viernes, 2 de mayo de 2014

Fanfic: Quédate Conmigo (No me dejes ir #2) Capítulo 15


Capítulo 15: Fiesta y sorpresas


Alex miró a Ethan y al instante comprendió todo, Isa le había contado lo del beso. Alex pudo haber pensado cualquier cosa en ese momento, pero lo único en lo que pensaba en si Isa estaba bien, si Ethan le había hecho algo a ella o si incluso le había gritado. Alex no alcanzó a reaccionar antes de que Ethan lo tomara del cuello de la camisa y lo levantara de su asiento.



- Vuelve, escúchame bien, vuelve a poner los ojos sobre mi mujer y te aseguro que no…  
- No me vengas con amenazas Hoffman, no aquí y suéltame si no quieres que llame a seguridad.  
- Puedes llamar a quien se te antoje, nadie me va a impedir partirte la cara.

Alex uso toda su fuerza para quitarse a Ethan de encima, lo empujó contra la pared y luego se alejó, pero Ethan no tardó en recomponerse y abalanzarse sobre Alex dándole un golpe en la cara tan fuerte que lo dejó en el suelo.


- Eso es por besar a mi mujer, ¿escuchaste bien?, Isa es mi mujer. 
- Si estuvieras tan seguro de que es tú mujer no estarías acá reclamando su propiedad, estarías con ella tratando de arreglar los problemas que tienen ¿o me equivoco? 
- Entre ella y yo no hay problemas, no te acerques a ella, si te veo una vez más cerca de ella te mato, estoy hablando enserio doctorcito, Isa es mi mujer, está esperando a mi bebé y es conmigo con quien se va a casar, te debieron enseñar a no interponerte entre una familia, porque si no lo sabes Isa y yo somos una familia. 
- ¿Entonces qué haces acá? si yo tuviera la suerte que tienes tu de tenerla a mi lado, no estaría perdiendo el tiempo con nadie, estaría con ella en todo momento, estaría seguro de su amor y confiaría en ella. 
- Confió en ella, en quien no confió es en el resto, sobre todo en ti, desde la primera vez que te vi me di cuenta de que no veías a Isa solo como paciente, ¿Dónde quedó tu mierda de ética? 
- ¿Y dónde quedó la tuya cuando te fijaste en ella sabiendo que era la novia de tu mejor amigo? ¿Dónde quedo tu ética cuando supiste que es tu hermanastra? – Alex vio la sorpresa en los ojos en Ethan, Isa le había contado todo sobre Ethan y ella, y claramente Ethan no tenía idea de que Isa había confiado tanto en él – Si Ethan, Isa me contó todo, porque no soy solo su doctor, también soy su amigo… o lo era.  
- Lo era – Se apresuró a decir Ethan – Era tu paciente, no te quiero cerca ni de Isa, ni de mi hija.


Ethan dio una última mirada de advertencia a Alex y luego se fue, si seguía una minuto más ahí temía enterarse de que Ale supiera más intimidades de Isa y él, no quería enojarse con Isa, ni siquiera sabía cómo se sentía respecto a ella, pero no quería confirmar su enojo hacia ella. Se subió a su auto y manejó sin rumbo, iría a cualquier parte menos a casa, no hasta que la rabia se le pasara. 


♥♥♥♥♥

Isa miró el reloj y ya habían pasado 3 horas desde que Ethan había salido, estaba preocupaba ya que había salido furioso y conociéndolo alguna estupidez debió haber hecho, Isa conocía muy bien a Ethan y sabía que cada vez que Ethan estaba furioso hacía estupideces o se ponía a beber. Dio un cansado suspiro y luego fue en busca de su teléfono, era tarde y no estaba dispuesta a irse a la cama una noche más sin Ethan, marcó su número y suplicó para que Ethan le contestara el teléfono. 




- Dime – Dijo Ethan en tono cortante al contestar el teléfono.

- ¿Dónde estás? 


Ethan notó la preocupación en la voz de Isa y le dieron ganas enormes de abrazarla y tranquilizarla, estaba a punto de contestar cuando Isa habló nuevamente.



- ¿Ethan?


- ¿Qué pasa?

- Vuelve a casa… no quiero irme a dormir sola.

- Ok, tranquila ahora voy a casa.

- Ok, te estaré esperando.

