♥
- ¿Vas de viaje querida?
Christina se paró abruptamente con su pesada maleta en sus manos la dejó caer contra el suelo para mirar llena de terror a Allan, que estaba a unos pocos metros de ella. 
- Me siento herido – avanzó a paso lento y relajado – tanto tiempo siendo amigos y te marchas sin decirme nada, eso no se hace mi querida rubia. 
- ¿Qué haces aquí? 
- Cobrarte deudas pendientes. 
- Dijiste que me dejarías en paz – susurró con voz temblorosa y retrocedió hacia la pared – dijiste que te debía llevar a Isa y tú me dejarías tranquila para siempre. 
- No me conviene tener cabos sueltos y tú eres uno de ellos. 
- No sabrás nada más de mí, te lo juro. 
- Estás en lo correcto, nadie nunca más sabrá de ti, eso puedes apostarlo.
_________________ ♥♥♥♥♥ ________________

Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº35

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Sabados.

  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:

2 comentarios:

  1. No no y no isa cometio un error al besar a allan con lo retorcido q es ahora a querer mas.Gran capitulo..me encanta como como escriben las felicito

    ResponderEliminar
  2. DIOSSSSS QUE MALO ES ALLAN. pobre ETHAN, mi pareja favorita de nuevo en la tormenta, cada ves que suben un nuevo capitulo, es la gloria para nosotras sus lectores, escriben como DIOSAS, tienen un talento inigualable, ansió leer algún libro publicado por ustedes, BESOS MIS CHILENITAS ESCRITORAS

    ResponderEliminar