viernes, 29 de agosto de 2014

Fic: Quédate Conmigo (No Me Dejes Ir #2): Capítulo 30


Capítulo 30: Besos Complicados.

Amelia había pasado semanas preocupada por las palabras de Rebeca, ella era una mujer vengativa y no se quedaría tranquila después de que John la había dejado, quería contarle todo a su ex marido y a Ethan pero no quería preocuparlos innecesariamente, después de todo Rebeca era la madre de Isa y no quería causarle un daño tan grande a la mujer de su hijo, quería mucho a la muchacha y no era nada como su madre, Isa era bondadosa, y amaba tanto a Ethan. Nunca pensó que el destino los iba a juntar pero no estaba en contra de nada, a pesar de ser la hija de la mujer que destruyó su hogar, Isa era una mujer única y la quería mucho.

Dos semanas después de su cena con John, Ethan e Isa le habían dado la noticia de que estaban planeando casarse en dos meses, fue una completa locura pero ellos estaban rebozados de felicidad, Isa estaba invitando a todos sus conocidos y preparando la boda con su dama de honor, Caroline y su planeadora. Ella seguía sumida en su profunda agonía y Amelia podía ver perfectamente la falta de vida en sus ojos, perder al amor de su vida era un golpe tan duro, ella lo vivió y comprendía a la perfección y la gran desolación que envuelve la vida, la falta de esperanza y la creencia que nunca más volverás amar, Amelia escogió no amar a nadie y no se arrepiente de ello, se concentró durante toda su vida en buscar el mejor futuro para su hijo y apoyarlo incondicionalmente, la vida no le quiso sonreír en el amor pero si lo hizo con la maternidad, Ethan era su vida y ahora su bebé se iba casar con una chica excepcional. Estaba tan contenta que no lo podía describir con palabras.
- ¿Estás nerviosa? – le preguntó impulsivamente a Isa, sin detenerse a pensar. 
- No puedo llegar a describirlo – tomó un tembloroso suspiro y la miró con una sonrisa pegada en sus labios – pero es nervio del bueno, creo que son más ansias de casarme que otra cosa.
- Te quedan un mes de soltería – Car le dio un empujoncito en broma - ¿qué haré ahora que mi mejor amiga se casa? ¿Quién será mi compañera del crimen?, en fin…creo que ahora me veré obligada a vagar sola por la vida.
- Tonta – Isa le dio un golpe suave y la abrazó brevemente – siempre será tu compañera del crimen, solo me caso, no tiene mucha importancia.
- Ethan no estaría de acuerdo – le recordó Car – es un tipo duro y se cansó de esperar a que pusieras la fecha de la boda.
- Pero me salí con la mía y logré retrasarla un mes, aunque me hubiera casado con el mañana si me lo dijera y en las vegas, pero se puso imposible. Todo porque dice que debemos estar casados o Kaitlyn se traumara, pero es un bebé. En fin, estoy lista para vestirme de blanco en dos meses.
- Y creo que le has dado un gran desafío a esa pobre chica, tu planeadora de bodas ¿Cómo se llamaba?
- Jenny, pero no te preocupes, según lo que investigue. Le encantan los desafíos y aunque se vea estresada, sé que es capaz de conseguir todo lo que le he pedido.
- Necesito que me des trabajo Isa – Car la miró con ojos suplicantes – soy tu dama de honor pero no me has dado tareas interesantes, solo cosas simples y sabes que soy buena para organizar cosas, incluso mejor que Jenny – Car no pudo evitar el deje de amargura en su voz ya que Jenny a pesar de estar más loca que una cabra, era muy eficiente y se sentía innecesaria, quería hacer algo por su amiga.
- Te tengo la tarea más importante de todas.
- ¿Cuál? – preguntó Car ansiosa.
- Prepararme mi despedida de solteras, así que ahora sabes en que debes enfocarte y quiero la mejor despedida de solteras del mundo.
- Si hay hombres desnudos me apunto – Amelia levantó la mano ofreciéndose de voluntaria.
Las tres estallaron a carcajadas mientras entraba Jenny que venía de hablar con el banquete, según lo que les había informado minutos antes. 
Kaitlyn estaba con Clara en el departamento de Isa, y ellas estaban en el departamento de Amelia ya que necesitaban organizar bien la cena de ensayo, la boda y posterior recepción, Isa nunca se había dado cuenta los detalles que demandaban preparar un matrimonio, si pudiera se iría con Ethan y se casaría al orilla del mar junto a Kaitlyn y a su familia, Jenny le pedía opinión en decisiones importantes pero todo lo demás lo solucionaba ella, era muy eficiente ya que habían surgido tantos problemas por el poco tiempo del cual disponían para la organización pero habían solucionado cada uno de estos inconvenientes.
- Tengo que ir a ver a Kaitlyn ¿Car me acompañas?