Ethan cortó y salió del auto, había llegado hace media hora al departamento pero no había querido subir, pero ya que Isa lo había llamaba no le quedaba otra más que subir y tranquilizarla. 



Cuando llegó a la puerta cerró los ojos y rogó porque Isa no comenzara a discutir de nuevo, lo que menos quería en ese momento era discutir, solo quería paz y la quería junto a Isa. Abrió la puerta y la vio parada en la ventana mirando hacia la cuidad, cerró la puerta e Isa instantáneamente se volteó para mirarlo.

- Eso fue rápido – Dijo Isa refiriéndose al poco tiempo que había tardado Ethan en llegar. 
- Si, justo había llegado cuando tú llamaste. 
- Ya – Isa sonrió y luego se sentó en el sofá - ¿Por qué tardaste tanto? 
- Pensé que había sido rápido. 

- Desde que saliste Ethan. 
- Tenía cosas que hacer, ya estoy aquí de todos modos. 
- ¿Dónde fuiste? – Ethan le lanzó la misma mirada que le había lanzado antes de salir e Isa se apresuró a aclarar - ¿Dónde fuiste después de Alex? 
- No importa donde haya ido, ya estoy aquí. 
- ¿Estuviste con Christina? 
- ¿Qué? – Ethan no podía creer que Isa le hubiera preguntado eso, le puso haber preguntado si estaba con Nick, Caroline, pero no con Christina, eso era desconfiar y no estaba en condiciones de hacerlo - ¿Por qué crees eso? 

- No lo sé, creí… Olvídalo – Isa vio la mirada de Ethan e inmediatamente se lamentó haber dicho eso. 
- ¿Por qué crees eso Isa? – Repitió cortante. 

- Isa lo miró y luego suspiró – Porque ella me dio a entender que se veían seguido, y porque… 




Isa se interrumpió a sí misma, ya que no sabía si decir lo que estaba a punto de decir, sabía que si lo hacia Ethan se enojaría. 


- ¿Porque qué? – Preguntó Ethan totalmente serio.



- Porque Alex me besó, tal vez tu…

- Tal vez yo iría y besaría a otra pera vengarme ¿eso es lo que crees?

- Ethan…

- Isa ve aquí – Ethan hizo un gesto para que Isa se acercara, pero Isa no se movió, solo lo miró.

- ¿Me harás lo mismo que hiciste más temprano? 
- ¿Qué hice más temprano?



- Me sedujiste, me besaste y luego te fuiste, me frustraste Ethan.

- Dios… - Ethan se levantó y se arrodilló frente a Isa – Amor perdóname por eso, estaba furioso y fue la única forma que encontré de desquitarme, ni siquiera lo pensé – Ethan se pasó una mano por el cabello y luego volvió a mirar a Isa – Escúchame bien, yo jamás, Isa jamás te engañaría con otra persona, y no quiero decir que tú me hayas engañado porque sé que ese beso te lo dio ese imbécil y no fuiste tú la que tomó la iniciativa, pero me enojó y mucho el hecho de que hayas permitido que se haya acercando lo suficiente como para besarte, me enojó que lo hayas visto sabiendo que yo no quería que lo vieras, pero aunque todo eso me enoje, aunque hagas la peor estupidez del mundo, ni siquiera así me atrevería a besar a otra mujer y hacerte daño. 
- Isa miró por unos segundos a Ethan y luego puso su mano sobre el rostro de él – ¿Entonces aun te quieres casar conmigo?



- ¿Pensaste que ya no me quería casar contigo? – Isa se encogió de hombros – Ni lo sueñes tontita, no te libraras de mi tan fácil.


Isa sonrió y luego lo besó, lo había besado hace unas horas, pero sentía como si ni lo hubiera besado en años. Lo mejor de las discusiones que tenia con Ethan era la reconciliación, podían discutir, gritarse, alejarse y creer odiarse, pero aun así la reconciliación era lo mejor. Ethan sonrió e Isa supo que él estaba pensando lo mismo que ella.


- Te amo celosito.

- No soy el único celoso en esta relación – Ethan se levantó y estiró la mano para que Isa la tomara – Vamos, tengo que terminar con lo que dejé más temprano, o estoy seguro que no te faltara la ocasión para vengarte.

Isa sonrió y tomó la mano de Ethan, él la besó y luego ambos se fueron directo a la habitación. 


