jueves, 15 de mayo de 2014

Reseña: Nacida para seducir (Susan Elizabeth Phillips)

Ficha Técnica:
  Título: Nacida para seducir
  Titulo original: Natural Born Charmer
♦  Autora: Susan Elizabeth Phillips
  Editorial: Ediciones B
  Año: 2007
♦  Género: Contemporáneo /Romántico
  Nº de Páginas: 302

Serie Chicago Stars #7

Sinopsis:
Cuando el millonario Dean Robillard conoce a Blue Bailey, a la muchacha no pueden irle peor las cosas. Su ex le ha robado todo su dinero y no tiene adónde ir. Dean, una estrella del fútbol americano, está de vacaciones mientras se recupera de una lesión.
El quarterback estrella de los Chicago Stars sufre una grave lesión en el hombro que le obliga a replantearse su vida una vez que abandone su carrera deportiva. Decide tomarse unas pequeñas vacaciones para recuperarse y aclarar sus ideas. Mientras conduce su Aston Martin ve a una mujer que camina por la carretera, por lo que para para ofrecerse a llevarla.

Blue Bailey está destrozada, sin empleo y se ha quedado tirada después de que su ex le robara todo su dinero de modo que cuando le para un guaperas con un cochazo no duda en aceptar irse con él. Pronto se dirigen juntos a la nueva granja, donde Blue pondrá la vida del deportista patas arriba. Y, aunque la atracción es mutua, ¿podrá sobrevivir su relación cuando lo único que tienen en común es que no creen en el amor?


Por finnnnnnnn estoy en la sexta y última reseña de la GRAN saga de SEP, Chicago Stars es una saga tan buena desde el primer hasta el último libro, ame cada uno de ellos y cada historia me hizo amar mucho más a esta talentosa escritora, me enseño las complicaciones del mundo del fútbol americano y la pasión que se vive por este deporte, me dio tantas historias secundarias tan apasionantes como la principal y dramas de la vida real que me hicieron apasionarse con los personajes, ame cada página, me hizo sentir querida como lectora y premiada con estas historias tan buenas.
Partamos ahora con un poco de historia, Dean Robillard es la flamante estrella de los chicago stars pero ahora está lesionado y necesita descansar y despejar su mente de todos y de todo, por lo cual decide dirigirse a su refugio, una casa en Tennessee que ha comprado hace mucho tiempo en el campo donde quiere descansar y relajarse, olvidar un poco de su vida y la complicada relación que tiene con sus padres, además de volver a su ex pueblo donde es una estrella en todos los puntos de vista, debe volver a ver a su madre con quien mantiene una cordial relación, no quiere volver al pueblo donde se siente asfixiado ya que cada ciudadano cree que le debe mucho al pueblo por haber nacido en él y haberse convertido en una estrella del fútbol americano, pero por cosas del destino se dirige a ese lugar en su Aston Martin, pero en el camino se encuentra con una agradable sorpresa, cierta castora furiosa y dispuesta a matar a su ex novio por traicionero.
Primera conversación entre Dean y Blue:
—Señora, eh... ¿necesita que le eche una mano?
Las patas no bajaron el ritmo.
—¿Tiene un arma?
—Aquí no.
—Entonces usted no me sirve de nada.
Y siguió caminando. Dean sonrió ampliamente y echó a andar tras ella. Con sus larguísimas piernas sólo necesitó un par de zancadas para ponerse a la altura de las cortas patas peludas.
—Bonito día —dijo él—. Demasiado calor para estas alturas de mayo, pero no me puedo quejar.
Así como pensaron, Blue tenía una mierda de trabajo en el cual debía vestirse y castora, para colmo de males su jefe la dejo olvidada en medio de la carretera y su novio acaba de robarle cada centavo que ella tenía, ahora está sin dinero, sin lugar para quedarse y con un guapo chico que se ofrece para darle un aventón, sin quedarse ni corta ni perezosa decide ir con él y reunir sus cosas para poder emprender un viaje a los desconocido.
Dean se comporta como un caballero frente a ella, ayudándola y llevándola donde quiere ir, le cae muy bien Blue y aunque no es una persona que confía mucho en los demás decide hacerlo con esta chica y ayudarla a encontrar su camino, claro al ser tan hermoso lo primero que cree ella es que él es gay.


