viernes, 30 de mayo de 2014

Fanfic: Quédate Conmigo (No Me Dejes Ir #2): Capítulo 19


Capítulo Nº19: Nuestro primer Aniversario.

Después de la navidad en Londres Car estaba decidida a volver a Nueva York, le encantaba pasar año nuevo en familia como en los viejos tiempos pero aun así nada se igualaba al año nuevo en Nueva york, las fiestas, los fuegos artificiales y toda la entretención de estas fechas, faltaban 2 días para año nuevo y esperaría un día más para volver, quería pasar el mayor tiempo posible junto a sus padres ya que una vez que volviera nos los volvería a ver en mucho tiempo más. Estaba en su habitación leyendo un libro y tomando una taza de chocolate caliente cuando apareció su mamá por la puerta.
- Cariño vino un chico a buscarte ¿le digo que venga en otro momento?  
- ¿Un chico? – Preguntó Car sorprendida, no había nadie que la pudiera ir a buscar, al menos nadie que ella sepa. 
- Si, y es bastante guapo – Dijo su mamá sonriendo – Me dijo que su nombre era Jonathan. 
- ¿Jonathan? 
Car se sorprendió aun más, ambos viajaron juntos pero al momento de aterrizar en Londres cada uno se fue por su lado, ya que cada uno había viajado para estar con sus familias, y por lo mismo se sorprendió, Jonathan y ella no tenían mucho de qué hablar, no es que se llevaran mal, pero desde la relación que Isa y Jonathan se había acabado, Car y él no habían hablado mucho. 
- Si, Jonathan ¿Quién es? – Preguntó la mamá de Car con una sonrisa picara en el rostro.
- Mamá solo es un amigo, no pongas esa cara, dile que me esperé, bajaré enseguida.
- Bien, no demores. 
Car se cambió de ropa en segundos ya que estaba vestida solo con pijama, se hizo una coleta para verse más presentable y bajó. Cuando bajó a sala no lo vio por ninguna parte, estuvo a punto de salir a mirar a la calle cuando escuchó la risa de su mamá junto con la de Jonathan desde la cocina, cuando llegó vio a su mamá de lo más risueña junto a Jonathan que se veía totalmente cómodo sentado sobe un banco y bebiendo chocolate caliente.
- Hola Jonathan – Saludó Car desde la puerta, Jonathan la miró y sonrió.
- Hola, ¿Cómo estás? Feliz navidad atrasada. 
- Gracias, estoy bien – Car miró a Jonathan preguntándole con la mirada que hacia ahí, él la miró y luego se aclaró la garganta.
- Tenía la tarde libre y decidí venir a ver si querías salir a tomar algo y conversar, me estaba matando el aburrimiento y por traje mi cámara para salir a tomar fotos ¿Qué dices? ¿te apuntas? 
- Claro, cualquier cosa es mejor que estás en casa encerrada. 
Car buscó su abrigo y luego ambos salieron a dar un paseo por la cuidad, sacaron unas cuentas fotos y luego se fueron a refugiar a un café ya que el frió les estaba calando los huesos, se acomodaron en sus asientos y se bebieron sus cafés mientras conversaban. 
- ¿Has sabido algo de Ethan e Isa? – Preguntó Jonathan mientras se bebía el café. 
- Si, ayer hablé con Isa, están en Pensilvania, pasaran el año nuevo allá – Car hizo una pausa y luego sonrió – Al menos ellos sí lo están pasando bien. 
