viernes, 18 de abril de 2014

Fanfic: Quédate Conmigo (No me dejes ir #2): Capítulo 14


Capítulo 14: Cafés muy amargos.

-  Qué bueno verte – le dijo Isa cuando se soltaron, nunca pensó extrañar tanto a Alex pero ahora que lo veía se daba cuenta de cuanta falta le había hecho, la comprendía de una forma muy peculiar y siempre se sentía cómoda a su lado. 
- Y no sabes lo feliz que me hace volver a verte, parece que paso mucho tiempo desde la última vez que nos vimos en París, tu partida fue muy repentina que no me despedí como hubiera deseado.
Ethan que en todo momento estuvo callado, estaba a punto de reventar por lo visto ante sus ojos, Isa no podía acercarse a ese tipo de aquella forma, era su mujer aunque no por papeles pero ya la sentía de esa forma, no explotaba porque no quería afectarla, ni que se enfureciera con él, pero esto era más de lo que podría soportar, se aclaró la garganta para hacer notar su presencia en la sala.
- Alex que sorpresa – Ethan apretó tanto los dientes que fue un milagro que no se le quebraran – es bueno volver a verte pero ¿Qué haces aquí?
- Alex soltó una risa y después de mirar a Isa devolvió la mirada a Ethan – bueno soy médico aquí y aunque me encanta el trabajo que ha hecho mi colega con Isa, yo he sido su médico personal en la mayor parte del proceso y sé que Isa confía en mí para seguir.
 - Pues claro – le contestó rápidamente Isa, aunque nadie le había preguntado nada, ahora Ethan estaba verdaderamente furioso.
- Isa cariño, esa es una decisión que debemos tomarla ambos, no tu sola – la miró fijamente tratando de hacerle entender el punto sin decírselo directamente – ya sabes, papá de la bebé – le dijo señalándose.
- Lo se Ethan, pero al final tú no eres la persona a la cual la están revisando constantemente y me siento mucho más a gusto con Alex, sin ofenderle – le dijo al doctor que hasta el momento había sido su ginecólogo.
- No me ofende, la verdad es que Alex es un gran médico y me complace que la atienda, bueno yo me retiro – el doctor tomó su maletín y se fue, dejando a los tres solos en la sala.
- Parece que yo también sobro – dijo Ethan entre dientes.
- ¿dijiste algo cariño? – Isa se volteó a mirarlo con el ceño levemente fruncido.
- No nada.
- Bueno Isa, ponme al tanto de cómo te has sentido y procederemos a revisarte.

Durante los siguientes minutos Ethan tuvo que ser un espectador silencioso de cómo Alex tocaba y se reía con Isa, estaba a punto de explotar, no le gustaba nada este tipo. Un hombre puede percibir el interés de otro hombre en una mujer y él lo podía ver perfectamente, este tipo le desagradaba completamente y si no le quitaba la mano del vientre a Isa en los próximos segundos lo tiraría contra la pared y golpearía hasta dejarlo inconsciente, lo peor de todo es que Isa estaba completamente hechizada por él y reía tanto que tenía las mejillas coloradas ¿Qué mierda era tan chistoso?, a Ethan nada de la situación le hacía gracia y estaba comenzando a perder la paciencia, por suerte que toda esta especie de tortura ya estaba finalizando.
- Creo que estas del todo bien y los signos vitales están muy bien, así que está todo muy normal y debes seguir cuidándote como hasta ahora, nada de excederse ni hacer fuerzas ni nada por el estilo.
- No te preocupes que Ethan me cuida todo el tiempo, me mima hasta más no poder – Isa le sonrió afectuosamente a Ethan y le tomó la mano, aunque Ethan estaba tenso no podía resistirse a las sonrisas de Isa.
- Bueno creo que esta todo regular y nos veremos en el próximo control para seguirte monitoreando, ya cada vez falta menos y debemos seguir en guardia con todo lo que te sucede, ahora con respecto a lo del trabajo que me preguntaste anteriormente no veo problemas en que sigas trabajando, pero sin caminar mucho ni estar horas de pie, sabes que eso te puede hacer mal – Alex miró a Ethan para hablarle – y debes cuidarla mucho, no la mimes con dulces y no la hagas enojar.
Ethan no sabía cómo contestar a eso, por lo cual decidió quedarse callado, este tipo era un imbécil y le diría todo lo que tenía que decirle en su cara pero no delante de Isa.
Luego de despedirse, se fueron al departamento, durante todo el trayecto Isa le hablo maravillas de Alex y lo buen médico que era, Ethan ya había memorizado sus virtudes y ya perdió la cuenta de los números que estaba contando para mantener la calma, entre lo de rebeca, Christina y ahora Alex su cabeza estaba a punto de explotar, quería gritar y golpear algo pero sabía perfectamente que esa no era la solución.
- ¿Qué te sucede? – le preguntó Isa cuando llegaron al departamento.
- ¿a qué te refieres? – Ethan tiró las llaves encima de la mesa y se quitó la corbata dirigiéndose a la habitación.
- Estas muy callado y me contestas con monosílabos, si y no es lo único que me dices, ni siquiera me miras – lo siguió a su habitación donde Ethan ya se estaba quitando la chaqueta y los pantalones – Ethan por última vez te preguntare ¿Qué te sucede?
- No sé de qué hablas y me voy a duchar – se dirigió solo en jeans al baño, y se metió inmediatamente al agua fría ya que necesitaba despejar sus pensamientos y aclarar su mente.

