domingo, 5 de octubre de 2014

Fic: Quédate Conmigo (No Me Dejes Ir #2): Capítulo 33


Capítulo N°33: Reunión sorpresa

Car despertó con el peor de todos los dolores de cabeza, abrió los ojos y miró a su alrededor, cuando reconoció que en el lugar en donde estaba era su habitación se relajó y volvió a cerrar los ojos, se comenzando a relajar nuevamente cuando sintió un ruido en la cocina, abrió los ojos instantáneamente y luego se levantó silenciosamente, buscó una bata para cubrirse y luego salió de su habitación. Cuando entró a la cocina se sorprendió al ver a Jonathan hurgando en su refrigerador. Car lo quedó mirando y luego se aclaró la garganta para poder hablar ya que la tenía totalmente seca. 
- Jonathan… ¿Qué haces acá? 
Jonathan levantó la cabeza y la miró con cautela, Car frunció el ceño y luego levantó una ceja como signo de interrogación, Jonathan se paró derecho y cerró el refrigerador. 
- Estoy preparando el desayuno, ¿Cómo te sientes?  
- Eeeh, ¿confundida? Y me duele la cabeza ¿Qué haces acá Jonathan?, me refiero a mi departamento, no a mi cocina.  
- Yo… dormí aquí, ayer… ¿no recuerdas nada? 
- ¿Qué debería recordar? – Preguntó Car asustada mientras se ajustaba la bata para cubrirse aun más.  
- Creo que debemos hablar, pero primero deberíamos comer algo, preparé café. 

Jonathan le dio a Car una mirada extraña mientras ella se acercaba y tomaba la cafetera, sacó dos tazas y sirvió café, le entregó una taza a Jonathan y luego se fue a la sala donde se sentó, si estaba un segundo más parada la cabeza le iba a explotar. Jonathan se sentó a su lado y luego la miró. 
- ¿Qué es lo último que recuerdas Car?  
- Que estaba en la fiesta de la boda, tu y yo bailando, yo bebiendo mucho, no lo sé ¿Qué se supone que debería recordar?  
- Ok… Dios harías esto mucho más fácil si recordaras algo – Jonathan vio la mirada de terror que tenía Car en el rostro y negó con la cabeza – No pasó nada Car, tranquila.  
- No tiene por qué haber pasado algo.  
- Lo sé – Jonathan miró a Car y luego resopló – Es mejor así, si no recuerdas, de todas formas no hay nada que recordar, me quedé para comprobar que estarías bien pero creo que es hora de irme, es tardísimo.  
- No espera, ¿Qué se supone que debería recordar?... ¿pasó algo entre tú y yo? Dios ¿nos acostamos?  
- ¡NO! No pasó nada, ¿ok?, no alcanzó a pasar nada, tu… 
- ¿Qué? ¿Qué no alcanzó a pasar nada?  
- Car, no besamos ¿ok?, solo pasó eso, pudo haber sido peor, pero… - Jonathan se quedó en silencio sin saber cómo explicar lo que había sucedido.  
- ¿Pero qué?  
- Te dormiste, entre nosotros no pasó nada porque te dormiste, Car no quiero que pienses erróneamente, estábamos borrachos y nunca debimos siquiera besarnos, y no sé qué fue lo que nos pasó, solo sé que si no te hubiera dormido de un segundo a otro, nosotros… nosotros hubiéramos cometido un gran error. 

Car estaba completamente en silencio mientras asimilaba todo lo que Jonathan le acaba de decir. No podía creer que haya sido capaz de besar a Jonathan, o peor aun haber sido capaz de tener sexo con él, aunque no lo hayan tenido, Car se sentía como si hubiera pasado y no sabía que lidiar con eso. 
- Creo… creo que te deberías ir – Car miró a Jonathan pero desvió la mirada inmediatamente – No puedo hablar ahora. 
Jonathan miró a Car mientras ésta caminaba directo hacia su habitación y cerraba la puerta dejándolo solo en la sala. Jonathan no sabía si era correcto dejar las cosas así o si debían hablar sobre lo que había pasado, pero entendía a Car y por lo mismo tomó su chaqueta y se marchó. Cuando cerró la puerta, Andrew venía saliendo de ascensor, se quedaron mirando mutuamente y luego Jonathan se acercó a él. 
- Car no se encuentra bien, acaba de despertar.  
- Andrew miró su reloj y luego miró a Jonathan – ¿Recién ahora despertó? Son más de las seis de la tarde. 
- Si, y tiene dolor de cabeza, me quedé hasta que se despertó pero ya es hora de irme, estaba preocupado de que no estuvieras, no quería dejarla sola. 
- Yo me encargo. 