- ¿Lo estás pasando mal? Creí que estar con tu familia te haría bien. 
- Oh sí, no me mal entiendas. Estar con mi familia es lo mejor de todo esto, pero bueno ya sabes, la situación en esto momentos no es la mejor de todas. 
- ¿Lo dices por Nick? – Car de encogió de hombro y Jonathan siguió – Car, ¿realmente no lo vas a perdonar? 
- Ya lo perdoné, lo que no haré será volver con él, no puedo hacerlo. 
- ¿Por qué no? 
- Si tuvieras la oportunidad de volver con Isa ¿Lo harías? 
- Jonathan pestañeó sorprendido por la pregunta y luego desvió la mirada – Es distinto Car. 
- Sí, lo es. Nick no se va a convertir en padre, ni tampoco está comprometido pero si Ethan no existiera, y si Isa nunca hubiese quedado embarazada ¿volverías con ella? 
- Jonathan se lo pensó unos segundos y luego suspiró – Tal vez. 
- ¿Lo harías? – Preguntó Car totalmente sorprendida – creí… yo…
- Lo haría, si las cosas fuesen diferente tal vez lo intentaría, pero no lo son, las cosas son como son y ya está. Ella está con Ethan y es feliz con él, pero créeme Car, no hubiese permitido dejar que una infidelidad acabará con todo lo que teníamos, después de todo yo era feliz con ella y sé que ella también lo fue conmigo. 
- Aun sientes algo por ella ¿cierto? 
- No es eso lo que te quiero decir, eso no importa, lo que te quiero decir es que tú tienes la oportunidad que yo no tuve Car, Isa escogió a Ethan pero Nick te escogió a ti, el no fue y se enamoró de otra, besó a otra chica pero fue un error, él te ama y tu lo amas a él ¿Por qué dejar que todo se termine? 
- No lo entiendes Jonathan, si yo no estoy con él no es porque él haya besado a otra chica, si no he vuelto con él es porque en estos momentos no puedo estar con nadie, no soy capaz de confiar en otros, y para tener una relación sana necesito tener confianza y eso es lo que menos tengo. 
- No cometas un error Car, Nick te ama, yo no lo conozco lo suficiente pero las pocas veces que he compartido con él me ha dado a demostrar que sí lo hace, no dejes ir a la persona que amas. 
Jonathan luego de decir estas palabras tomó un sorbo de café, y miró hacia otro lado, por un segundo se sintió como un perfecto hipócrita, dando consejos cuando él estaba haciendo exactamente lo contrario, lo supo porque en el mismo momento en que mencionó las palabras, la imagen de Kat se me vino a la mente. 
- ¿En quién piensas Jonathan? – Preguntó Car al verlo tan sumergido en sus pensamientos. 
- En nada, solo recordé algo, pero no tiene importancia. 
- ¿Has vuelto a ver a Kat?, no la conozco muy bien pero Isa me ha hablado de ella, estuvo a punto de quitarme el trono de mejor amiga – Dijo Car sonriendo. 
- Si, Isa y Kat se hicieron muy amigas durante el tiempo que Isa estuvo en París, creo que ellas siguen en contacto pero desde la fiesta de aniversario de la agencia de Ethan que no la he visto ni he sabido nada de ella. 
- ¿Y no la extrañas? 
- Jonathan miró a Car y al cabo de unos segundo suspiró y negó con la cabeza – No. 
♥♥♥♥♥