Isa llegó detrás de Ethan y se cruzó de brazos frente a las puertas de vidrio, Ethan la veía, pero estaba ignorándola deliberadamente, sabía que se ponía molesta cuando la ignoraban pero maldición, él estaba aún más molesto...no, furioso.
- Ethan me dirás ahora mismo que es lo que sucede – cuando abrió las puertas de la ducha Isa le dio una toalla blanca para que se secara, estaba completamente desnudo lo que era una tremenda distracción pero ahora quería saber por qué él tenía esa actitud.
- No es nada y déjame vestir por favor – se envolvió la toalla a la cintura y se fue del baño pero Isa no iba a dejar el asunto así y lo siguió.
- Claro que te pasa algo, estas molesto pero ¿sabes qué Ethan?… no soy adivina y si no me dices lo que sucede no podre saberlo – se cruzó de brazos frustrada con la actitud de Ethan – dímelo.

Ethan se volteó a mirarla, no quería discutir con ella pero cuando Isa se empreñaba en saber algo sabía que nada la pararía así que lo mejor era ser sincero.
- No me agrada Alex y quiero que no lo sigas viendo como doctor ni como amigo nunca más.
- ¿Perdón? – le preguntó incrédula – no me digas que todo tu cambio de actitud se deben a unos estúpidos celos.
- No son estúpidos y ese tipo no me agrada, así que debes dejar de verlo – le dijo con tono cortante y frustrado.
- Y tengo que hacerte caso porque tú me lo ordenas como si yo fuera una de esas mujercitas que complace en todo a los hombres – Isa se acercó a él y lo miró directamente a los ojos para que la entendiera – no voy a dejar de ver a Alex porque es mi médico y me siento a gusto con él, punto.
- Bien, haz lo que se te de la real gana – se dio vuelta y se dirigió a su ropero para vestirse – yo soy solo el estúpido que te dejó embarazada y mi opinión no cuenta en nada, gracias por aclarar el punto.