- Yo me tengo que ir a solucionar algunos inconvenientes, luego te llamo Isa – Jenny se despidió rápidamente y abrió la puerta, cuando estaba por salir se topó con John, se saludaron brevemente y luego cerró la puerta tras ella.
- Hola Isa, Caroline – miró más allá de ellas, Isa podía sentir una actitud extraña en Amelia y el hecho de que tratara de evitar a toda costa ver a John, al parecer él se cansó de esperar después de la cena que tuvieron, Amelia lo evitaba lo más posible, verdaderamente estaba presenciando un momento incómodo.
- ¿Amelia vienes con nosotras? – trató de ayudarla a salir de un posible problema.
- Dio un cansado suspiró y se levantó – ve tranquila, luego subo a ver a mi nieta.
Car y ella salieron en silencio, se dirigieron al departamento de Isa para ver a la bebé. Isa estaba preocupada por tantas cosas y una de ellas era el falso positivismo de su amiga, la conocía tan bien como a ella misma.
- Dilo Isa por favor y deja de moverte para todos lados.
- ¿a qué te refieres?
- Llevas todo el rato nerviosa, moviéndote mucho, eso es un claro indicio que quieres decirme algo y no quieres que me sienta mal o me enoje, vamos dilo, no pasa nada.
- Al parecer ambas se conocían demasiado bien, reflexionó Isa – bueno, quería saber cómo lo estas llevado desde la muerte de Nick.
- Ah…bien…creo – Car arrugó el ceño como pensando en algo, al final movió la cabeza descartando la idea – estoy aprendiendo a vivir con el dolor.
- Sabes que puedes hablar conmigo de cualquier cosa – Isa le tomó la mano mientras el ascensor se detenía – siempre estoy aquí para ti, aunque en poco tiempo me case.
- No te preocupes por mi Isa, estaré bien a pesar de todo, es lo que Nick hubiese querido para mi vida. Lo amaré hasta el día en el que muera, el destino lo arrebató muy rápido de mi lado, no puedo culpar a nadie, solo a las circunstancias que lo llevaron a estar en esa carretera a esa hora, cuando alguien se pasó un semáforo en rojo, sé que dolerá todos los días de mi vida pero estoy aprendiendo a lidiar con ello – se volteó a mirarla y le dio un caluroso y apretado abrazo – Estoy tan feliz por ti, estás con el hombre que amas y prontamente unirán sus vidas por siempre, serán uno solo y eso es hermoso, compartir tu vida con la persona que amas.
Isa trató con todas sus fuerzas de reprimir las lágrimas pero no pudo evitar que una rodará por su mejilla, su amiga hablaba con tanta nostalgia que le partía el corazón verla de esa forma.
- Nick siempre supo que lo amabas Car.
- Lo sé, al principio creí que por el hecho de no haberlo dicho en voz alta Nick se iría con el sentimiento de que no lo amaba. Me costó aceptarlo y lidiar con el hecho de que ni siquiera tuvimos una despedida, quiero escuchar su voz, quiero oler su aroma tan único y característico de él, quiero besarlo, quiero que me tome con sus fuertes brazos y me diga que me ama, quiero ser su esposa, darle sus hijos, envejecer a su lado y morir juntos, pero eso no será posible y tengo que aprender aceptarlo, tengo que dejarlo ir y para siempre, algún día sé que lo volveré a ver y podremos estar juntos pero ahora me conformo con el hecho de que como en todo, Nick se me adelantó y emprendió un hermoso viaje sin mí. 
- ¿Cómo es posible que dejes ir a alguien tan importante para ti?
- El mundo Isa, todo lo que nos rodea nos enseña a pensar y a sentir distinto, me di cuenta de que hay mucha gente que ha sufrido mucho más que yo, hay personas que ni siquiera podrán experimentar el tener a su madre biológica porque ella egoístamente no estaba lista para afrontar su vida y entregar amor, es doloroso saber que alguien tenía todo para ser feliz pero eligió otro destino, e prendido a ver todo diferente. Nick se fue de mi lado pero lo amé con cada fibra de mi cuerpo, lo amé por años y por distintas razones no pudimos estar juntos, pero me alegro de haber experimentado aunque sea una vez ese tipo de amor.
- El amor de tu vida – le susurró Isa – Ethan es el amor de mi vida y no me imagino con nadie más con quien casarme en el mundo.
- Me alegro o tendría que matar al imbécil que intente quitarme a mi novia.
Se habían quedado en la entrada del departamento sin darse cuenta, la conversación las envolvió completamente que ni siquiera se dieron percatarse de que Ethan estaba parado en la entrada del apartamento con las manos en los bolsillos del pantalón y con los tobillos cruzados. Isa podía ver su mirada risueña y si alguna vez hubiera dudado de amar intensamente a Ethan o querer casarse con él, cosa que nunca dudo en hacer. Ahora sabía más que nunca que lo amaba y para siempre, en poco tiempo serian marido y mujer, estaba inmensamente feliz.

