viernes, 8 de agosto de 2014

Fic: Quédate Conmigo (No Me Dejes Ir #2): Capítulo 27


Capítulo N°27: Una vuelta inesperada


Car miró a Andrew y luego de unos cuantos segundos frunció el ceño, se limpió las lagrimas de los ojos y se alejó de él. 
- No necesito tu ayuda, Ethan te paga por mantenerme a salvo de Allan, limítate a hacer solo eso ¿ok? 
- Ethan no me paga solo para mantenerte a salvo de Allan, Ethan me paga para mantenerte a salvo de cualquier persona, incluyéndote a ti misma, y como ya vemos en este momento eres tu mayor amenaza.  
- ¿Y? – Ella se encogió de hombros y luego lo miró llena de irritación – No soy una niña de diez años a la que tengan que andar controlando y cuidando. 
- Entonces deja de compórtate como una, estás siendo irresponsable y egoísta ¿Cómo no vez que todas las personas que te rodean te aman? ¿Qué crees que pasaría con tu familia si te mueres?, tu amiga, Isa, ella viene todos los días a verte, deja a su bebé al cuidado de otras personas para poder venir a pasar un rato contigo y tu no haces más que echarla y despreciarla ¿Por qué? porque ella tiene a su novio con vida y tu no, bueno te aviso que no es culpa de Isa y tampoco de tu culpa, la culpa no es de nadie simplemente pasó y ya, tienes que entender eso y pensar un poco más en la gente que te quiere, te pasas la vida encerrada en esta habitación y ni siquiera te has parado a pensar en ti misma, ¿Enserio quieres acabar con tu vida?, bueno pues te digo que es la mayor estupidez que vería hacer a una persona, no tienes idea de cuantas personas han soñado con tener la vida que tú tienes, hay mujeres que han acabado con sus vida por no tener ni la mitad de lo que tú tienes, pero eres tan malditamente egoísta que no lo vez, no vez nada de lo que tienes. 

Car lo quedó mirado boquiabierta, nunca nadie le había hablado así y mucho menos nadie le había gritado tantas palabras, lo miró impactada y cuando Andrew le devolvió la mirada Car tuvo que mirar hacia otro lado avergonzada. 
- No era necesario que me gritaras.  
- Lo siento – estaba un poco arrepentido de haberle hablado de esa forma a Car. 
- Yo no soy egoísta, no me conoces y no puedes hablar como si lo hicieras, he pasado mi vida completa viendo por el bien del resto y muchas veces me lo han pagado de la peor forma, puede que ahora no quiera saber nada del resto pero no soy egoísta.  
- Ok, lo siento, es verdad no te conozco, pero mírate – Dijo señalando las manos de Car – No hagas esto contigo, no te dañes más de los que ya estás. 
- Es fácil hablar desde afuera, es fácil hablar cuando no estás viviendo lo que yo he estado viviendo. 
- Andrew miró a Car por varios segundos luego apartó la mirada – No estoy hablando desde afuera, lo viví y sé exactamente lo que se siente. 
- ¿A qué te refieres? 
- A que conozco en dolor que estás sintiendo, perdí a mi esposa Car, se mató cuando solo llevábamos dos años de casados, me dejó a mí y nuestro bebé. 
Car se quedó mirando a Andrew, totalmente impresionada, no podía creer lo que acaba de escuchar. Andrew era viudo y tenía un hijo. 