Andrew caminó hasta la puerta del departamento de Car y luego volvió a mirar a Jonathan mientras este se subía al ascensor. Andrew se quedó sin entender nada, pero una parte de él prefería no hacerlo, después de todo tampoco le tendría que importar.

♥♥♥♥♥
- Hola princesita. 
Ethan tomó a Kaitlyn en sus brazos y luego la comenzó a pasear por toda la habitación, eran más de cuatro de la madrugada cuando Kaitlyn despertó y comenzó a llorar, Ethan se levantó antes de que Isa se despertara y corrió a tomar a la bebé, quería que Isa descansara. 
- Mami está durmiendo, así que esta noche tendremos un momento de papá e hija – Kaitlyn miró a Ethan y luego hizo un puchero – No, no, no llores, por favor no llores. 
Ethan abrió la nevera y sacó el biberón de Kaitlyn, lo puso a calentar y luego se sentó con ella para dárselo. Isa se había enseñado todo lo que no sabía sobre el cuidado de Kaitlyn, y por lo mismo ahora sabía cuál era la temperatura exacta para darle el biberón sin que la bebé se quemara y como hacerla dormir. 
Mientras que Ethan le daba el biberón a su hija, esta lo miraba sin despegar un ojo de él, Ethan sonrió y la acomodó en sus brazos.


- Solo te permitiré estar despierta a estas horas de la madrugada ahora que eres una bebé porque cuando crezcan te meterás a la cama a penas se esconda el sol ¿ok?, y nada de fiestas, ni de inventarte escusas que papá lo sabrá todo – Ethan sonrió al notar lo ridículo que se veía regañando a Kaitlyn cuando ella solo lo miraba mientras se bebía su biberón sin parar y sin entender nada de lo que él hablaba, Ethan se inclinó y besó su cabecita – Papá te ama princesita, mucho. 
Una vez que Kaitlyn se bebió su biberón hasta el final, Ethan le cambió el pañal y luego la comenzó a hacer dormir sin tener éxito alguno, Kaitlyn se negaba rotundamente a dormir, pero aun así Ethan se negaba a despertar a Isa. Se haría cargo de Kaitlyn y así al otro día podría alardear sobre lo genial que era haciendo dormir a su hija, solo que hasta el momento Kaitlyn no tenía planes de dormir, e Ethan a su pesar el sueño ya lo estaba alcanzando. Se sentó en el sofá y comenzó a susurrarle canciones de cuna a Kaitlyn mientras el poco a poco iba cerrando los ojos. 

Cuando Isa despertó no encontró a Ethan a su lado, se levantó para ver a la bebé pero se sorprendió cuando tampoco estaba en su cuna, salió de la habitación y sonrió vio a Ethan dormido junto a Kaitlyn en el sofá de la habitación del hotel. Se acercó silenciosamente y luego se acomodó con cuidado junto a él para no despertar a Kaitlyn. Mientras veía a su esposo e hija dormir, Isa sonrió, no pensó que sería capaz de enamorarse más de Ethan, pero verlo ahí tan relajado y pacifico mientras sostenía en su brazos a la bebé protectoramente, la hizo enamorarse un poquito más de él. Con cuidado lo besó en la mejilla mientras lo despertaba. Ethan se removió e Isa miró a Kaitlyn, sonrió cuando la vio con sus ojitos abiertos mirándola. Isa la tomó en sus brazos y luego volvió a tratar de despertar a Ethan, cuando este abrió los ojos miró a su alrededor desorientado y luego fijó sus ojos en Isa. 
- Buenas días Sra. Hoffman. 
- Buenos días Sr. Hoffman, ¿se puede saber que hace durmiendo aquí y con mi hija secuestrada? – Ethan miró a Kaitlyn y sonrió. 
- Ella y yo ya somos amigos, me hice cargo de ella, le di su biberón, cambié su pañal y la hice dormir – dijo poniendo cara de triunfo.  
- Te pondría un siete amor, pero la hiciste dormir en un sofá y sin siquiera cubrirla del frio. 
- Detalles.  
- Al menos ya eres capaz de hacerla dormir, estás aprendiendo papá – Isa se inclinó y lo besó – Tenemos que levantarnos, Clara estará esperándonos en el loby dentro de media hora.  
- ¿Qué hora es?  
- Tarde.
Isa volvió a besar a su esposo y luego se llevó a Kaitlyn a la habitación para darle de comer y luego vestirla. Una vez que estaban todos listo, se fueron a desayunar y a recorrer la cuidad. Isa estaba encantada con todo, la ciudad era hermosa y las playas eran totalmente hermosas, Isa estaba casi alucinando. 