Lo abrazó y le dio un breve beso en los labios mientras se adentraban al departamento. Kaitlyn estaba despierta y en brazos de Jonathan, al verlo recordó una promesa hecha hace tanto tiempo, debía solucionar eso y definitivamente.

♥♥♥♥
- ¿Qué sucede Amelia? – John la miró furioso y se acercó a ella – ¿por qué sigues evitándome a toda costa?
- No te evito.
- Deja de mentirme – se acercó a ella y la tomó por los hombros – creí que cuando fuimos a cenar habíamos llegado a un entendimiento, dejarías tus excusas y el hecho de que tratas de alejarme de tu lado.
- Bueno, creíste mal – se separó bruscamente de él y puso distancia – te dije que no quiero volver contigo ni ahora ni nunca, no sé cómo es posible que no entiendas. Te amé John pero ya no lo hago, eso fue parte del pasado.
- No me estás diciendo la verdad – la cortó John rápidamente – te pusiste muy extraña cuando el camarero te dejó ese sobre y no quisiste hablar de ello, sabes que puedes confiar en mí – le acarició tiernamente la mejilla con la palma abierta.

“No te dejaré disfrutar por mucho tiempo”
Las palabras saltaron a su mente como si fueran susurradas por Rebeca, no quería estar cercá de John y traerle más problemas, hace mucho tiempo decidió no luchar por su matrimonio y quedarse con el poco de orgullo que le quedaba, Rebeca solo le importaba John y quedarse con él, se lo cedió fácilmente pero ahora que él no la quería, estaba aterrada que su objetivo fuera Ethan o Isa, ya no sabía de lo que era capaz esa mujer, podría dañar a su propia hija por su obsesión incontrolable, había una sola cosa que Rebeca Adams no soportaba en el mundo, y eso era ser rechazada.
- Te digo la verdad, no me pasa nada.
- Amelia deja de mentirme por favor.
- Te dije toda la verdad, no es mi problema que no me creas, ahora vete por favor tengo muchas cosas que hacer y me estás distrayendo.
John la miró penetrantemente por mucho tiempo, luego sin una palabra se dio media vuelta y salió del departamento, Amelia quiso llorar y contarle toda la verdad de las estúpidas amenazas de Rebeca, estaba siendo estúpida al tenerle miedo y no ser sincera con John, pero algo le decía que si le contaba a John de las amenazas de Rebeca, solo acarrearía problemas y no estaba dispuesta a arriesgarse.