♥♥♥♥♥

Luego de la cirugía Amelia no hallaba la hora de que le dieran el alta, los días pasaron como si fueran meses pero y cuando al fin pudo irse a casa John estuvo a primera hora en la clínica, se fueron a tomar desayuno y luego la llevó al departamento para que pudiera descansar. Una vez que llegaron Amelia se fue directo a su dormitorio y se dio una ducha, se puso ropa cómoda y luego volvió a la sala, donde estaba John esperándola, Amelia lo miró en silencio unos segundos y luego se acercó y se sentó junto a él. 
- John, creo que debemos hablar.  
- Está bien – le dedicó una tierna sonrisa - ¿sobre qué deseas hablar? 
- Sobre esto – Amelia hizo un gesto apuntándolos a ambos – En la clínica estuve pensando y creo que ya es hora de que vuelvas a tu casa, ya no tienes que preocuparte más por mí, yo estaré bien y tengo a Ethan e Isa para que estén conmigo, tú tienes… 
- Ni hablar, Amelia yo no estoy aquí porque sienta que debo cuidarte, estoy aquí porque quiero estar aquí, es mi decisión y nadie me está obligando a tomarla.  
- ¿Y qué pasa con Rebeca?, tienes que volver con tu esposa.  
- Amelia… tú estabas presente cuando le dije a Rebeca que ya no podía seguir con ella, ella… 
- Yo no quiero convertirme en ella John, no quiero hacer lo mismo que ella me hizo a mí, no quiero ser una roba esposos y mucho menos quiero robarle el esposo a Rebeca, mientras más lejos la tenga mejor. 
John se pasó ambas manos por el cabello, estaba cansado de que todo el mundo le hablara de Rebeca, si hasta su abogado lo había llamado para recomendarle que se pensara dos veces lo del divorcio, ya que Rebeca pediría un gran cantidad de dinero a cambio, John se lo esperaba, después de todo tampoco tenia planeado dejar a Rebeca en la calle, pero cuando el abogado le dijo la cantidad que Rebeca estaba exigiendo, John se dio cuenta que la que quería déjalo en la calle era ella y obviamente sabía que Rebeca no quería realmente todo ese dinero, sino que quería que él desistiera de la idea del divorcio, cosa que no haría. 
- No volveré a Rebeca, me puedes decir lo que quieras pero no lo haré, si no me quieres cerca lo entenderé, me iré y te dejaré en paz pero no me iré a casa con Rebeca.  
- Amelia lo miró y luego se encogió de hombros – Es tu decisión, pero aquí no te quedas, lo siento pero no quiero que te quedes John, no quiero que te confundas.
John miró a Amelia en completo silencio, haciendo a Amelia ponerse nerviosa, ella conocía esa mirada y no le gustaba ya que cada vez que John la miraba así era para demostrarle sin palabras que ella estaba mal. Luego de unos segundos John suspiró y se levantó sin decir palabra alguna, caminó hasta la puerta y se detuvo antes de abrir la puerta.
- ¿Crees que seas capaz de perdonarme en algún momento? – Preguntó con la mirada fija en la puerta.  
- Ya te perdoné John, lo hice hace años. 
- John se volteó y la miró - ¿Entonces?  
- Las personas perdonan, pero no olvidan. 

John y Amelia se miraron mutuamente sin intercambiar palabras, Amelia esperó su respuesta pero nunca la tuvo, él solo se limitó a mirarla con tristeza y luego se fue sin más, abrió la puerta y se fue sin decir absolutamente nada. 

♥♥♥♥♥
- ¿Llegarás temprano hoy?  
- Sí, tengo un almuerzo y luego una reunión pero en cuanto terminé vendré a casa.  
- Ok, te amo, bye.  
- Igual te amo, nos vemos más tarde. 
Ethan besó a Isa en la frente y luego se marchó. Isa esperó unos minutos y cuando estuvo segura de que a Ethan no se le había olvidado nada y volvería, se levantó de un saltó y se fue directo a la ducha, se vistió, se maquilló y se tomó el pelo en una coleta y se fue a la habitación de su hija. Isa saludó a Clara que estaba sentada a un lado de la cuna tejiendo, y luego se fue a ver a su bebé que estaba en la cuna moviendo sus patitas de un lado a otro.
- Hola mi niña.
Saludó a Kaitlyn mientras la sacaba de su cuna, la bebé le regaló una sonrisa haciendo a Isa derretirse por el gesto, se sentó en la cama y se acomodó para darle de comer a su hija. 
- Clara puedes tomarte del día libre, tengo que hacer unas cosas y llevaré a Kaitlyn conmigo.  
- ¿Estás segura? Yo puedo quedarme con ella, para eso estoy aquí, lo sabes.  
- Lo sé – le dio una sonrisa amistosa – Solo que estaré horas afuera y no quiero dejar a Kaitlyn sola durante todo el día.  
- Ok, ¿necesitas que te ayude en algo antes de irme?  
- No, está todo bien - Isa hizo un pausa y luego miró a Clara un poco incómoda – Clara… necesito que me hagas un favor.  
- Claro mi niña, si es que puedo hacerlo lo haré.  
- Necesito que no le digas a Ethan que te di el día libre, si te llama y te pregunta cómo está Kaitlyn dile que está todo bien, no quiero que sepa que fui al trabajo, le va a dar un ataque estoy segura, pero alguien tiene que hacerse cargo de la agencia y si Caroline no lo hace, tengo que hacerlo yo, ¿me entiendes?  
- Si… - estaba medio dudosa, Isa lo notó y se apresuró a hablar. 
- No estoy haciendo nada malo Clara, solo necesito hacerme cargo de mi agencia, y solo serán unas horas, luego tengo una cita con mi planeadora de bodas y eso Ethan lo sabe, lo único que no sabe es lo de mi trabajo y no quiero que lo sepa, por favor, por favor Clara, ayúdame.  
- Ok, lo entiendo, los hombres a veces son tan cuadrados, creen que solo ellos pueden trabajar, ve tranquila, yo no diré nada, no te preocupes. 

