viernes, 18 de julio de 2014

Fic: Quédate Conmigo (No Me Dejes Ir #2): Capítulo 24


Capítulo N°24: Todo o nada

¿Cómo es posible que tu vida cambie completamente en un segundo?

Crees que tienes el amor verdadero junto a ti, te sientes segura, confiada, estable. Siempre estará a tu lado y nunca olvidara que son el uno para el otro. El destino tiene inciertas formas de mostrarte que no estás en lo correcto y que esa persona que has amado más de la mitad de tu vida no está destinada a estar a tu lado, ¿quizás no eran el uno para el otro? ¿Quizás pudiste hacer algo en tu vida para remediar las cosas? ¿Quizás debiste amarlo más?, son interrogantes que nunca serán contestadas por que el destino no lo quiso así.

Solo debes mantener la esperanza ¿es una cosa rara decir cuando no hay vuelta atrás?, si piensas eso ciertamente tienes razón y no estás tan equivocada como pensaste. Mantener la esperanza cuando estás profundamente hundida en un túnel negro del cual nunca podrás salir, es algo mucho más complicado de decir que hacer.

Cuando te quitan toda la esperanza de respirar, sentir, o llorar ya no te queda nada en el mundo, solo debes ser fuerte y tratar de salir adelante antes que te hundas tan profundamente que ya no exista una escapatoria.

Caroline se aferraba a la tela de sus jeans con manos sudorosas para tratar de volver a la realidad y captar en su mente lo que Andrew trataba de decirle, podía verlo mover sus labios pero no podía registrar ni una de las palabras, no les daba sentido, no podía respirar, no podía sentir, no podía pensar, no podía llorar. Su vida no tenía sentido.

Su corazón martillaba contra su pecho, sus pulmones se sentías secos, su boca arenosa, y sus rodillas no dejaban de temblar. No podía creer lo que estaba pasando, no quería creer lo que estaba pasando, si lo hacia la vida nunca más tendría sentido para ella.

Andrew la apretaba contra su pecho y trataba de hacerla volver, estaba ida, completamente ida de lo que sucedía en su entorno, su mirada estaba fija en un punto lejano y no respondía a ninguna de las preguntas que él le estaba haciendo. Había elegido no creer y eso él lo podía ver perfectamente.
Caroline no podía creerlo, no podía razonar que el destino le tenía esto preparado, no podía pensar, no podía gritar, sus emociones estaban muertas desde el momento que supo la verdad. 

Él solo había estado a su lado hace algunos segundos.

♥♥♥♥♥

Dos horas antes.
- Te ves hermosa – Nick se adentró a la sala con una exclusiva botella de vino en sus manos. 
- Gracias, es solo un viejo jean con una blusa, pero gracias – le extendió la mano para que le entregara el vino – tu igual te vez muy guapo. 
- Como siempre. 
- Creo que hay cosas que no cambian – lo miró y le frunció el ceño – como tu querido ego. 
- Es parte del encanto amor. 
- Car soltó una sonora carcajada – creo que había extrañado tu típica frase. 
- Yo te extrañé a ti.
Nick se acercó por detrás y envolvió a Caroline entre sus fuertes brazos, aspiró el exquisito olor de su pelo y el calor de su hermoso cuerpo. Estuvieron varios minutos en esta posición, ninguno quería moverse y matar el momento, Car quería sentir a Nick pero no podía confiar en él, le había mentido, la había engañado, no podían estar juntos ahora, necesitaba encontrarse a su misma y la confianza que tenía en ella.