Cuando Ethan entró a la habitación vio a Isa sentada sobre la alfombra hablándole a la bebé, sonrió al verla ya que se veía muy tierna, sabía que Isa le hablaba a su bebé para poder sentirla ya que siempre que le hablaba la bebé se comenzaba a mover y eso a Isa le encantaba, la miró por unos segundos y luego se aclaró la garganta. 
- ¿Puedo interrumpir? 
- Isa lo miró y sonrió – Llegaste. No escuché la puerta de la entrada por eso estaba aquí.

Isa con todo su esfuerzo de levantó, con 8 meses de embarazo le era casi imposible hacer algunas cosas y levantarse del suelo era una de esas cosas, una vez parada sonrió y se acercó a Ethan.
- Me asusté cuando no te vi por ninguna parte al despertar ¿fuiste a correr? 
- Si, y a terminar algunos preparativos para esta noche, es nuestro segundo año nuevo que pasamos juntos. 
- Y nuestro primer aniversario – Dijo Isa sonriendo. 
- ¿Aniversario? ¿esta noche estaremos de aniversario? – Preguntó Ethan frunciendo el ceño.
- Imbécil, no te hagas el que no lo sabes – Dijo golpeándolo en el pecho. 
- Claro que lo recuerdo amor, ¿Cómo olvidarlo?, te tengo un montón de sorpresas para esta noche, tu solo espera y verás. 
- Esperaré ansiosa – Dijo Isa sonriendo y luego lo besó. 
♥♥♥♥♥
- John ¿Qué haces aquí? deberías estar en tu casa cenando con Rebeca, no acá. 
- Tranquila, tú y yo cenaremos juntos esta noche, todo está arreglado. 
- ¿Te volviste loco? Yo no cenaré contigo, vete, sí sigues pasándotela aquí en todo momento, Rebeca no tardará en averiguar qué es lo que tanto haces cuando no estás con ella. 
- No averiguará nada, y menos hoy, hemos discutido y cada uno se fue por su lado, ella se fue a meter a Dios sabe dónde y yo me vine a pasar el año nuevo contigo, como en los viejos tiempos. 
- No puedo creerlo – Amelia caminó hacia la ventana y se quedó mirando hacia fuera, luego suspiró y volvió a mirar a John – No estoy de ánimos para celebraciones John. 
- Bueno te tendrás que hacer el ánimo pero yo de aquí no me muevo y la cena debe estar por llegar – miró el reloj de la mano y sonrió – a las 8 dijeron que estaría aquí así que prepárate tú y yo volveremos a tener un año nuevo juntos. 

Amelia puso los ojos en blanco y luego se miró a sí misma, estaba en pijama y por más que deseara quedarse en esa pinta decidió ponerse algo mejor, después de todo era año nuevo, fue y se cambió de ropa, luego llamó a Ethan para hablar con él y con Isa y desearles un feliz año nuevo, luego de varios minutos de hablar con ellos, colgó y se fue a sentar junto a John para cenar.

Estaban sentados comiendo cuando sonó el timbre de la casa, Amelia y John se quedaron mirando extrañados ya que Amelia no esperaba a nadie, John frunció el ceño y se levantó para abrir la puerta, la abrió y se quedó de piedra cuando vio a Rebeca mirándolo furiosa. 
- Con que aquí es donde te vienes a meter cada vez no estás en casa. 

- ¿Qué haces aquí Rebeca? 
John salió e intentó cerrar la puerta pero Rebeca fue mucho más rápida y entró antes de que él pudiera evitarlo. Cuando Rebeca entró se encontró con Amelia parada a un lado de la mesa, Rebeca la miró y luego hacia la mesa donde estaba la cena de ambos, volvió a mirar a Amelia, sonrió y volvió a mirar a John.
- Tienes mucho que explicarme. 
- Y lo haré, pero no aquí – John tomó a Rebeca de brazo y la comenzó a llevar hacia la puerta. 
- ¡SUELTAME! Vamos a hablar ahora y aquí – Rebeca se giró y avanzó hacia Amelia – Tu, te dije que te mantuvieras alejada de mi esposo, ¿acaso te volviste loca? No sabes lo que soy capaz de hacer…
- Rebeca basta, estás mal interpretando todo. 
- ¿a si? Entonces explícame John, ¿Qué mierda haces cenando en la noche de año nuevo con ella? Yo soy tu esposa John, no ella, ¿te das cuenta que te inventaste una discusión de mierda para poder venir a cenar con tu ex mujercita? ¿tan estúpida crees que soy? Te seguí el juego porqué sabía que estabas buscando una excusa para salir. 
- No estaba buscando ninguna excusa para nada, sabes perfectamente que tenía toda la razón del mundo para decirte todo lo que te dije antes de salir, si vine a cenar con Amelia fue porque no quería pasar el año nuevo solo en esa casa tan grande, no es culpa mía que tú te pases la mayor parte del tiempo fuera de casa haciendo Dios sabe que cosas. 
- ¿Entonces es mi culpa? me estás intentando culpar a mí de que te hayas vuelto a revolcar con esta mujer. 
- ¡BASTA! – Amelia caminó hacia la puerta y la abrió – Se van, no permitiré ningún insulto en mi casa… 
- ¿Tú casa? – Preguntó Rebeca levantando una ceja – Esta casa es de John – Rebeca se volteó hacia John y sonrió – Lo sé todo cariño, no creas que me puedes ocultar algo a mí, sé que tienes esta casa y dos más ocultas de mi, todo lo tuyo lo sé John, no creas que me puedes hacer tonta, incluso cuando estuve de viaje sabia que te estabas encontrando con alguien, lo que no sabía era que tu puta de turno era ella. 
Amelia comenzó a sentirse mareada y el dolor de cabeza la estaba matando, sé sujeto contra la pared para estabilizar su equilibrio y cerró los ojos, John la miró y se dio cuenta al instante de que Amelia estaba sintiendo dolores, olvidó todo lo que tenía que decirle a Rebeca y corrió a ayudar a Amelia. 
- ¿Estás bien? ¿Dónde están tus pastillas? – John miró a su alrededor y luego tomó a Amelia entre sus brazos para ayudarla a sentarse – Ven, siéntate, buscaré tus pastillas.
- John por favor – Amelia miró a John y luego a Rebeca – Llévate a tu esposa de aquí. 