♥♥♥♥♥

Jonathan aprovechó su viaje y decidió darse unos días de vacaciones, tan solo pensar en volver a París le causaba stress, lo primero que tenía que hacer cuando volviera era buscar una nueva asistente y luego buscar un nuevo lugar para vivir, ya que la casa en donde se había estado quedando todo este tiempo era demasiado grande para él solo, antes cuando Kathalina vivía con el no se hacía grande ya que eran dos más el perro, pero ahora estaba él solo. Jonathan rió al pensar en esto, cualquier que lo escuchara pensaría que acaba de separarse y ahora era un hombre separado de su mujer cuando la realidad era que no estaba separado, si no que su asistente había renunciado para irse a vivir su vida con su nuevo novio. Suspiró y luego tomó el ascensor de la agencia de Ethan, iba a darle una sorpresa ya que no le había avisado sobre su viaje. Le pidió a la secretaria que lo anunciara pero que no rebelara su nombre, la secretaria como ya lo conocía sonrió y asintió. Luego de unos minutos la secretaria lo hizo pasara, Jonathan sonrió y luego entró a la oficina de Ethan.





- ¿Tendrá tiempo el señor para un viejo amigo? – Dijo Jonathan sonriendo.


- Ethan levantó la cabeza y sonrió al instante en que vio a Jonathan – Wow, que sorpresa ¿Cuándo llegaste? – Ethan se levantó y caminó hacia Jonathan para darle un abrazo.

- Dos días atrás, vine por trabajo, pero decidí darme un descanso y me quedare un tiempo, unas semanas tal vez.

- Genial ¿Viniste con Kathalina? Isa estará feliz de verla, siempre habla de ella. 

- No – Dijo Jonathan incomodo – Kathalina se quedó en París.

- Ah, ¿están bien?

- Si… en realidad no lo sé – Dijo encogiéndose de hombros.

- Algo me dice que tenemos mucho que hablar ¿o me equivoco?

- Supongo que algunas cosas para ponernos al día.

- Hay mucho de que ponerse al día, espera y veras – Dijo Ethan mirando su reloj – Ya casi es hora de almorzar.

- Me alegro porque estoy muriendo de hambre.

Ethan tomó sus cosas y luego ambos se fueron al restaurant donde iban siempre cuando trabajan juntos, comieron y conversaron hasta que se habían quedado sin temas de conversación. 



♥♥♥♥♥

Las semanas pasaron sin ninguna novedad. Ethan e Isa estaba tan felices como siempre, al igual que Nick y Car. Jonathan continuaba en Nueva York, se suponía que se quedaría unas dos semanas, pero prefirió esperar hasta la fiesta de aniversario de la agencia de Ethan. Este año la agencia cumplía 5 años, a la agencia le había ido tan bien hasta el momento que Ethan decidió dar una gran fiesta, tanto así que estaba prácticamente todo Nueva York invitado. 



Llevaban semanas en los preparativos, hasta que al fin había llegado el día de la tan esperada fiesta. Por alguna razón extraña Ethan tenía el presentimiento de que algo no saldría bien, y mucho más ahora que sabía que su madre no los acompañaría esa noche, minutos antes de irse a la fiesta, Amelia fue a verlos al departamento y les avisó de que no podría asistir ya que no se encontraba para nada bien, tanto Ethan como Isa prácticamente corrieron para llevarla al doctor pero Amelia se apresuró a decirles que no era nada importante solo un mareo echándole la culpa a la menopausia, Ethan había insistido pero al final terminó decidiendo y desde ese momento que los nervios se le habían elevando el doble.

- ¿Ethan ocurre algo? – Preguntó Isa sentada a su lado en el coche.



- No es nada, solo me quedé pensando en mamá, últimamente ha estado enfermando continuamente.

- Es verdad, pero tranquilo debe ser lo que dice ella, además si algo le estuviera pasando estoy segura que ya lo sabríamos, Amelia confía plenamente en ti.

- ¿Tú crees?

- Ethan eres su hijo, siempre cuenta contigo en todo, y por otro lado vive en nuestro mismo edificio es imposible que oculte alguna enfermedad sabiendo que la vemos todos los días, ahora cambia el ánimo amor porque hemos llegado.