♥♥♥♥
- ¿Estás segura que quieres hacer esto?
- No te abría citado aquí si no fuera así querida – le dio unas breves palmaditas en la mano y luego miró sobre ella – te demoraste en llegar, te estamos esperando hace tiempo.
- Christina miró a quien le hablaba Rebeca y se paró rápidamente muerta del miedo - ¿Qué hace él aquí?
- Eso no es forma de saludar hermosa Christina – se acercó a ella y luego de tomar su mano la besó con delicadeza.
- Yo no hablo con personas que me amenazan – quitó rápidamente su mano – Rebeca esto no es parte del plan.
- No seas cobarde y ahora por favor no hagamos un espectáculo y sentémonos – le hizo señas al camarero para que le tomara la orden a Allan.
- No confió en él y no pienso trabajar a su lado, así que olvídalo – estaba hirviendo de furia por volver a verlo – lo siento Rebeca pero estoy fuera, búscate otra que te ayude a separar a tu hija de Ethan.
- No sabía que eras propensa al melodrama – le dijo Allan con una sonrisa en sus labios.
- Me amenazaste de muerte, me intentaste ahorcar y ahora te alias con Rebeca, no confió en ti y nunca lo haré. Adiós Rebeca.

Christina estaba lista para irse pero la mano fuerte de Allan la detuvo en el acto, la obligó a sentarse, ese hombre la inquietaba y no quería tener nada que ver con él.
 - Te quedarás aquí – le gruñó con dientes apretados – sabes que puedo hundirte si no haces lo que te digo, estás involucrada en esto y no hay escapatoria para ti.
- Ahora vamos a pasar a la parte más importante del plan – dijo Rebeca energéticamente – Allan es el hombre que te ayudará a estar en el lugar y momento indicado para ejecutarlo.
♥♥♥♥

- Isa tenemos que irnos – le reprendió Car mientras Isa aún estaba en el baño terminando de arreglarse.
- Estoy lista.
Isa llevaba un vestido brillante azul oscuro, corto hasta el muslo, con un profundo escote en V y mangas largas, era un hermoso vestido y sexy pudo percatarse Car cuando le echó una mirada a su amiga, a pesar de haber tenido una hija, la figura de Isa estaba perfecta.
Ya quedaba una semana para la boda, las últimas semanas fueron una verdadera locura, entre la prueba del vestido de novia, los de las damas de honor y detalles importantes, Isa estaba muy nerviosa y por eso Car decidió adelantar su despedida de soltera que sería esa noche, daba la casualidad que Ethan igual tenía la suya organizada por Jonathan, y Kaitlyn se quedaría con Clara y Amelia quien había preferido quedarse en casa con la bebé.
- ¿Cómo me veo? 
- Divina, ¿te das cuenta que ni se nota que tuviste una hija hace tan poco?
- Tú igual te ves hermosa. 
Caroline llevaba un vestido ceñido al cuerpo hasta arriba de la rodilla, era de tiras negras con tela transparente y debajo la tela era color piel, generando un gran contraste, era hermoso y sofisticado, manga hasta el codo, su amiga se veía hermosa.
- Debemos irnos, ya estamos atrasadas.
- Esta será una noche muy entretenida.
Se fueron rápidamente, Car había arrendado el sector vip de un club, habría juegos entretenidos, cocteles, accesorios y había invitado a todas sus amigas y conocidas. Ethan no sabía dónde estaría Isa al igual que Isa no sabría dónde estaba él, era el acuerdo y sería una noche de la que ambos no hablarían.
Cuando llegaron las recibieron un coro de chicas muy entusiastas y dispuestas a pasarlo muy bien, jugaron, bailaron y se rieron todas juntas. Mientras se iba haciendo tarde a Isa le pusieron un velo de novia y luego la sentaron en una silla al medio del salón, para ser atendida por tres vedettos ligeros de ropa y muy guapos. Isa estaba que se moría de la vergüenza pero estaba dispuesta a pasarla bien, dejó que le bailaran y se rió y disfrutó junto a sus amigas, la estaba pasando de maravilla y estaba segura que Ethan se estaba entreteniendo mucho.