Rebeca al ver a Amelia tan descompuesta se quedó totalmente en shock, la observo detenidamente y luego a John, Rebeca no era tonta y sabia que algo estaba pasando, miró a su alrededor para buscar una pista de lo que estaba pasando, al no ver nada que la pudiera ayudar a descubrir lo que estaba pasando volvió a mirar a John.
- ¿Me puedes explicar que está pasando? 
- No, vamos, Amelia debe descansar, tu y yo vamos a hablar pero en casa.
- ¿Estás enferma? – Preguntó Rebeca a Amelia. 
- Rebeca vete y déjame en paz por una vez en tu vida, me tienes harta, si no te vas ahora de mi casa llamaré a la policía, se van, los dos, los quiero fuera ahora. 
- Rebeca vamos. 
- Voy a averiguar qué es lo que tienes, y créeme linda no será nada agradable cuando me enteré. 
- ¡REBECA! – Gritó John furioso. 
- Te equivocaste al meterte con mi esposo, eso te lo aseguro. 
John no aguantó más y prácticamente sacó a Rebeca a tirones de la casa, Amelia se quedó mirando a Rebeca totalmente asustada mientras ésta la miraba con una sonrisa de satisfacción en el rostro, Amelia había visto esa sonrisa antes, la misma que le daba sabiendo que era amante de su esposo, disfrutaba del sufrimiento ajeno y está no era la excepción.

♥♥♥♥♥
Cuando Ethan e Isa volvieron a la cabaña después de haber ido de paseo, Isa se pillo con todo el lugar lleno de velas, desde el jardín hasta el interior, estaba totalmente iluminado por miles de velas. Isa se volteó para mirar a Ethan y éste sonrió.

- Esta es la primera sorpresa. 
- ¿Cuántas más habrán? – Preguntó Isa mientras contemplaba la cabaña. 
- Unas cuantas, tu espera y verás, quise llenar la casa de velas ya que desde acá no alcanzaremos a ver los fuegos artificiales y esto es como un remplazo. 
- Me encanta, es mil veces mejor que los fuegos artificiales. 
- Ethan sonrió y tomó la mano de Isa – Es hora de la cena, estuviste todo el camino quejándote de tener hambre y ahora ni siquiera te quieres mover.

Una vez que entraron se sentaron a cenar, la mesa estaba llena de comida e Isa no pudo aguantar la risa al verla, Ethan había exagerado ya que con la cantidad de comida que había sobre la mesa serán capaces de alimentar a veinte personas y ellos solo eran dos. Comenzaron a cenar y de repente Ethan la miró intensamente, se volvió a llenar la copa con vino y llenó la de Isa con jugo, Isa levantó una ceja al verlo tan entusiasmado y luego él la miró directo a los ojos.
- Quiero que brindemos. 
- Isa sonrió y tomó su copa – Ok, ¿y por qué brindaremos? 
- Quiero brindar por nosotros, por nuestro aniversario, hoy cumplimos un año juntos amor…el mejor año de mi vida.
- Y el mío – Dijo Isa sonriendo – yo igual quiero brindar – Ethan sonrió y ella siguió – Por nuestro futuro, este es el primer año de el resto de nuestras vidas. 
- Por el resto de nuestra vida – Ethan e Isa hicieron chocar sus copas y mirándose directo a los ojos bebieron un sorbo, luego Ethan dejó la copa sobre la mesa, se levantó y estiró la mano hacia Isa – Ven conmigo. 
- ¿Dónde me llevas? – Preguntó mientras tomaba la mano de Ethan.
- ¿Quieres bailar conmigo? 
- Me encantaría – Dijo Isa sonriendo.
Ethan sonrió y luego con el control remoto puso play a la música, al momento en que la música comenzó a sonar Isa miró a Ethan sorprendida y con una sonrisa en la cara.
- Nuestra canción – Dijo Isa mientras sonaba You and Me de Lifehause de fondo. 
- Ethan asintió y acercó a Isa más hacia él – Mi favorita. 
Se quedaron bailando en silencio durante toda la canción, luego Isa se movió más cerca de Ethan y lo besó, se besaron por lo que a Isa le parecieron horas y si no hubiese sonado el reloj de Ethan habrían continuado, cuando Ethan se alejó estaba sonriendo.