Ethan miró por la ventana y se dio cuenta que era cierto, el chofer estacionó y luego ambos bajaron. El lugar estaba lleno, y entrar fue todo un desafío ya que con cada paso que daban se les acercaba alguien a saludarlos. 



Luego de una hora, una vez que ya todos habían comido y ya todo estaba en orden, Ethan decidió que ya era hora de dar la bienvenida a los invitados y dar inició a la fiesta. 

Subió al estrado y miró desde ahí a todos los invitados, luego miró a Isa y esta le sonrió para darle apoyo, Ethan le sonrió de vuelta y luego se aclaró la garganta y habló.




- Buenas noches a todos los presentes, en primer lugar quiero agradecerles a todos por haber asistido a esta fiesta, que como ya todos deben saber hoy se cumplen cinco años desde que comencé con este sueño, sueño que con los años se ha convertido en uno de mis más grandes éxitos, pero nada de esto sería posible sin la ayuda de todas las personas que han trabajado junto a mí, este éxito no es solo mío, si no que de todos los que forman parte de esta agencia. También quiero agradecer a todas las personas que han confiado en nosotros, han puesto sus empresas en nuestras manos y les aseguro que podrán seguir confiando en nosotros por mucho tiempo más – Ethan hizo una pausa para beber agua, luego miró a Isa y sonrió – También quiero agradecer a mis amigos y familia por apoyarme desde mis inicios, por amarme y estar conmigo siempre y finalmente quiero agradecerle a mi mujer, mi futura esposa Eloísa Collins – Ethan centró toda su atención en Isa quien lo miraba totalmente sorprendida – Gracias por apoyarme y por confiar en mí, este año ha sido uno de los mejores y es porque lo comencé teniéndote a ti a mi lado, te amo y espero tenerte a mi lado siempre.



Isa estaba a punto de llorar, nunca se imaginó que Ethan la nombraría en su discurso y mucho menos que le dijera cosas tan lindas, le sonrió y susurró un “Te amo” de vuelta, Ethan sonrió y luego dio inicio a la fiesta. 


- Ese hombre está realmente enamorado de ti – Dijo un hombre que estaba sentado en la misma mesa de Ethan e Isa, Isa lo miró y sonrió.

- Seguro que sí.

- Lo está, lo veo todos los días y siempre está impaciente por irse, a veces se va antes y en más de una ocasión ha comenzar a hablar de ti sin ninguna razón, tienes muchas suerte, no tienes idea de la cantidad de chicas que he visto tratando de captar un poco de la atención de Ethan, yo en algún momento llegué a creer que era gay y déjame decirte que no era el único que lo pensaba, pero ya ves, parece que el hombre te estaba esperando.

- Y yo a él – Dijo Isa sonriendo.

- Soy Harry por cierto, trabajo con Ethan hace tres años.

- Un gusto Harry.

- ¿Cuántos meses tienes? – Preguntó una chica que estaba senada al lado de Harry.

- Siete – Isa sonrió y luego miró a Ethan que se estaba acercando a la mesa.

- Ya verás que los dos meses pasaran volando, cuando estaba embarazada desde los seis meses en adelante pasaron volando, y en las últimas semanas los nervios me estaban matando…

- ¿De qué hablan las señoritas? – Preguntó Ethan mientras se sentaba junto a Isa.

- Señora – Lo corrigió la mujer que hablaba con Isa.

- Oh claro, lo siento señora Flesher – Ethan le guiño un ojo a Harry y luego miró a Isa – Harry y Mery se casaron hace tres semanas, los muy estirados se fueron a casar a las vegas y no invitaron a nadie.

- No es que no hayamos invitado a nadie, simplemente fue un matrimonio que ni yo me esperaba – Dijo Mery – Fuimos por asuntos de trabajo y regrese convertida en una esposa.

- Los felicito – Dijo Isa sonriendo, luego miró a Mery - ¿Hace cuanto tuviste a tu bebé?

- Dos años, y dentro de siete meses tendré al segundo.

- No lo puedo creer, ustedes no se cansan de darme sorpresas – Dijo Ethan sonriendo – Felicitaciones.

- Felicitaciones – Dijo Isa.

- Gracias, igual a ustedes por la boda y por el bebé, estoy segura que nacerá rodeado de amor.

- Es una niña – Aclaró Isa.