♥♥♥♥
- ¿Estás seguro que lo único que quieres es estar aquí y beber whiskey Macallan? – le preguntó Jonathan en su tercera copa sobre el ruido de la música.
- Sí, quiero solo esto, no necesito nada más y no quiero un lugar lleno de chicos cachondos a la espera de una desnudista asi que ni se te ocurra – le advirtió Ethan, tomando un trago de su copa – esto es entretenido, después de tanto tiempo de no tener a mi amigo de parrandas.
- Me alegro de haber vuelto – Jonathan dio un profundo suspiró – es difícil estar lejos de casa, aunque me había acostumbrado a París, Nueva york es mi hogar y ustedes son mi familia.
- Y tú eres nuestra familia Jonathan, eso nunca lo olvides – posó una mano en el hombro de su amigo.
- No nos pongamos sentimentalistas, hoy es el símbolo de la despedida de tu soltería ya que técnicamente te casas en una semana.
- Me caso con la mujer que amo.
- Jonathan lo miró por un largo minuto y luego se paró, dándole una palmada amistosa en la espalda se dispuso alejarse – debo ir al baño y luego conversaremos de decirle adiós a tu soltería por siempre.
Ethan soltó una corta risa y apuró su vaso. Era una buena noche, relajada con su amigo, técnicamente como bien había dicho Jonathan se casaba en una semana pero ya se sentía casado desde hace mucho tiempo.

- ¡ETHAN!
- Christina – la vio tambalearse hacia él y la tomó de la cintura para estabilizarla, cuando estuvo sentada a su lado la soltó rápidamente - ¿Qué haces aquí?
- Disfrutar la vida como estás viendo – se veía un poco borracha por lo que pudo percibir Ethan, no la había visto desde su visita a la oficina y aun no olvidaba que Isa no quería que estuviera cerca de ella, Christina alzó las manos y se despeinó, la verdad se veía en un estado bastante lamentable.
- ¿estás sola?
- Por supuesto que no – le respondió rápidamente - ¿Por qué? ¿estás celoso amour?
- No seas ridícula Christina, hace mucho tiempo que tú y yo no tenemos nada y no lo volveremos a tener, me casaré prontamente y por supuesto no soy tu amor. Lo preguntaba por simple cortesía.
- Ethan te extraño tanto – antes de que pudiera tener alguna reacción, Christina lo abrazó fuertemente, Ethan no quería tener contacto físico con ella así que amablemente trató de apartarla de su cuerpo, pero la mujer era imposible, era como una anaconda enrollándolo y apretándolo contra ella.
- Suéltame por favor, realmente no quiero empujarte ya que sería poco caballero de mi parte pero estás invadiendo mi espacio personal Christina.
Cuando estaba aflojando su agarré contra él, Ethan creyó que lo iba a soltar, sería lo más sensato para ambos ya que estaba perdiendo el poco de paciencia que tenía, pero ella hizo algo totalmente inesperado, lo besó. Ethan se quedó en impactado por un par de segundos y luego la empujó y alejó totalmente de él, no podía creer lo que había hecho y de no ser una mujer, la abría golpeado.
- ¿estás loca? – le gritó parándose del sillón, sus voces eran amortiguadas por la música del club – traté de comprender toda tu locura pero ahora te extralimitaste Christina, aléjate de mí para siempre y te lo digo por tu bien – Christina comenzó a reírse como una verdadera loca, carcajadas muy fuertes lo que enfureció aún más a Ethan.
Al darse la vuelta se dio cuenta que Jonathan estaba a escasos centímetros de él, sabía que a los ojos de cualquiera la escena seria desastrosa pero su amigo lo conocía y no podía desconfiar de él, nunca engañaría a Isa y menos con una loca como Christina.
- ¿Qué mierda fue eso? – le preguntó Jonathan apenas salieron del club.
- Esa mujer está loca, me besó a la fuerza y además estaba borracha – siguió caminando a paso energético, si se detenía tenía la sensación que explotaría de la ira y no había a nadie a mano para desquitarse.
- Ethan detente – lo paró rápidamente – debes alejarte de esa mujer, esto se transformó en una obsesión y muy peligrosa.
- Lo sé, ahora esta mierda puede arruinar todo con Isa – dio un cansado suspiró – debo contarle a Isa.
- ¿crees que sea conveniente?
- No lo sé, tendré que decidirlo rápidamente. Ahora salgamos de esta mierda, quiero beber de verdad.
- Como quieras.
♥♥♥♥