Se apartó de Nick a regañadientes ya que él no la iba a soltar, de eso estaba segura. Al segundo extrañó el calor de su cuerpo y lo perfecto que encajaban juntos, pero debía mantenerse firme en la decisión de no ceder a sus tentaciones.
- Creo que es hora de cenar – se metió tímidamente un mechón de su largo cabello tras su oreja y miró a Nick desde sus pestañas. 
- Él la miraba tan intensamente que la hizo quedarse son aire – sí, cenar… eso estaría bien. 
- Hice lasaña, por lo que recuerdo aún te gusta ¿o me equivoco? 
- Todo lo que preparen tus expertas manos me encanta amor.
Sin otra palabrea Car se dirigió a la cocina, la cena ya estaba preparada y la mesa lista para servir, Nick insistió en ayudarle hacerlo y Car aunque quiso resistirse no pudo ya que él se veía tan encantador ayudando a servir, pero luego se unos minutos se dio cuenta porque Nick insistió tanto en ayudar. Cada oportunidad que tenía se rozaba contra ella, la tocaba muy suavemente lo que hacía que Car lo sintiera aún más nerviosa. Las mejillas de Car estaban completamente ruborizadas y trataba de aguantar la respiración cada vez que Nick la rozaba, empeorando todo aún más ya que se terminó atragantando con su propia respiración y jadeando en busca de oxígeno.

- ¿Estás bien? – preguntó Nick inocentemente tratando de disimular una carcajada. 
- Car lo miró fijamente, sabía lo que le estaba haciendo, claro que lo sabía y se hacia el tonto, pero le seguiría el juego – Sí, muy bien.
Nick agarró la bandeja y se fue hacia el comedor, con una gran sonrisa en su cara. Sabía lo afectada que estaba Caroline con su presencia y la tentaría hasta el borde de la locura, la quería de regreso y esta noche iba a ser el momento que la recuperara. Todo o nada.
- La comida esta deliciosa – le dijo dando el primer bocado a su plato. 
- Gracias. 
- ¿No vas a comer? –Preguntó cuando se dio cuenta que Car no había tocado su plato. 