- Feliz año nuevo amor. 
- Isa sonrió y lo besó – Feliz aniversario mi amor, te amo. 
- Y yo a ti. 
- Yo igual te tengo una sorpresa.
Isa se alejó de Ethan y sacó una caja forrada que estaba escondida entre los cojines del sofá, se volvió a acercar a él y se la estiró, Ethan tomó la caja sonriendo como un niño pequeño, la abrió y luego miró a Isa. 
- Es un pequeño regalo de bodas – Isa se acercó y pasó la mano por el par de gemelos de plata, tenían dos iniciales, dos “E” para ser más exactos – Tu primera prenda para completar tu traje de novio.
- Ethan sonrió y al igual que Isa, pasó la manos sobre las iniciales - ¿Por qué dos E? 
- Ethan y Eloísa ¿No te suena? – Dijo Isa sonriendo. 
- Me encanta, pero ¿Sabes que es lo que más me encanta? 
- ¿Qué? 
- Que somos tal para cual, porque yo igual te compre tu regalo pensando en el día de nuestra boda – se alejó de Isa y caminó hacia un cajón, lo abrió y sacó el regalo de Isa – Es para ti. 
Isa tomó su regalo y lo abrió, dentro de la caja había una gargantilla y por par de pendientes, eran hermosos y tal como decía Ethan, eran perfectos para usarlos en su día de bodas.
- Ethan… 
- ¿Te gustan? Si no te gustan los podemos cambiar y escoger… - Ethan no alcanzó a terminar la frase ya que Isa se abalanzó sobre y él y lo besó. 
- Me encantan, son las joyas más hermosas que me han regalado. 
- Ethan sonrió y luego quitó un mechón de pelo que caía sobre el rostro de Isa – Si hace un año te hubieran dicho que un año más tarde estaríamos comprometidos y a punto de tener un bebé ¿Qué hubieras dicho? 
- Hubiera dicho que estaban locos – Ethan e Isa rieron por el comentario y luego Isa continuó – Tener un bebé estaba en mis planes, no tan pronto obviamente, sé que el embarazo fue muy repentino y demasiado apresurado pero pesar de todo éste bebé es lo mejor que me ha pasado, no imagino mi vida sin ella, sin ella y tampoco sin ti. 
- Dios mujer, me estás matando – Ethan tomó el rostro de Isa entre sus manos y la besó – Te amo, y nuestra bebé también es lo mejor que me ha pasado en la vida, tu eres lo mejor que me ha pasado en la vida, lo peor y lo mejor, lo peor porque eres la única capaz de destruirme completamente, la única capaz de acabar conmigo, pero lo mejor porque estás a mi lado, me amas, te convertirás en mi esposa y pasaremos el resto de nuestra vida juntos. 
- ¿Me quieres hacer llorar? 
- Ethan rió y luego la besó – Nunca. 
Ethan comenzó a repartir pequeños besos por todo el rostro de Isa, estuvieron unos minutos más bailando y luego se llevó a Isa a la habitación para demostrarle cuanto la amaba sin necesitad de palabras. 