- Oh genial, las niñas son más tranquilas, yo tuve un niño y es el desorden personificado.


Tanto Isa como Mery se quedaron enfrascadas en una conversación de bebés y maternidad, mientras que Ethan conversaba con Harry sobre asuntos de trabajo. 


♥♥♥♥♥


- ¿Se puede saber qué es lo que te pasa? – Preguntó Nick a Car, Car llevaba un buen rato respondiendo con monosílabos a Nick.

- ¿Qué crees tú qué me pasa?


- No lo sé, no soy un maldito adivino, querida, estás insoportable.



- ¿Insoportable? – Car lo miró con cara de odio - ¿Quieres que sea realmente insoportable? No me importaría serlo, te lo aseguro.

- Ok, es un hecho que algo te pasa, pero no te daré en el gusto de preguntarte cual es la razón, cuando te sientas con ganas de hablar como la gente búscame, iré a saludar a Ethan e Isa.

- Nick Adam detente ahí mismo.

- Caroline no quiero discutir contigo y mucho menos en una fiesta que está a punto de reventar con tanta gente que anda.

- Está bien, ¿sabes qué? haz lo que quieras, yo me voy.

- Por el amor de Dios, Caroline me dirás ahora mismo que es lo que te pasa o te aseguro que…

- ¿qué? ¿Me vas a golpear? O no ya sé, vas a ir y te irás a coquetear con todas las mujeres de esta fiesta.



- ¿Qué? – Preguntó Nick incrédulo por las palabras de Car.



- Ay no te hagas, estuviste coqueteando con las dos zorras que estaban en nuestra mesa, durante toda la maldita cena Nick.


Nick miró a Car totalmente incrédulo, se pasó una mano por el cabello y luego resopló, Car lo estaba matando, cada vez que salían a un lugar público ella lo acusaba de coquetear con otras chicas, que fue una mirada, que fue un rose, un saludo, cualquier cosa para Car significaba coqueteo de parte de él. 


- ¿No dirás nada en tu defensa? – Preguntó Car irritada.


- Sabes, me cansé, no te daré explicaciones de nada porque no te las debo, deberías aprender a confiar en la persona que tienes a tu lado mujer.

- Te vi Nick, vi como les sonrías y las muy descaradas se hablaban en secreto obviamente riéndose de mí.

- Nadie se ha reído de ti por el amor de Dios, ¿sabes? Si te quieres ir, entonces hazlo, vete, prefiero quedarme solo a tener que soportar una vez más tus celos.

- Sí y con eso dejarte la noche libre para ligarte a quien se te pegue la gana – Dijo Car irritada por el comportamiento de Nick.

- Tal vez, al menos si lo hago tendrías verdaderas razones para celarme.

- Ok, solo ten en cuenta que está es la mayor razón por la que no acepte casarme contigo.



Car se giró y comenzó a caminar dignamente hacia la salida dejando a un Nick boquiabierto y sin ninguna palabra en la boca.


♥♥♥♥♥


Jonathan estaba junto a Ethan e Isa, estaba pasando un rato con ellos antes de irse a descansar, el avión lo llevaría de vuelta a París temprano por la mañana, y ya se había quedado más de lo que debía y si no se retiraba pronto lo más probable es que más luego no lograría despertarse.




- Jonathan no te puedes ir aun, es temprano y te aseguro que si te vas te perderás de lo mejor – Dijo Isa insistente para que Jonathan se quedara unos minutos más en la fiesta.



- ¿Y qué sería lo mejor? – Preguntó Jonathan sonriendo.

- Eh… es una sorpresa, no lo arruines.

Ethan miró a Isa levantando una ceja ya que no sabía de qué sorpresa estaba hablando, Isa lo miró sonriendo y le guiñó un ojo, luego Ethan miró a Jonathan y al ver que Jonathan lo miraba con cara de interrogación, Ethan solo atinó a encogerse de hombros. 

- ¿Por qué tarda tanto? – Susurró Isa impaciente, lástima que el susurró no fue lo demasiado bajo ya que Jonathan logró escucharla.



- ¿Quién está tardando Isa?

- ¿Esperas a alguien? – le preguntó Ethan al escuchar la pregunta de Jonathan.