- Por supuesto, solo quiero un poco de vino antes de comenzar. 
- Bien – le dedicó una intensa mirada, mientras seguía comiendo – así que cuéntame ¿Cómo has estado? 
- Muy bien. 
- Eso puedo verlo, pero amor cuéntame más. 
- ¿Quieres que te de un itinerario de todas las cosas que hago? – Car no pudo evitar ser sarcástica en cada palabra. 
- No amor, necesito que las cosas vuelvan a ser como antes. 
- Eso no es posible. 
- ¿Por qué?  
- Dime, ¿es poca razón si te digo que me engañaste cuando casi me mata un psicótico que está obsesionado con mi mejor amiga? – al ver la miraba herida de Nick, Car se arrepintió de sus palabras – lo siento. 
- ¿Por qué?, vamos seamos sinceros, no te retractes de las cosas que has dicho, fueron sinceras – dio sorbos distraídos a su copa de vino – te engañé, fui un estúpido y he pedido perdón por ello, solo que tu no quieres tomar ni captar mi perdón.  
- No estoy lista – miró su regazo, no podía mirar a los ojos a Nick, no se sintió valiente, sabía perfectamente que si lo hacía no sería capaz de resistirse. 
- ¿Has oído lo de la madre de Ethan? – Car lo miró completamente agradecida por su cambio de tema. 
- Si, la van a operar en algunos días, las cosas han estado mal pero Ethan no quiere esperar ni un segundo más, después del nacimiento de Kaitlyn y enterarse de la enfermedad de su madre y tener que dejar a Isa sola con la bebé, casi lo vuelve loco pero ahora todo parece ir mejor. Trato de estar en contacto con Isa, ya sabes, para hacerle saber todo lo que sucede con la empresa, además de la seguridad que Ethan ha puesto para mí y ella, me siento mejor, sabiendo que Allan aún anda suelto y que puede dañarnos, estaba un poco paranoica pero ahora estoy más tranquila. 
- ¿Seguridad? – Nick le frunció el ceño al enterarse de este detalle. 
- Car lo miró confusa, había divagado tanto tratando de llenar la conversación que ni se percató que es lo que le había dicho – emmm, sip. 
- ¿Dónde está ahora que no puedo verla? 
- Abajo en recepción, en una oficina privada, no te diste cuenta porque había avisado de tu llegada con antelación, pero nadie puede subir sin identificarse y Andrew se asegura de vigilar todo muy bien mientras está en su turno, pero hoy le dije que necesitaba mi espacio personal, Allan no ha intentado nada nuevo y necesito seguir con mi vida. 
- ¿Andrew
¡Malditas divagaciones!, Car se sonrojó furiosamente ante la atenta mirada de Nick, no quería discutir el tema de su seguridad con él pero su gran bocaza la estaba poniendo en grandes problemas.
- Uno de los guardias, le gusta hacer bien su trabajo nada más. 
- Espero que sea verdad. 
- ¿Qué significa eso? 
- Qué no me gusta que toquen lo que es mío. 
- Bien señor dominante, no sé si te llegó la notificación pero terminamos, estoy soltera. 
- Eso es porque tú quieres estar soltera. 
- Así que ¿Cuándo te vas a Italia? – Car nuevamente trató de cambiar el tema ya que las palabras de Nick la afectaban mucho más de lo que quería reconocer. 
- Estamos preparando todo con mi equipo, creo que dentro de unas semanas estaré viajando. 
- Es hermoso, por lo que me han dicho es un país del cual puedes enamorarte, espero que encuentres tu camino a casa cuando tu trabajo termine. 
- Siempre encontraré mi camino a ti amor. 
- No digas eso – Car intentó mirar para otro lado pero Nick inmediatamente tomó su mentón fijando sus hermosos y azules ojos en ella. 
- Te amo. 
- Nick…
No pudo terminar por que fue inmediatamente silenciada con los tiernos labios de Nick, su beso fue suave pero posesivo, Nick demandó a su boca inmediatamente abrirse, lo que Car hizo gustosa, agarró su mentón más firme y la acercó mucho más a su cara, profundizó mucho más el beso introduciendo su lengua en ella haciéndola jadear y perder el sentido, ambos quería mucho más, Nick envolvió un posesivo brazo en su cintura y la atrajo a su regazo. Caroline se montó a horcajadas y lo besó mucho más intensamente enredando sus dedos entre el pelo sedoso de Nick, quería todo de él, su cuerpo, su mente, su corazón pero aunque mucho le dijera que la amaba no le podía ser fiel y ella no podía vivir con la duda e incertidumbre. Este último pensamiento fue lo que la hizo romper el beso inmediatamente.
- Nick para. 
- Vamos amor, es lo que ambos queremos – y descendió besando cuello y mentón. 
- ¡NICK PARA! – Car lo empujó tan fuerte que ambos casi se caen de la silla. 
- No te comprendo – se paró rápidamente dejando a Car en el suelo y pasó nerviosamente sus manos por su pelo. 
- No quiero esto. 
- Eres una gran mentirosa, lo quieres tanto como yo amor. Pude notar lo excitada que estabas, así que ahorrate el mal rato y no trates de negarlo. 
- ¿Sabes qué? Si, tienes razón, te deseo tan desesperadamente que es vergonzoso, es vergonzoso darme cuenta que con un solo toque me derrito a ti, que reacciono a cada caricia, cada susurro, no tengo el control porque tú me lo quitaste pero no confió ¡NO CONFIÓ!, no puedo confiar ni en ti ni en mí y mucho menos en un futuro juntos porque ¿sabes qué? Tú me engañaras con la primera rubia, morena, o pelirroja que se te atraviese en el camino y bata sus pestañas para ti. No me puedes ser fiel y yo no puedo vivir en la duda y la incertidumbre de que estarás haciendo cuando no estés a mi lado, no puedo. 
- Eso no es verdad, te amo Caroline ¿acaso eso no es suficiente para confiar? 
- Lo era en el pasado pero ya no – se dio vuela tratando de reprimir las lágrimas que amenazaban con salir, no podía llorar, no debía hacerlo, se supone que esta sería una cena amistosa – creo que es mejor que te vayas, esta fue una mala idea.
Nick se acercó lentamente hacia ella, la tomó entre sus brazos y la abrazó como si nunca más la abrazaría en su vida, como si su vida dependiera de ella, inhaló el olor de su cabello y se aferró más fuerte a Caroline.
- Eres a la única mujer que le he dicho que amo en el mundo, te amo mi hermosa Caroline, he cometido errores porque me aterra lo intensamente que siento cuando estoy contigo, soy un imbécil que cree que el amor lo hace débil y nunca amé hasta que tú te apareciste en la casa de mis tíos viéndote completamente hermosa y perfecta, supe desde ese momento que te pertenecía por siempre, supe desde ese momento que mi vida estaba arruinada para siempre, te amo y ni siquiera esa palabra puede describir lo intensamente que me siento cuando estoy contigo – se inclinó hacia atrás y la miró a los ojos con tanta intensidad que car sintió deslizarse unas lágrimas por sus mejillas – no puedo vivir sin ti, no puedo respirar si no te tengo a mi lado, pasé años tratando de negar lo que sentía, alejándote de mí y tratando de olvidar ese maravilloso verano que pasamos juntos, tratando de olvidarte – levantó su barbilla y susurró contra sus labios – pero nunca pude sacarte de mi corazón, eres mía y yo soy tuyo.
♥♥♥♥♥