Más tarde Isa estaba junto a Kaitlyn en la orilla de la playa, en una de las tiendas compró un traje de baño para bebé y se fue junto con Clara a pasar la tarde a la playa mientras que Ethan trabajaba en su computador. Keitlyn se veía realmente adorable en su diminuto traje de baño, y se veía totalmente feliz mientras daba pataditas y sonreía cuando Isa la acercaba al agua. Clara estaba en el séptimo cielo sumergida en el agua mientras Isa disfrutaba de su bebé. 
- Perdón, ¿nos conocemos de alguna parte?– Isa miró a Ethan mientras sonría, ya lo estaba comenzando a extrañar. 
- No lo sé – Dijo siguiéndole el juego – Pero estaría encantada de comenzar a conocerte.  
- Woow, eso sería genial, pero tendremos que darnos prisa porque nos puede encontrar mi esposa y déjame decirte que es una loca maniática enferma por los celos.
Isa soltó una carcajada y lo golpeó en el hombro con una mano, luego le entregó a Kaitlyn, pero en momento en que Ethan la sostuvo fuera del agua, la bebé comenzó a llorar. 
- Ponla en el agua, lo estaba disfrutando.  
- De ninguna manera, se puede ahogar o pescar un resfriado – Dijo Ethan mientras fruncía el ceño y le lanzaba gotitas de agua a Kaitlyn en la cara.  
- A no ser que la sueltes, no se va a ahogar, y deja de salpicarle agua, le puede entrar en los ojos. 
Ethan e Isa estaba a punto de comenzar una discusión cuando Clara se hizo cargo de la bebé.
- Tranquilos, yo me hago cargo, deberían aprovechar que hace un calor de los demonios y meterse al agua, deben disfrutar de su luna de miel chicos y no ponerse a discutir.
Clara les dio a ambos una mirada de reproche y luego se llevó a Kaitlyn con ella. Ethan e Isa se miraron mutuamente y luego Isa sonrió maliciosamente y se adentró en el agua. Estuvieron jugueteando y coqueteando en el agua hasta que la piel de sus dedos se estaba comenzando a arrugar. Ethan estaba completamente feliz mientras veía a Isa siendo feliz, sabía que solo era el comienzo, que más adelante las cosas se podrían poner difíciles, después de todo ningún matrimonio era perfecto, pero hasta el momento lo era, y sabía que aunque no siempre fuera perfecto, al menos se amaban el uno a otro y eso era lo que realmente importaba.