Conversación entre Blue y Dean:
—¿Qué fue lo que me delató? ¿Cómo supiste que era gay?
—¿Me prometes que no te ofenderás? —preguntó ella con fingida preocupación.
—La verdad nos hará libres.
—Bueno, tienes un buen bronceado y músculos de diseño. Ese tipo de tórax no se consigue cambiando tejados.
—Muchos tíos van al gimnasio. —Resistió el deseo de tocar su húmeda piel.
—Sí. Pero esos tíos tienen alguna cicatriz en la barbilla o en alguna otra parte del cuerpo, y la nariz rota. Tus facciones están mejor esculpidas que las caras del monte Rushmore.
Era cierto. La cara de Dean permanecía intacta. Su hombro, sin embargo, era otra historia.
—Y además está tu pelo. Es dorado, espeso y brillante. ¿Cuántos potingues utilizaste esta mañana? No importa, no me lo digas. No quiero sentirme acomplejada.
Lo único que había usado era champú. Un buen champú, cierto, pero a fin de cuentas, champú a secas.
—Es que llevo un buen corte —replicó, su corte era producto del estilista de Oprah.
—Y esos vaqueros son de Gap.
Cierto.
—Y llevas botas de gay.
—¡Éstas no son botas de gay! Me costaron mil doscientos dólares.
—Exacto —dijo ella triunfalmente—. ¿Qué hombre en su sano ¡juicio pagaría mil doscientos dólares por unas botas?
Dean se encuentra haciendo un viaje por carretera con Blue, una chica que no sabe dónde estará al día siguiente pero que de alguna manera es feliz, blue es pintora, le encanta conectarse con la naturaleza, es bondadosa, y tiene un humor muy particular, es una chica complicada pero a la vez simple ¿contradictorio? Créanme lo sé, este libro es muy entretenido en los locos diálogos de nuestros protagonistas, son tannnnnn chistosos y lindos juntos.
Conversación entre Blue y Dean:
—Estaba buscando caramelos.
—¿En mi cartera?
—¿Cómo ibas a tener caramelos en la cartera?
—¡Estabas registrándome el bolso! —Por la expresión de su cara dedujo que fisgonear no era algo que la molestara mientras no fuera ella el objetivo. Un dato a tener en cuenta para no perder de vista su propia cartera.
—Prada hace bolsos —le dijo mientras se alejaban de la gasolinera en dirección a la interestatal—-. Gucci hace bolsos. Eso que tú llevas parece una de esas cosas que regalan cuando uno se compra un calendario de tías.
Ella saltó indignada.
—No puedo creer que estuvieras registrándome el bolso.
—Y yo no puedo creer que dejaras que te pagara la habitación de hotel ayer por la noche. No es que estés precisamente en la ruina.
Dean ama sacarla de quicio, ama las peleas que tiene juntos y Blue saca ese lado de él que no creyó poseer, le encanta compartir bromas privadas con la castora y pasar el rato con ella pero no ayuda el hecho que esta chica sea irresistiblemente hermosa y tenga una curvas de infarto y una piernas exquisitas, no ayuda para nada.
Sin darse cuenta Dean se encuentra arrastrándola a su lugar de origen, sacando muchas excusas en el camino como que es una buena compañía, se siente bien a su lado, la ocupa para evitar a las personas del pueblo diciendo que es su novia y ayuda a su relación con su complicada mamá, April Robillard es una antigua Grupie de estrellas de rock, amaba irse a la cama con ellos y luego la dejaban hasta que se quedó embarazada del padre de Dean, ahora el no soporta estar a su lado y menos al lado de un padre nunca presente.
Jack Patriot, es el padre de Dean una estrella de rock acostumbrada a vivir en el mundo al límite, lleno de alcohol y chicas fáciles, además de tener a Dean tiene a una hija Riley Patriot, una niña que ha tenido una vida muy complicada que al igual de Dean solo ha tenido el apoyo económico de su padre y ahora quiere buscar a su hermano y lo encontrara.
Este es una hermosa historia de cómo el destino pueden juntar a dos personas que nunca pensarías que acabarían juntas, es una saga tan hermosa con una culminación aún más hermosa, ame cada página como lo dije anteriormente y volvería a leerlo una y diez mil veces más.


Libros de la saga: 
1) Tenías que ser tú
2) Heaven, Texas
3) Solo mío
4) Apenas un sueño
5) Este corazón mío
6) Cázame si puedes
7) Nacida para seducir




5/5 Perfecta


No hay comentarios.:

Publicar un comentario