Car podía sentir su aliento rozar su mejilla, la palabra te amo dicha contra sus labios, sus manos recurriendo su cuerpo, prometiéndole completa adoración eterna, sus corazón siendo entregados latiendo al unísono. 

No quería despertar, quería sumergirse mucho más en ese túnel oscuro y quedarse para siempre, mantenerse en ese lugar donde solo existían recuerdos de ambos, no quería despertar y confirmar todo lo que sus peores miedos temían, no quería, no podía sentir.

Te amo, te amo, te amo, te amo, te amo.

Una y otra vez podía escuchar los susurros de Nick, su promesa de amor eterno. Te amo, te amo, te amo. Una y otra vez en su mente, quería dormir eternamente escuchando esas palabras.

♥♥♥♥♥

Nick la envolvió más apretadamente en sus brazos, no había un centímetro de espacio que los separara, Car se sintió cálida y blanda por dentro, no quería apartarse y negarse a su toque, lo amaba con cada fibra de su corazón y su ser.

Miró a Nick a los ojos, detenidamente, por mucho tiempo que ambos se perdieron en la mirada del otro, entrelazó sus dedos y lo guió hacia su habitación, quería tenerlo con ella, olvidar todo el daño y perdida, todas las traiciones, por una noche ser el uno del otro y olvidar al mundo por completo.

Al llegar a su habitación, Nick la abrazó nuevamente contra su pecho y la besó apasionadamente, perdiéndose completamente en ese beso lleno de promesas, la despojó en tiempo record de su ropa quitándose la propia aún más rápido, quedando ambos solo en ropa interior. Car lo miró intensamente por mucho tiempo, no había rastros de ese chico chistoso, y coqueto, este Nick era todo pasión y demandas. La besó nuevamente intensamente bajándola suavemente a la cama, cerniéndose sobre ella. La tocó, la excitó, la hizo jadear y rogar por más, Car se sintió totalmente perdida en el momento y en las sensaciones, lo quería con ella, dentro de ella.
- Nick te necesito 
- ¿Qué necesitas amor? – tenía la mano bajo sus bragas, excitándola en el punto más sensible, haciéndola perder la razón – Dime que necesitas y yo te lo daré, siempre.  
- A ti, te necesito dentro de mí, ahora – Car jadeó en busca de aire, se sentía tan excitada y necesitada al mismo tiempo, lo quería dentro de ella, lo necesitaba dentro de ella. 
- ¿Me quieres dentro amor? – se restregó contra ella, haciendo más sensibles las partes íntimas de Car, ella no pudo contestar solo asentir, la fricción era tan exquisita, tan perfecta, tan necesitada.
Ante los intensos jadeos de Car y su apasionada reacción, Nick se deshizo inmediatamente de su bóxer y le quitó sus bragas, ahora ambos estaban desnudos ya que el sujetador de Car ya era parte de la historia. Volvió a arrastrarse sobre ella, besándola, tocándola, preparándola para su penetración.
- Dime cuento quieres esto amor. 
- Mucho, te deseo, por favor Nick. 
- Estaba en su entrada, solo a un empuje – condúceme dentro de ti amor, demuéstrame cuanto me deseas.
Car sin dudarlo tomó su gran y latiente erección y la condujo dentro de ella. Lo necesitaba desesperadamente y estaba jadeante del deseo.