♥♥♥♥♥
Dos semanas después del año nuevo todos volvieron a sus vidas, Isa y Ethan volvieron a Nueva York, al igual que Caroline, Jonathan por su parte volvió a Nueva York pero por cosas de trabajo se mantenía viajando entre Nueva York y París constantemente. 
Car llevaba días sin saber nada de Nick, después de su viaje a Londres Nick no se había presentado ni tampoco la había llamado, Car ya había interpretado todo ese silencio de buena forma, para ella. Nick al fin había entendido y se había alejado para darle un tiempo a Car. Caroline lo extrañaba, cada día más pero no podía llamarlo, sería una estúpida si lo llamaba y por lo mismo decidió concentrarse completamente en su trabajo. Estaba cada vez con más trabajo ya que Isa estaba prácticamente en la última etapa del embarazo y por lo mismo había dejado de trabajar. Estaba saliendo de su departamento cuando se encontró con Nick dormido afuera de su puerta.
- ¿Nick? – Car lo movió con una mano y le pegó pequeñitos golpes en la cara para despertarlo. 
 - Nick gruñó y luego abrió los ojos - ¿Car? – Nick enfocó más su mirada y al darse cuenta de que era ella se levantó de golpe - ¿Qué haces acá? 
 - Estoy en mi departamento ¿Qué haces tú acá? ¿Por qué estabas durmiendo afuera de mi puerta?
- Nick miró a Car con cara de no entender nada y luego miró a su alrededor - ¿Qué hago acá? 
- No lo sé, dímelo tú. 
- Yo… yo estaba en mi departamento y luego bebí unos cuantos tragos – Nick volvió a mirar a su alrededor y se rascó la cabeza – Creo que me emborraché. 
- Si eso ya lo supuse, pero ¿quedarte dormido afuera de mi puerta? ¿enserio? Creo que eso es mucho Nick. 

- Lo sé, yo… no sé en que estaba pensando. 
- ¿Estás bien? – Preguntó Car al ver el rostro de Nick. 
- No, Car por favor hablemos, no me sigas ignorando. 
- Nick…
- No, escúchame, no sé qué pasó ayer te lo juro, no recuerdo como llegué aquí, sé que no es una conducta digna de mi, tu sabes que nunca me emborracho, pero todo esto me está matando, no te estoy pidiendo que vuelvas conmigo, solo quiero que hablemos, ¿me lo merezco no crees?
Car realmente no sabía qué hacer, sabía que Nick se merecía hablar con ella, después de todo lo seguía queriendo y no lo quería ver mal y a juzgar po su apariencia se notaba que Nick no la estaba pasando nada de bien, el hecho de emborrachase lo demostraba porque tal como él había dicho, beber al punto de emborracharse no era algo digno de Nick. Car lo miró fijamente durante unos segundos y luego suspiró. 
- Está bien, pero solo hablar. 
- Ok. 
Nick sonrió y a Car prácticamente se le derrite el corazón en ese mismo momento, extrañaba tanto su sonrisa. Abrió nuevamente la puerta de su departamento y juntos entraron para poder tener la conversación que tanto necesitaban.
♥♥♥♥♥
- ¿Cómo te sientes? – Preguntó Ethan a Isa cuando ésta había despertado.
- De maravilla, no sé que me pasaba anoche, no podía dormir pero ya estoy bien. 
- ¿Segura? 
- Si, no seas tan sobreprotector, estaré bien, vete a trabajar.
- ¿Me estás echando? – Preguntó Ethan sonriendo mientras ataba sus zapatos.
- Tienes una reunión, no quiero que llegues tarde.
- No lo haré – Ethan se levantó, tomó su chaqueta y luego se acercó nuevamente a Isa – Volveré a almorzar contigo. 
- Ok, te estaré esperando – Isa lo besó y luego sonrió.
- ¿Estarás bien? 
- Que si, me siento mejor que nunca Ethan, confía en mí. 
- Me preocupe anoche. 
- Por Dios, ¿nunca has visto a una persona con insomnio? 
- Tienes razón estoy exagerando – Ethan dio a Isa su beso de despedida y luego caminó hacia la puerta – Te veré más tarde. 
 - Está bien, Te amo. 
- Y yo – Ethan dio una última mirada a Isa e Isa sonrió.
- Ya vete, llegarás tarde. 
Ethan sonrió y luego salió. Una vez que Ethan se había marchado Isa decidió volver a dormir, la noche anterior realmente había dormido muy poco y necesitaba recuperar sus horas de sueño, se tapó hasta las narices y se volvió a quedar dormida. 