♥♥♥♥♥
- Caroline, ha pasado una semana, una, ¿no crees que ya era de que hablemos?, digo, somos amigos ¿o no?, no te puedes pasar la vida completa evitándome, y mucho menos ahora que los chicos llegaran de su luna de miel, se darán cuenta de que algo pasa y si no quieres que sepan lo que pasó entonces creo que deberíamos hablarlo antes. 
Car puso mala cara cuando escuchó el último mensaje de voz que Jonathan le había dejado en su teléfono, llevaba días tratando de hablar con ella, pero Car se había mantenido alejada, hasta ahora. Suspiró y marcó el teléfono de Jonathan, le gustara a o no, Jonathan tenía razón, tenían que hablar. 
- ¿Car?  
- Hola Jonathan, ¿estás ocupado?  
- Eeeh, no, estoy haciendo unas compras, pero ya estoy terminando.  
- Ok… mira tienes razón, debemos hablar, ¿nos podemos juntar y hablar?  
- Claro ¿Dónde?  
- En el Stumptown, en treinta minutos.  
- Ok. 
Car se vistió con lo primero que encontró y luego de pensarlo por unos segundos decidió avisar a Andrew que saldría pero lo haría sola, Andrew la miró extrañado pero no dijo nada.
- ¿Qué? ¿No te negaras? – Preguntó Car levantando una ceja desafiante.  
- Sabes que no puedo dejarte ir sola.  
- Ethan no está aquí y yo no le diré que me dejaste salir sola, además no pasará nada, Allan no está interesado en hacerme daño, ya hubiera intentado hacer algo y no ha hecho nada ¿o sí?  
- No puedo dejarte ir sola.  
- Necesito privacidad.  
- La tienes, yo no le diré a nadie a dónde o con quien sales.  
- No es lo mismo, necesito hacer esto sola ¿ok?  
- Ok, hagamos una cosa, no te seguiré, pero tienes que decirme dónde vas y tienes que estar de vuelta a una cierta hora, si no llegas a esa hora, te iré a buscar.  
- ¿Quién soy? ¿la cenicienta?  
- Si lo quieres ver de esa forma – Andrew se encogió de hombro y luego sonrió - ¿Cuánto tardaras?  
- Lo menos posible, estaré de vuelta en una hora, quizás antes y estaré en el Stumptown.  
- Ok. 
Car salió del departamento indignada, no podía creer que Andrew le hubiese puesto una hora de llegada. Tomó un taxi y luego se fue al café, cuando llegó Jonathan ya estaba ahí, cuando la vio sonrió, Car se sentó frente a él y lo miró.
- Seré rápida, tengo hora de llagada así que no me puedo quedar y charlar.  
- ¿Hora de llegada?  
- Si, le pedí a Andrew que me dejara venir sola.  
- Oh, eso lo explica todo – Jonathan sonrió discretamente y luego miró a Car - ¿Estás bien? 
- Mejor que nunca… Jonathan, yo no siento nada por ti.  
- Wow, eso sí que fue directo – Dijo sorprendido – De cualquier forma me alegro que así sea Car, yo tampoco siento nada por ti, tu eres una amiga y eso lo respeto.  
- Genial – Car esbozó una sonrisa y luego suspiró – entonces está todo arreglado, aquí no ha pasado nada, y obviamente Ethan o Isa no deben porque saber nada, NADIE, debe saber lo que pasó.  
- Nadie lo sabrá ¿crees que voy a ir por la vida contándole a todo el mundo que nosotros nos besamos?  
- No, eso solo… solo no quiero que piensen algo… yo amo a Nick, no quiero que crean lo contrario. 

Jonathan se quedó mirando a Car sorprendido, no sabía que decir a eso, pero tampoco se podía quedar callado, no sería bueno. 
- Sé que lo amas Car, todos lo sabemos, y estoy seguro que siempre lo vas a amar, pero tienes que saber que si en algún momento te vuelves a enamorar, va a estar bien, nadie te juzgará, tienes derecho a hacerlo. 
- No puedo ¿ok?, para mí nunca se va a sentir bien, haberte besado me hace sentir como si lo hubiera engañado, no quiero volver a sentirme así.  
- Lo entiendo, pero ya sabes Car, nadie te juzgará, incluso Nick lo entendería – Jonathan dejó un billete sobre la mesa y luego se levantó – Puedo estar tranquila Car, nadie sabrá sobre lo que pasó entre nosotros, será nuestro secreto. 
♥♥♥♥♥