- Dios eres perfecta – comenzó a mecer sus caderas, primero lentamente pero luego de unos minutos intensificó sus penetraciones, haciéndolas más rápido y necesitadas para encontrar la liberación que ambos estaban buscando. 
- Nick más rápido, estoy cerca – le suplicó Caroline. 
- Te amo – y ambos llegaron al orgasmo al mismo tiempo, Nick dio un grito de liberación que se complementó con el de Car, él podía sentir como sus paredes lo exprimían completamente y hacían más completa su liberación. 
La aferró de cerca, quería sentir su hermosa piel, el hermoso sudor que la hacía brillar y la mirada de satisfacción era algo que tendría para siempre con él.

♥♥♥♥♥

Te amo, te amo, te amo, te amo.

Caroline no podía dejar de escuchar las palabras de Nick, era como si lo estuviera susurrando a sus oídos, como si le estuviera prometiendo que la amaría eternamente, la promesa susurrada una y otra vez contra ella.
Podía sentir la aprensión de su corazón y la incapacidad para dejar liberar sus sentimientos, quería gritar pero no era capaz, estaba emocionalmente muerta para siempre.

Te amo, te amo, te amo, te amo.

Una y otra vez contra sus oídos, no podía seguir escuchando, seguir recordando, era muy doloroso. La única opción era irse mucho más profundo en ese oscuro túnel del cual nunca saldría.
Podía escuchar las suaves pero desesperadas palabras de Andrew, pidiéndole que reaccionara, que se moviera, que despertara, pero estaba en trance, su alma estaba adormecida y no podía pensar, sentir, o llorar.

Le dijo mil veces que la amaba y nunca se lo correspondió por miedo. 

¿Miedo a qué?

Lo amaba como nunca amaría a alguien en su vida, había sido tan estúpida.

♥♥♥♥♥
- Vente conmigo a Italia – le susurró Nick luego de envolver sus brazos a su alrededor, Car lo miró bajo sus parpados pesados y se pudo dar cuenta de la sinceridad en las palabras de Nick, lo que la despertó inmediatamente. 
- No hablas enserio. 
- Hablo muy enserio amor, quiero que vengas conmigo y trabajemos en nuestra relación para hacer las cosas mejores. 
- No puedo. 
- ¿Por qué? 
- Simplemente no puedo – se alejó de él y se levantó para envolver una bata a su alrededor. 
- Dame una buena razón para no querer ir conmigo. 
- Tengo trabajo. 
- Esa no es una buena razón. 
- Es mi única razón, punto – cruzó sus brazos sobre su pecho en posición molesta dando por terminada la discusión. 
- Es una mierda de razón, vamos Caroline se sincera, contigo, conmigo ¡Y CON EL PUTO MUNDO! – le gritó la última frase levantándose y poniéndose sus jeans. 
- ¡NO ME GRITES! 
- Por una vez en tu vida se sincera, vamos dímelo. Necesito escucharlo de tus labios. 
- No confió en ti – las palabras escaparon de su boca antes que pudiera reaccionar y darse cuenta lo que estaba diciendo. 
- ¿Acabamos de hacer el amor y no confías en mí? Te he pedido, rogado y suplicado que me perdones, te entregas a mí y aun asi no confías. ¿De qué mierda me estás hablando? ¿esto es un maldito juego para ti?, porque desde ya te advierto que me estoy cansado de esperarte, he puesto todo de mi parte, fue un maldito error ¡UN PUTO ERROR! Y ni siquiera me la folle, fue un puto beso nada más, pero tú no quieres perdonarme. 
- No se trata de eso Nick – se acercó a él y envolvió sus brazos alrededor para tratar de tranquilizarlo – Necesito tiempo para pensar, necesito respirar y ver que está mal con ambos. Tenemos que hacerlo mejor, no podemos seguir dañándonos, esto no es sano para ninguno. 
- Me estoy cansado de esperar.
Nick se volteó y se dirigió furioso hacia la salida, con la camisa abierta y la chaqueta en la mano, estaba fuera de sí, quería que Car lo perdonara pero al parecer eso no sería posible, necesitaba repensar las cosas y tratar de respirar.