- ¿Yo? – Preguntó Isa con cara de inocencia, luego miró su reloj y frunció los labios cambiando la cara totalmente a una expresión de desilusión – A nadie, Jonathan lo siento, quería darte una sorpresa pero no…


Isa miró a la espalda de Jonathan y abrió los ojos tanto que Jonathan creyó que se le saldrían, Jonathan se iba a voltear para mirar en la dirección que estaba mirando Isa, pero antes de siquiera mover un pies Isa lo agarró de los hombros impidiéndole voltearse.


- Hagas lo que hagas solo sigue el juego

- Qué jue… ¿Qué está pasando Isa? – Preguntó Jonathan que estaba comenzando a irritarse.

- Mejor averígualo tú mismo – Dijo Ethan sonriendo mientras volteaba a Jonathan.
 Jonathan se volteó y pudo ver con sus propios ojos lo que pasaba, ahí frente a él estaba parada Kat.





♥♥♥♥♥


- ¿Amelia?  

- John, ¿estás ocupado? Siento llamar a esta hora… en realidad no sé qué hora es allá pero en fin, ¿puedes hablar cierto?  

- Si claro ¿Qué pasa Amelia? ¿Está bien? ¿Ethan… 
- Ethan está bien, Isa también, llamaba por la ayuda que me ofreciste.  
- ¿Amelia estás bien? - Hubo un largo silencio, hasta que John escuchó a Amelia suspirar 
- No… no lo sé John, tengo miedo, mucho.  
- ¿Amelia te has estado sintiendo mal?  
- Cada día empeora, John tengo miedo, tengo miedo de que si no me trato lo más rápido posible después no sea capaz de ni siquiera llegar a ver a mi nieta crecer, o que ni siquiera logre llegar a conocerla.  
- ¿De qué hablas Amelia? No digas estupideces eso no va a pasar, mañana mismo hablaré con mi médico, es uno de los mejores y haré todo lo posible por viajar a más tardar pasado mañana. 
- No necesitas viajar, puedo hacerlo yo, no quiero… 

Amelia hizo una pausa para pensar bien lo que iba a decir, ella no quería que Ethan supiera lo de su enfermedad, él ha estado viviendo días tan felices juntos a Isa que no quería estropearlos con malas noticias, no se lo perdonaría y estaba segura que en cuanto supusieran lo de la enfermedad tanto Ethan como Isa suspenderían la boda, al menos hasta que ambos estén seguro de que ella esté bien y a juzgar por su estado no podía prometer nada, por lo mismo era mejor mantener su enfermedad lo más oculta posible, y por lo mismo viajar a Londres le parecía la mejor escusa, aunque con eso perdería tiempo con Isa, a pesar de que ella haya entrado a trabajar, todo los días después del trabajo pasaba a visitarla y a contarle sobre su día y se quedaban juntas hasta que llegaba Ethan. Estaba segura que extrañaría con su vida a Isa y a Ethan, y sobre todo le dolía pensar que dejaría a Isa sola en los últimos meses del embarazo, pero lo viera por donde lo viera la mejor opción era irse, si todo salía bien iba a poder ser capaz de volver antes de que naciera la bebé. Sé aclaró la garganta y luego continuó.

- … No quiero que Ethan sepa que estoy enferma, mientras menos sepan de esto mejor, por lo mismo yo viajare, y por favor, John, Rebeca no debe saber nada de esto, si ella se entera estoy segura que lo usara en mi contra.  
- No te preocupes por eso, Rebeca esta fuera del país es este momento, llegará dentro de una semana, ahora tu, despídete de Ethan e Isa y luego viaja, no te preocupes por nada, yo tendré todo arreglado para tu estadía aquí. 
- No tienes porque hacer eso, solo me basta con tu ayuda en el tema medico, lo demás corre por mi cuenta.  
- Tonterías, déjame todo a mí, nunca permitiría que estés incomoda en alguna parte y mucho menos ahora.  
- John no te confundas, si estoy recurriendo a ti es solo porque sé que tienes contactos y me dejaras en las mejores manos, pero nada más que eso, la relación entre tú y yo seguirá siendo la misma.  
- No quiero discutir contigo Amelia y mucho menos por teléfono, arregla todo para viaja y mañana yo te llamaré nuevamente para saber cuando llegas, ahora vete a descansar.  
- Gracias, hablamos mañana.
Amelia cortó sin espera una respuesta. Ahora se iría a descansar y ya luego una vez descansada pensaría en la escusa que le daría a Ethan. 