Isa sonrió y luego de haber alimentado a Kaitlyn se la entregó a Clara, guardó todo lo necesario en el bolso de la bebé y luego se fue el trabajo con Kaitlyn. 
Cuando llegó a la oficina todo fue bien, la chica que había dejado a cargo estaba manejando todo bien y los ingresos del último mes habían subido, y prácticamente toda la agencia de había revolucionado cuando vieron a la niña, hacían fila para cargarla y jugar con ella. 
Isa se encargó de responder los correos y de hablar con las personas que estaban a cargo del mantenimiento de la agencia, finalmente quedó en que solo iría una vez a la semana para monitorear y poner algunos detalles en orden. Estaba hablando con una de las modelos cuando su celular comenzó a sonar, y los pelos se le pusieron de punta cuando vio que era Ethan, se relajó mentalmente para contestar sin sonar sospechosa.
- Hola. 
- ¿Dónde estás?
- En casa ¿Por qué?  
- Te preguntaré de nuevo, ¿Dónde estás Isa? 
- ¿Cómo lo supiste? – Preguntó Isa al darse cuenta de que su plan había fracasado.  
- Mat me lo dijo, ¿Qué se supone que haces en el trabajo? Isa nosotros hablamos… 
- ¿Quién coño es Mat? ¿y por qué me estás controlando Ethan? Yo no tengo a un maldito guardaespaldas siguiéndote a todas partes para saber a dónde vas. 
- Sabías perfectamente que hay alguien cuidándote Isa, Mat está remplazando a James por unos asuntos médicos, pero ese no es el tema… 
- Claro que no es el tema, Mat solo tiene que protegerme, supongo que le pagan para eso y no para que te esté dando información de cada lugar al que voy, ¿acaso no puedo tener libertad?  
- Claro que puedes amor, pero estás en el trabajo Isa, habíamos quedado en que no volverías a trabajar hasta que se terminará tu baja por maternidad. 
- Eso fue antes de que Car haya decidido no venir más, no puedo dejar la agencia botada, lo siento pero es mi agencia y tengo que…  
- Tienes a una encargada si mal no lo recuerdo.
Isa estaba a punto de explotar por teléfono pero se retuvo cuando Kaitlyn comenzó a llorar en los brazos de una modelo.
- Ethan hablamos luego, Kaitlyn está llorando, adiós.  
- ¿QUÉÉÉÉ? ¿escuché bien o…
Isa cortó sin más y corrió a tomar a la bebé que lloraba sin parar y la comenzó a mecer de un lado a otro hasta que logró hacerla callar, la metió en su coche y terminó de hacer todo lo que tenía que hacer. No podía sacarse a Ethan y su incipiente enojo de la cabeza y las constantes llamadas de él no ayudaban en nada, sabía que cuando llegará a casa se encontraría con un Ethan furioso y probablemente tendrían una discusión de las buenas. 