Se despertó horas más tarde, miró el reloj y eran las 11 am, Isa se desperezó y luego se levantó. Luego de ducharse y vestirse se dirigió a la cocina a buscar algo para comer ya que estaba hambrienta, sacó un vaso de leche y se puso a calentar unas tostadas, estaba de lo más relajada cuando sintió que algo corría por sus piernas, Isa se tensó y luego miró hacia el sueño. 
- Ay no, no, no, no, esto no puede estar pasando.
La respiración de Isa se aceleró al cien por ciento y comenzó a tiritar, tomó su celular y con manos temblorosas marcó al celular de Ethan, casi lanza el celular al suelo cuando le lanzó buzón de voz, Isa se comenzó a desesperar y luego marcó al número de Car, dio unos cinco tonos hasta que Car contestó. 
- Hola Isa. 
- Car… 
- Car notó la voz aterrada de Isa y se puso el alerta de inmediato - ¿Isa que pasa? Te noto extraña.
- Creo que acabo de romper aguas. 
- ¿Qué? ¿estás segura? Ay Dios… ¿sientes contracciones? 
- No, tengo miedo… ni siquiera soy capaz de moverme. 
- ¿Dónde está Ethan? 
- En el trabajo, lo llamo pero tiene el teléfono apagado, estaba en una reunión.
- Ok, tranquila, iremos enseguida, Isa tienes que calmarte, Todo saldrá bien. 
- Tengo miedo – Isa estaba totalmente aterrada y había comenzado a llorar.
- Lo sé cariño, lo sé, ya estamos saliendo a tu departamento en 10 minutos estaremos allá.
Isa colgó y volvió a llamar a Ethan pero le seguía enviando el buzón de voz. Tomó todas las fuerzas de Isa para poder moverse, tenía miedo de hacerlo pero lo tenía que hacer para poder ir a buscar sus cosas y las del bebé, no paraba de llorar y de temblar, aun no estaba lista para el parto, estaba en sus 36 semanas, aun faltaban 3 semanas para tener al bebé, e Isa no podía hacer nada más que rogar para que todo saliera bien. 

Al momento en que llegaron Car y Nick, Isa ya había comenzado a sentir contracciones, eran leves pero Isa lo tenía más que claro, ese día tendría a su bebita en brazos. 

_________________ ♥♥♥♥♥ ________________

Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº20

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Viernes.


  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:




5 comentarios:

  1. hermoso el capítulo de hoy, cada vez la historia se pone mucho mejor,
    y se me hace muy cortita al leerla por eso me encanta...
    un besito y abrazo grande a las dos...
    Desde ya esperando el siguiente cap.. ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Que lindo capítulo!
    Que complicada es la situación de Car cada vez que leo su nombre se me hace un nudo en el estómago porque no sé que es lo que va a pasar ya quiero ver que habla con Nick pero ahora que Isa está por dar a luz se les complicó... Justo cuando Ethan está trabajando le toca romper bolsa, ya se viene la bebita! Esperando por ese momento hace tanto y al fin llegó.
    Me asusta Rebeca se me ocurren miles de cosas de las que puede ser capaz de hacer por haber encontrado a su marido con Amelia, decir que la odio es poco. Me desquicia!
    Excelente capítulo como siempre chicas.
    Esperando el próximo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Me fascinó... espero que Car y Ncik le puedan dar solución a todo... Que Jonathan por fin haga algo con Kat y que la bebé nazca bien... :D
    Excelente...cada día lo hacen mejor, mil felicitaciones. :D

    ResponderEliminar
  4. Me dejaron muda... ya quiero conocer a la pequeñita, dios que capitulo más fascinante. Es tan grande el placer que se experimenta al poder leer una literatura tan atrapan te y cautivadora como la que escriben ustedes chilenitas, en definitiva, puede expresarse mediante palabras, y nosotras admirar lo que escriben. mil besos genias

    ResponderEliminar
  5. Listo... por fin mi internet decidió volver!!! leido, disfrutado y me han puesto de nervios... ya quiero q sea viernes de nuevo... ay no mejor no... bueno si... ay ya nose!!!... ahora pasando a otro tema... GRACIAS!!!!!! las quiero chicas... mucho

    ResponderEliminar