Caroline se dejó caer pesadamente a su cama, aún tenían el olor de Nick impregnado en ellas, lo amaba pero necesitaba espacio, Nick la haría sufrir hasta sin darse cuenta y quizás no eran el uno para el otro. Trató de consolarse con ese pensamiento mientras dejaba su cabecera empapada de lágrimas, lo amaba, no podía perderlo.

Siguió llorando por 20 minutos hasta que decidió que no lo dejaría escapar, si quería solucionar las cosas ella igual pondría de su parte, ambos podían solucionar sus problemas de eso estaba segura. Lo llamó pero se fue directo al buzón de voz, Nick estaba furioso de eso podía estar segura. Se vistió rápidamente y agarró el coche de Isa ya que desde que ella se había ido a vivir con Ethan lo había dejado en su viejo departamento, Car le había insistido que se lo llevara pero Isa le dijo que ahora era de ella, se había negado pero su amiga era terca, así que desde ahora car lo utilizaba. Se metió rápidamente al tráfico, Andrew estaría furioso porque salió sorpresivamente y habría insistido en llevarla él por su seguridad, era peligroso hacer esto pero Allan no le impediría ir por el hombre que amaba, no le tendría miedo a nada.

Llegó a una calle que estaba detenido el tráfico – perfecto un taco – pero luego de unos minutos se dio cuenta que era un accidente, por la cantidad de gente que podía divisar y las luces de las patrullas y la ambulancia.

Fue avanzando por un desvió, hasta que vio el auto, estaba completamente destrozado en el lado del conductor, se podía ver perfectamente que había sido un completo impacto, y el otro auto estaba impactado de frente, algo del auto negro a Car le llamo la atención, avanzó media cuadra y se dio cuenta porque le era tan familiar.

Era el auto de Nick.

Se bajó precipitadamente del auto y corrió hacia el accidente que estaba cercado por policías, aunque trataron de detenerla no fue posible, Car los pateó y rasguñó, las lágrimas no la dejaban avanzar pero necesitaba verlo, saber que no era verdad, no era posible, esto no estaba pasando, no estaba pasando. 

Al llegar la escena era totalmente aterrorizante, Nick estaba lleno de sangre y pálido, con sus ojos cerrados, car trató de alcanzarlo pero fue retenida por un paramédico que trataba de tranquilizarla.

- ¡NICK!  
- Señorita necesito que se tranquilice, estamos tratando se estabilizarlo para poder transportarlo, está muy grave y debe mantener la calma ¿Quién es usted? 
- Su novia – logró articular cuando pudo hablar – Nick por favor no me dejes, te necesito, te amo, no me dejes te lo suplico, Nick por favor.
Car no podía parar de temblar, su cuerpo completo convulsionaba y su cara estaba llena de lágrimas, los paramédicos trabajaron rápido y metódicamente, pero Car no podía acercarse, se sentía tan inútil, tan vaciá, si Nick la dejaba no le quedaría nada en la vida.