Isa estaba triste de volver, había pasado una luna de miel de ensueños, en una cuidad hermosa, con playas hermosas y la compañía perfecta, pero no duraría para siempre y ya había llegado a su fin, estaba triste por dejar la cuidad pero a la vez emocionada por comenzar a decorar su casa nueva. 
- ¿Estás feliz de volver?  
- No, quiero quedarme aquí por el resto de mi vida. 
- ¿Entonces por qué sonríes? – Preguntó Ethan entretenido.  
- Estaba pensando en cómo iba a decorar nuestra casa, en cuanto lleguemos comenzaré a decorarla, así nos podremos cambiar más rápido. 
- Tranquila amor, nuestro hogar estará listo pronto, y puedes hacer lo que quieras con él, decorarla de la forma que desees, sé que tienes buen gusto. 
- ¿Cómo estás tan seguro de eso? – Preguntó Isa sonriendo.  
- Porque te casaste conmigo, que mejor prueba de que tienes un excelente gusto.  
- Eres un engreído, bájate de la nube amor, solo me casé contigo por tu dinero. 
- Mmm, al menos tengo dinero suficiente para mantenerte a mi lado por mucho tiempo. 
- Eres un loco – Isa se acercó a él y luego lo beso – Te amo, y no me importa tu dinero ¿lo sabes cierto?  
- Lo sé, pero ahora me tengo que ir, llegaré tarde al trabajo.  
- Ethan llegamos hace menos de dos horas de nuestra luna de miel, tomate el día libre y descansa.  
- Lo haría, pero tengo una reunión que no puedo cancelar, prometo volver en cuanto la termine.  
- Ok, llama antes termines ¿ok?, iré de compras con Kaitlyn ya que Clara tiene el día libre.  
- Ok, te vas con seguridad, y nada de discutir, me voy te amo. 
Isa e Ethan se juntaron para almorzar horas más tarde, Isa se había entretenido prácticamente toda la mañana comprando cosas para su nueva casa. Estaban sentados disfrutando de su almuerzo cuando fueron interrumpidos por una de las personas que menos deseaban ver, Christina. 
- ¿Qué haces tú acá? – Preguntó Isa apenas la vio.  
- Ethan, necesitamos hablar.  
- No hay nada que tú tengas que hablar con mi marido.  
- Isa… - Ethan tomó la mano de Isa para tranquilizarla y luego miró a Christina – Tu y yo no tenemos nada que hablar Christina, y mucho menos ahora, no… 
- Es Allan.
En el momento en que Christina mencionó a Allan, Ethan se quedó en silencio e Isa la miró con cara de no creer ni una sola palabra.
- Hice algo malo, sé que te enojarás pero no sabía qué hacer.  
- ¿De qué hablas?  
- Hice una alianza con Allan, tenía miedo y si no aceptaba trabajar con él, él me iba a lastimar por lo mismo comencé citarme con él…  
- Si te metiste con él no es asunto nuestro Christina.  
- Lo es – Respondió Christina mirando a Isa con mala cara – Lo es porque si me relacioné con él fue porque tu mamita comenzó todo, así que es tan asunto tuyo como mío.  
- ¿De qué hablas? – Preguntó Isa sorprendida de que hubiese mencionado a su mamá. 
- Rebeca y John tienen planes, los quieren a ustedes dos separados, y ahí es donde yo entraba, se suponía que tenía que decirte Ethan, por eso fue que te vi la noche de tu despedida de soltero, cuando nos besamos, hasta esa noche todo iba bien, pero luego tu quitaste mi protección y quedé sola, ahora Allan me está forzando a hacer cosas que no quiero, y si no lo hago tengo miedo de que me pueda pasar algo, estoy aterrada Ethan.  
Ethan se quedó mirando a Christina sorprendido, no podría creer que se hubiese relacionado con Allan para separarlo de Isa, pero lo que menos podía creer era que acaba de lanzar mierda que Isa no debería saber sobre ellos, rogó internamente porque Isa no hubiese escuchado o lo hubiera pasado por alto, pero en el momento en que la miró y vio la decepción en sus ojos, supo que había escuchado claramente todo. 


Isa lo fulminó con la mirada y luego se levantó de su silla, miró a Christina y luego se acercó a ella.
- Isa ¿Qué ha… 
- Tú y yo tenemos muchos que hablar, no hemos terminado – Dijo Isa a Christina mientras esta sonreía.
Isa volvió a mirar a Ethan y luego tomó el coche se Kaitlyn, no se quedaría un segundo más ahí y mucho menos quería a su hija cerca de Christina. Salió lo más rápido que pudo del restaurant y comenzó a hacer parar un taxi. Ethan maldijo y sin decir ni una palabra a Christina se levantó y salió tras Isa. Estaba en grandes problemas y todo gracias a Christina.
- Ethan por favor…  
- No, tú te callas, ¿estás contenta? Esto era lo que querías ¿cierto?, bueno Christina aquí lo tienes, no me importa lo que pase contigo, ¿ok?, tu sola te metiste en problemas, ahora sale por ti misma, tengo una familia por la cual preocuparme y nada más importa así que ahora déjame en paz de una puta vez. 

Christina se quedó completamente sorprendida y avergonzada por las palabras de Ethan, estaba todo el mundo dentro del restaurant mirándola, se secó una lágrima y luego salió, Ethan se iba a arrepentir de lo que le había hecho, de eso estaba segura. 