Una vez que había terminado de poner todo en orden, se despidió de todo el mundo y se fue directo a su cita con su planeadora de bodas, estuvieron durante dos horas escogiendo las invitaciones de la boda y él lugar en donde se realizaría, aunque ese último lo dejaron pendiente ya que Isa quería decidir el lugar junto a Ethan, a pesar de que él le había dicho que estaría de acuerdo con todo lo que ella decidiera, Isa quería tomar la decisión con él. 
- Entonces la fecha exacta me la enviarás a mi correo dentro de la semana ¿cierto? – Preguntó Jenny entusiasmada mientras anotaba apuntes en su agenda. 
- Si, la fecha ya está casi definida pero prefiero confirmártela dentro de la semana, no quiero equivocarme y quiero estar segura de la boda – Dijo Isa medio en broma, Jenny la miró escandalizada e Isa creyó que a la pobre le daría un ataque ahí mismo. 
- ¿Lo dices enserio?  
- No, claro que no, solo bromeaba.  
- Dios, casi muero, una vez estuve meses planeado una boda, diez meses para ser exacta, todo iba perfecto, con decirte que la novia tenía al mejor equipo para ponerla hermosa el día de la boda, y sin mencionar que se casaban en una isla de Brasil, todo iba bien, TODO, pero él día de la boda a los novios se les ocurrió que era el mejor momento para ponerse a contar todos sus secretos y ambos terminaron por decidir cancelar la boda, imagínate – negó con la cabeza y mirando hacia el cielo como pidiendo perdón a Dios por tal escándalo – meses de trabajo tirados a la basura, lo bueno es que soy lo bastante inteligente y cobro por adelantado pero aun así fue horrible, creo que yo era la más afectada de todos.  
- Eso debió haber sido horrible, ¿y no has sabido nada más de los novios? ¿se volvieron a juntar o qué?  
- Del novio no sé nada, pero ella me contrato seis meses más tarde para su boda con un hombre que le doblaba la edad y que a la vez que llenaba el bolsillo, ya sabes cómo son estás cosas, muchos se casan por el dinero y el amor lo dejan de lado – la chica volvió a negar con la cabeza y luego miró a Kaitlyn que dormía plácidamente en su coche, sonrió y luego miró a Isa – Tú tienes suerte cariño, te casas por amor y además quedas con el futuro asegurado, y vaya que tu novio es un bombón, si yo tuviera uno así te aseguró que le hubiera encajado al menos unos tres hijos para asegurarlo bien. 
Isa se atragantó con el jugo que estaba tomando y luego miró impactada a Jenny, no podía creer que hubiera dicho eso, pero ya estaba casi acostumbrada, Jenny era famosa por hacer comentarios desubicados. Isa miró a su bebé y se preguntó si habían más personas que creyeran que ella se había quedado embaraza a propósito para retener a Ethan, cerró los ojos y suplicó silenciosamente de que no fuera así. 
- Estoy segura de que deben haber miles de mujeres que hacen ese tipo de cosas, algunas lo hacen una vez casadas, pero yo no. Kaitlyn solo llegó y ya, no fue planeada pero tampoco lo consideramos un error, estamos felices de tenerla. 
- Por supuesto, ¿Quién no lo estaría? Mírala está para comérsela, tienen a una niña hermosa, y estoy segura que no fue para nada un error – Jenny le hizo el ojos Isa dándole a demostrar que aun pensaba que ella la había planeado – Bien, no te quitaré más tiempo, no olvides enviarme la fecha durante los próximos días, y por favor no canceles la bodas, por ultimo cásate y luego te divorcias, hay muchas chicas que lo hacen, una vez una chica… 
- Está bien Jenny, otro día me puedes terminar de contar, tengo muchas que hacer aun – La cortó Isa mientras se levantaba y recogía su bolso – estamos en contacto.  
- Ok, cuídate querida y mándale saludos a tu prometido.  
- Lo haré, Adiós. 
Isa se fue casi pitando de la oficina de Jenny, era una gran planeadora de bodas, una de las mejores pero en lo que se refería a personalidad a Isa la ponía de los nervios. Acomodó a Kaitlyn en su silla para el auto y luego se fue a la casa de Caroline. 