De repente sintió unos confortantes brazos envolverse a su alrededor, cuando levantó la mirada se dio cuenta de que era Andrew. Él la sostenía y trataba de consolar, pero ver a Nick casi desangrándose era más de lo que podía soportar.
- Ve con ellos en la ambulancia, yo llamaré a Ethan e Isa para informarles de lo sucedido, cuando llegues al hospital ya estaré ahí, trata de ser fuerte – Car logró salir de su trance para darse cuenta de todo lo que le había dicho Andrew, y solo pudo sentir.
El viaje al hospital fue un borrón, Car no soltó nunca la fría mano de Nick, al llegar fue empujada por profesionales que comenzaron hacer preguntas sobre el estado de Nick y se lo llevaron inmediatamente para atenderlo, Car no pudo seguir con ellos ya que no la dejaron. Fiel a su palabra Andrew estaba con ella inmediatamente, sosteniéndola y tratando de tranquilizarla.

Caroline no podía llorar, no podía gritar, lo único que podía hacer era mirar hacia la puerta para ver si alguien le traía noticias del amor de su vida, al cabo de unos minutos salió una doctora para decirle que debían operar a Nick de emergencia por una hemorragia interna, lo único que pudo hacer Caroline fue asentir y nada más.

Andrew trataba de hacer que le hablará, hacerla reaccionar pero Car estaba en shock, lo único que podía hacer era ver sus manos e imaginarse la sangre de Nick, su cara pálida, sus manos fría, debería hacerle dicho que lo amaba, debería haber aceptado su invitación a Italia, debería haberle pedido que se quedará con ella esa noche, pero no lo hizo y ahora él estaba luchando por su vida y solo.

Ethan e Isa llegaron al cabo de unos minutos, Isa tenía la cara llena de lágrimas y la abrazó inmediatamente, Car no podía contestarle, no podía llorar, no podía quebrarse, debía estar en esa oscuridad porque si se quebraba nunca más podría salir de ella. 

Después de horas y horas de espera, salió el médico y Caroline al verlo supo inmediatamente la verdad.

_________________ ♥♥♥♥♥ ________________

Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº25

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Viernes.

  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:

10 comentarios:

  1. Dios miooooooo como nos dejan asi????????
    No, no, no, no, no, no! 1 semana es mucho tiempo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será menos de una semana no te preocupes, mañana ya estará el capítulo listo para que todas lo lean :D, besitos y guarda Kleenex, nos necesitaras :(

      Eliminar
  2. No chicas no pueden hacer esto, Nick no puede estar muerto verdad!!!!

    ResponderEliminar
  3. Por dios pero como me dejas pobre car y pobre nick no nos agas sufrir mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No queremos hacerlas sufrir, o tal vez un poquito pero no tanto jajaja

      Eliminar
  4. nooo... por favor que Nick este grave, pero no muerto... de verdad que no puede ser eso.... por favor....

    ResponderEliminar
  5. CHICAS no saben lo tocada que me sentí al comienzo ya que estoy viviendo algo parecido en mi vida, SON REALMENTE ÚNICAS ESCRIBEN DESDE EL CORAZÓN Y SE NOTA excelente trabajo como siempre, para la próxima no nos abandonen tanto tiempo se les extraña cuando no suben capítulos, ESPERO QUE NICK SE RECUPERE PRONTO Y RESUELVAN SUS PROBLEMAS, POR QUE CUANDO HAY AMOR TODO ES POSIBLE, mil besos chilenitas genias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linda ♥, nosotras igual les extrañamos a ustedes pero ya estamos libres de exámenes o al menos libre por un buen tiempo, no tienes idea la cantidad de personas que nos dicen que se sienten identificadas con partes de nuestra historia, y esa es la idea, queremos retratar situaciones de la vida real para que así muchas se puedan sentir parte de nuestra historia, un besito hermosa,amamos tus comentarios :D ♥

      Eliminar