♥♥♥♥♥
- Amor por favor no hagas esto, hablemos, por favor.  
- No quiero hablar ahora Ethan, déjame en paz.  
- No, no haré hasta que hablemos, estás teniendo una idea equivocada de lo que pasó y no quiero que la tengas, quiero que sepas la verdad. 
- ¿Ahora quieres eso?, porque estoy bastante segura que antes de hoy no querías que supiera “la verdad” – Isa hizo señas de comillas con sus manos.  
- No quería que te preocuparas o enojaras por algo sin importancia.  
- No, lo que no querías era que cancelara la boda. 
- ¿Lo habrías hecho? – Ethan miró incrédulo a Isa mientras esta le devolvía la mirada de la misma forma. 
- ¿Qué crees tú? 
- Isa, amor yo no te engañé, lo juro, yo te amo, quería contarte, el mismo día que pasó, pero finalmente con Jonathan quedamos en que no importaba, fue un beso sin sentimientos, tu sabes que no siento nada por ella ¿verdad?  
- No lo sé, pusiste seguridad para ella y no me contaste, te hice elegir Ethan, ella o yo y me escogiste a mi pero aun así pasaste por sobre mi y pusiste a alguien para protegerla, ¿Cómo mierda quieres que me sienta con eso?  
- ¿Y que querías?, si Allan le hubiera hecho algo ¿hubieses podido estar tranquila sabiendo que pudimos haberla ayudado?  
- ¿Qué quieres decir?, si Allan le hace algo ahora ¿me debo sentir culpable?, bueno lo siento pero no, no me importaría, ella no es nada mío, la detesto y lo sabes, pero aun así vas y haces lo que sea por ayudarla, aun si eso implica pasar por sobre mí.  
- Isa por favor, no se trata de eso. 
- ¿A no? Bueno no se nota, esta vez te sobrepasaste Ethan, ah y por si las dudas, puedes ir a poner seguridad para tu amiguita de nuevo, me da igual, ahora puedes hacer lo que quieras. 

Isa le lanzó una mirada asesina y luego se fue a la habitación de Kaitlyn, la cerró con pestillo y se quedó sorprendida y la agradecida a la vez de que Ethan no la hubiera seguido. 

Días después de lo que había pasado, Isa seguía sin hablarle a Ethan, lo evitaba a toda costa y hacia todo lo posible para no tener que estar cerca de él, lo extrañaba como nunca pero no podía dejar de lado la rabia que sentía contra él, ella sabía que él la amaba pero no podía lidiar con la idea que Ethan aun quisiera proteger a Christina, simplemente lo no lo soportaba, sabía que tenía que hacer algo ya que de lo contrario se iba a pasar la vida enojada con Ethan, pero después de pensarlo mucho y de haber robado el celular de Ethan, consiguió el teléfono de Christina y la llamó. 
Cuando Isa llegó al café, Christina ya estaba ahí esperándola, sonrió con la vio pero Isa solo de limitó a fulminarla, la odiaba y ni la más angelical sonrisa iba a hacer que dejara de hacerlo. 
- Créeme Isa, esperaba ansiosa este día.  
- ¿Por qué tan ansiosa? ¿tienes planeado tu discurso de mentiras preparado hace mucho tiempo? 
- No querida, ninguna mentira… pero te tengo una sorpresa, un regalo de boda, ya que no te lo he dado.  
- Puedes quedártelo, no quiero tus regalos.  
- Bella, bella, es de muy mala educación rechazar los regalos de otras personas, solo lo dejaré pasar por que no sabía que la sorpresa era yo. 
Isa se quedó de piedra cuando vio a Allan parado atrás de ella, lo miró aterrorizada y luego volvió a mirar Christina, se le llenaron de lágrimas los ojos cuando vio a Christina sonriéndole a Allan, Christina era peor que cualquier cosa y lo demostró dejando que Allan se le acercara. 

_________________ ♥♥♥♥♥ ________________
Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº34

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Sabados.

  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:




4 comentarios:

  1. Ya extrañaba el nuevo capítulo.
    Odio a Christina con todo mi ser tiene que arruinarlo todo!!! Ahora me asusta lo que pueda llegar a hacer Allan con ella.
    Por otro lado, sigo sosteniendo que Andrew podría ayudar a Car a superar aunque sea un poco el dolor que ella siente pero todo a su tiempo...
    Con nervios por el próximo capítulo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Y asi quieren q las perdone.... No no no son mas malas q el chupacabras (si no sabes q es busquelo en google)

    las quiero chicas pero sigo enojada -_-

    ResponderEliminar
  3. hermoso capitulo, de vuelta las malvadas al ataque, no se cansan de ser odiosas jejejejeje, me encanta su trabajo niñas, como siempre superan las expectativas de sus lectoras son unas GENIAS besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, te invito a participar de esta iniciativa de Secret Santa para bloggers latinoamericanos! http://abbiescloud.blogspot.com/2014/10/summer-secret-santa-bases-y-formulario.html
    Saludos!

    ResponderEliminar