♥♥♥♥♥
- Señor hay una chica que desea hablar con usted ¿le digo que no está disponible?  
- ¿Quién es? – Preguntó Ethan enojado, desde que había hablando con Isa por teléfono que había estado en ese estado anímico. 
- Dijo que era un amiga, nada más que eso, es una chica alta, rubia y bastante desagradable.
- Dile que no estoy disponible – se apresuro a decir al darse cuenta de que se trataba de Christina, quien más podía ser.  
- Claro que lo estás – Christina estaba para en la entrada mientras que la secretaria de Ethan la miraba con recelo – Ethan necesito hablar contigo, por favor. 

Ethan miró a su secretaria y luego a Christina, frunció aún más el ceño y luego volvió a mirar a su secretaria. 
- Está bien An, yo la atiendo, si llama Isa me avisas ¿ok? 
- Sí señor. 
- ¿Qué quieres Christina? Y desde ya te digo que no es un buen momento, he tenido un día de mierda y dentro de media hora tengo una reunión. 
- Necesitamos hablar. 
- Sí, eso ya lo has dicho Christina – trato de despedirla mientras se masajeaba las sienes por el olor de cabeza.  
- No quiero que sigamos enojados, yo sé que este último tiempo me he portado como una niña malcriada y que te he causado problemas pero estoy arrepentida, nosotros éramos amigos, Ethan, tenemos una amistad de años, no es justo que la echemos a la basura sin darnos siquiera una oportunidad de volver a ser los amigos que éramos antes. 
- Antes teníamos una amistad basada en el sexo, recuer… 
- Para mí no era solo sexo, eras mi mejor amigos Ethan, eras el único que sabía todos mis secretos, es verdad que teníamos sexo cada vez que nos veíamos, pero no solos hacíamos eso, recuerda lo bien que nos llevábamos.  
- Christina ¿Qué se supone que quieres?, llegas de la nada a mi oficina a pedirme que seamos nuevamente amigos pero ¿Por qué? por qué tan de la nada.  
- Porque estoy sola, Ethan, no tengo a nadie conmigo, y no tienes idea de lo que es estar completamente solo, no sé en qué momento pasó, un día éramos los mejores amigos y al otro me tratabas como a una arpía, reconozco que lo he hecho mal, le dije cosas que no habían pasado a Isa pero solo fue po… 
- ¿Qué le dijiste qué a Isa? 
- Cuando ella estaba embarazada, le dije que tú y yo nos estábamos acostando, creí que te lo había dicho.
Ethan hizo memoria y no recordó ninguna escena de celos e parte de Isa y tampoco recordó que ella le haya dicho que hubiera dicho algo sobre Christina, si es que era verdad lo que decía Christina, Ethan no se explicaba por qué Isa se habrá guardado eso.

- No me lo dijo, obviamente no le vio la importancia ya que confía en mí, pero tú, ¿acaso no piensas? Agradece que ella no te creyó ni una palabra de lo que le dijiste porque si lo hubiera hecho te aseguro que yo mismo me hubiera encargado de ponerte en tu lugar. 
- Ethan lo siento, de verdad, estoy arrepentida de todo eso, yo ya entendí que amas a Isa y que es con ella con la que quieres hacer tu vida, lo entendí y lo acepto, pero no dejes que eso acabe con nuestra amistad, somos amigos prácticamente desde nuestra infancia. 
- Mira, hablemos otro día ¿ok?, ahora tengo una reunión y tengo que… 
- Un tal Allan me está amenazando – Christina miró a Ethan con desesperación en sus ojos y supo, en el instante en que Ethan fijó la mirada en ella, que había dado justo en el punto – Estoy aterrada. 
♥♥♥♥♥

Cuando Isa llegó al departamento Ethan aun no había llegado, miró la hora en su celular y vio que eran las ocho de la tarde, se le había pasado el día volando en compañía de su amiga que por arte de magia estaba mejor que los otros días que había ido a verla, no del todo mejor, pero al menos ahora había aceptado comer sin negativa alguna e intentaba evitar el tema de Nick por todos los medios. 