♥♥♥♥♥

Isa estaba sentada disfrutando de la vista, desde donde ella estaba sentada se podía perfectamente a Jonathan y a Kat, aunque no estaban de lo más amistosos, de hecho estaban discutiendo pero eso a Isa no le importaba, lo importante era que en cuanto ella llamó a Kat para decirle que Jonathan tenía planes de no volver a París nunca más, Kat corrió a tomar el primer avión que encontrara y viajó para convencerlo de no dejar el trabajo, aunque claro, Jonathan no tenía ninguna plan de dejar su trabajo, todo era un plan de Isa. 

Isa miró de lo más satisfecha a la pareja que tenía en frente, sonrió y luego desvió la mirada para buscar a Ethan que había ido a buscar algo para beber, pero en vez de encontrarse con Ethan se encontró con algo mucho más espeluznante. A solo unos pocos metros de donde se encontraba ella estaba parado Allan.



La saludó con un gesto de cabeza e Isa se levantó lentamente y corrió hacia los baños, no se arriesgaría a estar en el mismo lugar que Allan y sin Ethan cerca de ella. 

Se mojó las manos y luego el cabello, no podía entender como había hecho Allan para entrar a la fiesta, pero claro, era Allan y era capaz de entrar donde se le diera la gana, Isa estaba sumergida en su miedo cuando sintió que la puerta del baño se abría, miró hacia la entrada y se encontró con Christina. 

- Isa, que sorpresa – Dijo Christina apenas la vio.  
- ¿Te sorprende que haya venido a la fiesta de mi novio?  
- Claro, Ethan me dijo que probablemente no vendrías, en fin, tenia la esperanza de que vinieras así que te estaba buscando.  
- ¿A mí? – Preguntó Isa no tan sorprendida, la noche ya no le podía traer más sorpresas o al menos eso pensó. 

- Si, a ti, tú y yo tenemos que hablar – Christina miró fijamente a Isa y luego añadió – Sobre Ethan, obvio, un tema que nos interesa a ambas. 

_________________ ♥♥♥♥♥ ________________

Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº16

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Viernes.


  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:





8 comentarios:

  1. agarrenme q voy y la despelucomaldita vieja zorra... car me tiene enojada, amelia preocupada, alex desconcertada, jonathan con ganas de darle unos zapes... allan asustada y nink y ethan enamorada...
    besoooos chicas <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te falto Isa jajajaja, en todo caso a nosotras nos tiene de la misma forma que a ti, sobre todo Christina y Allan que te aseguro que esos dos se encargaran de hacerles la vida imposible a nuestros pobre Isa y Ethan...

      Eliminar
  2. "ellas" ijijijijij tenía que decirlo

    <3 las ami

    ResponderEliminar
  3. Ay Christina me pone los nervios de punta!!! LA ODIOO! Ya me quedo con la intriga del próximo capítulo y qué es lo que va a hacer. También lo que piensa hacer Allan ahí (Otro más que odio)
    Muy bueno el plan de Isa para que Jonathan y Kat se encuentren pero no la entiendo a Car, muy perseguida con los celos.
    En fin, MUY buen capítulo chicas como siempre, amo leerlas.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj lo resumiste a la perfección y no sabemos de que es capaz Christina, esa chica me da miedo y es tan despiadada como Rebeca, Allan ufff ese chico esta fuera de sus cabales y esta mas loco q una cabra.
      Isa es una romanticona y trata de que sus amigos estan juntos y asuman la verdad aunq ellos ni se den cuanta de cual es jejejeje
      Caroline es una chica dificil y muy celosa, pobre de mi Nick q no sebe que hacer con ella pero no olvidemos que es un coqueto sin remedio y actúa impulsivamente cuando esta enojado lo q es precisamente como esta ahora, solo nos queda esperar.
      y como siempre para nosotras es un INMENSO PLACER ESCRIBIR y q ustedes nos lean hermosuras, besotes querida.

      Eliminar
  4. Yo aquí dichosa y feliz... no morí y espero con ansías el próximo capítulo. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajja
      ufff nos has quitado un peso de encima, no queremos matar a ni una de nuestras hermosas lectoras, asi q chicas cuidado q lo que viene no es apto para cardiacos, besotes linda

      Eliminar