“No le entregues tu corazón completamente a Ethan, porque el pedacito que me diste a mí no te lo devolveré por un tiempo”.
Esas palabras rondaban en la mente de Isa constantemente, la carta que Jonathan le había escrito cuando acabaron su relación la tenía muy presente en su mente. Lo amó por mucho tiempo, de una forma muy distinta a como lo hacía con Ethan, el amor que sentía por Jonathan partía de un gran entendimiento mutuo, fue su amigo y un ser muy especial en su vida, ahora estaba por dar un paso muy importante en su vida y debía cortar todos los lazos de la antigua relación existente entre ambos, debía dejarlo ir y fue muy egoísta al retenerlo por tanto tiempo.
Se decidió que lo haría hoy, debía hablar con él y resolver todo de una vez por todas.
- Hola preciosa ¿Qué haces aquí? – le dijo Jonathan al abrirle la puerta.
- Hola Jonathan – lo saludó rápidamente y se adentró al departamento de él, cuando este se hizo a un lado para dejarla pasar - ¿tienes tiempo para hablar?
- Si claro, vamos a la sala, me estaba tomando un café.
Se sentaron y Jonathan le sirvió una taza de té, se entretuvieron hablando de distintos temas, de los preparativos para la boda, de lo grande que estaba Kaitlyn, hasta que Isa no pudo aguantarlo más y decidió ir directo al grano.
- Vengo a devolverte esto – depositó en la mesita de centro el anillo que se había sacado del collar que siempre llevaba – creo que es tiempo.
- Sabía que algún día pasaría – Jonathan cogió el anillo con sumo cuidado y lo contempló con mirada distante – así que tu corazón pertenece totalmente a Ethan.
- Así es, siento haber demorado tanto en entregarte esto, pero era algo de lo cual me costó desprenderme hasta que me di cuenta de lo egoísta que he sido. Encontré al amor de mi vida y es hora de que encuentres al tuyo, siento haberte retenido tanto tiempo.
- No lo sientas, te dije que lo aceptaría de vuelta el día en el cual verdaderamente encontraras el amor – se acercó a ella y la tomó de la mano tiernamente – me alegro por ti Isa, eres una mujer única y era imposible no amarte de la forma en la que lo hice.
- Yo también te amé Jonathan, y mucho.
- Lo sé – movió su mano y acarició distraídamente un mechón de cabello de Isa – algún día espero volver amar intensamente como lo hice una vez.
- Yo también lo deseo Jonathan, eres un buen hombre pero estás cerrado a la posibilidad de amar, quizás esa persona está más cerca de lo que alguna vez creíste – se sonrieron afectuosamente – quizás podrías haberlo encontrado en Kathalina.
- Eso es diferente.
- ¿diferente cómo? 
- Ella es diferente y créeme cometí muchos errores y ahora ella no quiere saber nada de mí.
- Isa impulsivamente puso su palma contra la mejilla de Jonathan – créeme, encontraras el amor.
Jonathan la miró intensamente por uno segundos y luego se inclinó hacia ella y le dio un beso. A Isa le pilló por sorpresa pero no fue un beso envuelto en pasión ni amor, fue uno amistoso y un cierre final a su relación. Nunca lo tuvieron por las mentiras y el dolor, ahora lo estaban teniendo y se sentía mucho más ligera en el alma, había lastimado a Jonathan en el pasado pero con esto comprobaba que definitivamente la había perdonado.

Se abrazaron tiernamente e Isa le dijo que debía irse para darle de comer a Kaitlyn, se despidieron amistosamente y mientras Isa subía a su departamento no pudo evitar sentir esa sensación de alegría que envolvía su alma.
_________________ ♥♥♥♥♥ ________________
Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº31

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Viernes.

  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:



2 comentarios:

  1. ¡Odio odio odio ese trío! ¡No quiero que arruinen lo bien que están Ethan e Isa y más con la fecha de la boda tan cerca!
    La actitud de Car perfecta, espero que ella también se abra a la posibilidad de sanar aunque haya perdido al amor de su vida, y por otro lado que Jonathan logre ver que no todo es tan complicado como parece.
    Ya me da miedo el próximo capítulo jaja
    ¡Excelente como siempre!
    Beso enorme chicas

    ResponderEliminar
  2. Por fin logre ponerme al dia!!!
    Puedo comenzar con DEJAME MATAR AL TRIO PLISSS!!
    Dios me la llore toda con la Muerte de Nick!!
    Que puedo decir que ya no les allan dicho?
    me encanta son geniales y nosotras con ustedes!!!
    UN BESO!!!

    ResponderEliminar