Isa llevó a Kaitlyn a su habitación, le puso pijama y la hizo dormir, la dejó en su cuna y luego se fue a poner cómoda ya que no soportaba un minuto más los tacones. Justo cuando había terminado de cambiarse de ropa escuchó la puerta principal cerrarse, se le hizo un nudo en el estomago y luego miró nuevamente la hora. Ethan se había tardado más de lo normal en volver a casa. 
- Llegas tarde – le dijo cuando él entró a la habitación.  
- Me salió un improvisto.  
- Ya, Ethan tenemos que hablar sobre esta mañana. 
- ¿Ahora quieres hablar? Durante todo el día te mostraste más que dispuesta a no hablar, ya que no contestaste ninguna de mis llamadas.  
- Si, lo sé pero es que no quería discutir contigo por teléfono, sabía que estabas cabreado y contestando tus llamadas no ganaría nada.  
- Bueno te aviso que no contestando solo ganaste que yo no quiera hablar, me voy a duchar – Ethan se quitó la chaqueta y luego caminó hacia el baño pero antes de poder siquiera tomar la puerta Isa se interpuso en su camino. 
- Ethan por favor, no te puedes poner así cada vez que yo vaya a trabajar, no voy a ser una maldita dueña de casa, tengo una agencia que sacar adelante y no me puedes prohibir hacerme cargo.  
- No, no puedo, pero si puedo prohibirte es que lleves a mi hija contigo, no quiero que la vuelvas a llevar a tu trabajo. 
- NUESTRA hija estuvo más que bien Ethan, no la lleve a un lugar indigno o a un sitio donde se pueda llenar de virus, solo la lleve a mi trabajo porque no quería dejarla todo el día sola. 
- Contratamos a Clara justamente para eso, para que pudieras dejarla en su cuidado en caso de que tuvieras que salir.  
- Sí, pero además de ir a la oficina también tuve más cosas que hacer y no quería pasarme todo el día afuera sin siquiera ocuparme de mi hija, ¿Por qué eres tan grave? 
- Por qué si yo me llevaría a kaitlyn a mi trabajo durante todo el día te cabrearías, y te enojarías mucho más si me la llevará y encima no respondiera ninguna de tus llamadas.  
- Es distinto. 
- Es lo mismo.
Isa miró a Ethan totalmente indignada, pero tampoco es que consiguiera mucho mirándolo así ya que él estaba igual o más enojado con ella.
- No quiero que me sigas controlando – Dijo Isa para cambiar de tema – No quiero tener a un tipo las veinticuatro horas sobre mí para que tú puedas mantenerte informado de cada uno de mis paraderos, no es justo.  
- Ya hemos hablado sobre el guardaespaldas, y en eso si que no transaré, te necesito a salvo y mucho más si es que vas a andar por ahí con mi hija en brazos. 
- ¡NUESTRA HIJA!, y no es justo Ethan, resulta que tú tienes que saber cada cosa que yo estoy haciendo pero yo no puedo saber lo que tú haces ¿así funciona para ti?
- Yo no te oculto nada Isa, pero no sé si puedo decir lo mismo de ti – Ethan dijo esto y al segundo se arrepintió, Isa por su parte lo miró incrédula y totalmente boquiabierta. 
- ¡NUNCA TE HE OCULTADO NADA! – Gritó más cabreada que nunca.  
- ¿Y qué me dices de Christina? Te estuvo metiendo mierda en la cabeza y tú jamás me dijiste nada.  
- ¿De qué hablas?  
- Hablo de que Christina estuvo diciéndote mentiras sobre ella y yo y nunca me dijiste nada sobre eso, ese tipo de cosas se dicen Isa, aunque no haya sido verdad porque no es verdad, pero me lo debiste haber dicho para saber sobre el tipo de cosas que estaba haciendo Christina, si no me lo hubiera dicho ella misma hoy para pedir perdón, jamás me hubiera enterado.  
- ¿Estuviste con ella? ¿llegaste tarde porque te estuviste entreteniendo con esa zorra? 
- ¿Qué? ¡NO!, ella me fue a ver a mi oficina para pedirme ayuda sobre Allan, no estuve… 
- Vete a la mierda Ethan, me haces un escándalo por haber llevado a mi hija al trabajo, pero en cambio tu estuviste hasta más que tarde haciendo quizás qué con esa mujer, llegas a casa sin querer hablar ¿y la que se debe sentir mal soy yo?, pues no querido.  
- Isa no mal interpretes las cosas, no hice nada más que hablar con Christina, y para que sepas hablamos sobre Allan, porque el imbécil la está amenazando por haberse metido contigo. 
- Me importa una mierda, si la está amenazando es porque se lo buscó.
Isa en el fondo sabía que estaba hablando más de la cuenta pero en ese momento la rabia no la dejaba pensar con claridad. 
- No quieres decir eso, tú sabes perfectamente que es capaz es hacer ese imbécil y no creo que desees que le haga algo a una persona que no tiene nada que ver.  
- No me importa lo que pase con tu amiguita, y ni pienses en ayudarla Ethan porque te juro que si lo haces no te volveré a hablar.  
- ¿Qué?  
- Lo que escuchaste, si la vuelves a ver esto se acaba, o proteges a la zorra que estuvo molestándome durante todo mi embarazo, o a mí, tú escoges. 

Ethan se quedó boquiabierto y sin palabras, Isa le lanzó una mirada de advertencia y luego se fue a la habitación de Kaitlyn, con la rabia que sentía si seguía un segundo más en la misma habitación que Ethan terminaría arrancándole la cabeza, cerró la puerta con pestillo y largo a llorar. 

♥♥♥♥♥
- Lo siento por llegar tarde, London se escapó y tuve que salir a buscarlo.  
- No pasa nada, igual llegue algo atrasado – Dijo Jonathan sonriente mientras que Kathalina se acomodaba en su asiento.  
- Entonces, ¿Qué era lo tan importante que quería hablar conmigo? 
- Kat… ya no trabajas para mí, lo sé pero creo que avisarte era lo más justo – Hizo una pausa para pensar bien como diría lo que tenía que decir pero no se le ocurrió nunca buena forma de decirlo así que prefirió desviar un poco el tema - ¿Qué tomaras? No quise pedirte nada porque no sabía qué era lo que querrías beber así qué… 
- Jonathan solo dime lo que quieres decirme, me estás poniendo nerviosa.  
- Ok, no es nada malo, creo.  
- Solo dilo. 
Jonathan miró a Kathalina y luego suspiró, lo diría, no había otra opción ya que para eso la había citado, Kathalina lo miró con cara de interrogación y Jonathan sonrió.
- Me voy, Ethan me ofreció volver a la agencia y acepté, me voy a vivir a Nueva York.

 _________________ ♥♥♥♥♥ ________________


Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº28

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Viernes.

  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:

3 comentarios:

  1. ¡Hola chicas!
    Que alivio ver que Andrew pudo poner de alguna manera a Car en su lugar y hacerla entender lo importante que es que continue con su vida, al menos pudo escuchar a alguien.
    Christina de vuelta, ya no sé si pensar que en verdad fue solo por el miedo a las amenazas o también para atrapar a Ethan. No me gusta cuando pelea con Isa pero si las reconciliaciones jaja.
    Quiero ver que va a hacer Kat ahora que se va Jonathan, tal como dice el capítulo inesperado.
    Excelente capítulo, me encanta como modificaron la página!
    Esperando el próximo capítulo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien tenía que hacerle ver las cosas a Car y si no pudo nadie de sus cercanos, Andrew era la mejor opción, en cuanto a Christina solo te digo que nunca te fíes de ella, es un Rebeca chica con eso te digo todo jjaja y a nosotras también nos gustan las reconciliaciones.
      Nos Alegra que te haya gustado el nuevo diseño del blog, un besito Barbie ♥

      Eliminar
  2. Deben estar aburridas de que les repita lo mismo de siempre, pero lo are SON MAGNIFICAS ESCRITORAS , este capitulo estuvo genial lleno de emociones,cada día que leo un capitulo nuevo me invade un sentimiento raro, ( una mezcla de ansiedad y tristeza) ansiedad por saber que va a pasar y tristeza por que cada ves se acerca más el final de la historia, ( y me encantaría que no terminara nunca). la renovación de la pagina esta genial. MIL FELICITACIONES PEQUEÑAS ESCRITORAS nos vemos en siguiente capitulo besos niñas

    ResponderEliminar