- Ahora estas siendo solo un idiota – isa se volteó para salir de la habitación, pero la voz de Ethan la detuvo.
- Siempre soy un idiota, pero no dejare que ese imbécil se acerque a ti.
- ¡Ethan basta! – le gritó Isa frustrada – deja de ser un idiota con Alex, él es solo me médico y nada más, además tu estuviste de acuerdo con que me atendiera.
- Te desea ¿crees que no me doy cuenta?, él te mira distinto no como un doctor a su paciente, te mira como un hombre a una mujer que le interesa, por favor Isa no soy idiota y me doy cuenta cuando miran a mi mujer con interés – Ethan se acercó a Isa medio vestido, con la camisa sin abotonar – quiero que dejes de atenderte con él.
- No – le dijo cortante.
- Entonces atente a las consecuencias por qué no lo quiero cerca de ti, ni de mi hija –se abotonó la camisa y se puso los zapatos alejándose de Isa.
- ¿Dónde vas? – le dijo Isa cruzándose de brazos enojada.
- Voy a salir, no me esperes despierta – se puso la chaqueta listo para salir, pero Isa se interpuso en su camino.
- Tú no te vas de aquí, actúas como un completo imbécil y ahora te vas sin siquiera considerar como me siento.
- Y tú nunca consideras como me siento, intento no explotar y moler a golpes al maldito solo por tocarte, pero tú no te das ni por aludida, sabes que no me gusta ese medicucho y aun así vas a verlo y dejas que trate todo tu embarazo, te importa una mierda mi opinión y siempre el que está mal soy yo – Ethan la miró totalmente harto de la situación y furioso – me canse Isa y si tú quieres hacer lo que te venga la real gana entonces hazlo, solo ten en cuenta que yo también tengo ese simple derecho.
- Amor, solo estas siendo celoso – Isa se acercó y lo abrazó tiernamente para calmarlo un poco.
- Estoy siendo realista – Ethan la tomó por los hombros y la alejó de su cuerpo – te amo más de lo que te puedes imaginar, pero hay días Isa en que me vuelves loco y no en un buen sentido de la palabra, eres tan testaruda que me desesperas y hasta que no cambies de medico este tema será siendo un problema entre ambos.
Ethan se fue dejando a Isa a punto de llorar por sus palabras, él pensaba que podía dominar su vida, estaba muy equivocado y si quería ver a alguien lo haría cuantas veces quisiera.

Corrió hacia su bolso y mando un mensaje, sabía que estaba mal su decisión, pero Ethan no era su dueño y debería aprender a convivir con las decisiones que ella tomaba en su vida, no se dejaría dominar por nadie y mucho menos por Ethan, punto.

♥♥♥♥♥

- Gracias por venir a última hora – le dijo Ethan a Nick cuando este se sentó a su lado en el bar, lo había llamado a última hora ya que no quería estar solo y tenía la cabeza muy complicada por culpa de los problemas con Isa.
- De nada – le dijo Nick con una media sonrisa – pero deberás disculparte con Car, se quedó muy furiosa por tener que irme tan repentinamente, digamos que estábamos en una noche solitaria – le guiñó el ojo para dar a entender sus palabras.
- Supongo que no le dijiste que te juntarías conmigo, no quiero extender más los problemas.
- Por favor, no soy idiota. Las mujeres incrementan todos los problemas pero estoy seguro que si fue una pelea con mi prima, Car no demorara en enterarse y ardera toya – Nick puso los ojos en blanco y después bebió de su whiskey – ya sabes cómo se pone.
- Claro que lo sé – se terminó su baso y pidió inmediatamente otro a la garzóna.
- Supongo que por tus ganas de beber el problema fue grande.
- Supones bien, pero solo quiero relajarme un rato y olvidar algunas cosas – Ethan tomó nuevamente del baso que le acababa de dejar la garzóna – como extrañaba un buen bourbon.
- ¿estabas en abstinencia? – le preguntó Nick casi riendo.
 - Tengo que apoyar a mi chica con el embarazo, pero esa mujer me volverá loco, literalmente – Ethan volvió a beber y dio un cansado suspiro – me matara si sabe que estoy bebiendo, le prometí dejarlo.
- Creo que luego de una pelea beber es perdonable, pero sin sobrepasarse – le dijo Nick cauteloso – ahora hablemos de temas más entretenidos.
Durante el siguiente par de horas Nick y Ethan hablaron de todo un poco, tratando de evitar el tema de la pelea, Nick era muy perspicaz y sabía que Ethan no quería hablar de ello y él no tenía un consejo para ayudarlo en su situación, la verdad no era bueno dando consejos amorosos ya que con Car toda su vida era complicada, la amaba más que todo, pero la mujer si sabía cómo sacar de quicio a un hombre y sobre todo a él, compadecía a Ethan ya que ambas mujeres testaduras tenían una personalidad parecida.

Nick se había dirigido al baño y Ethan estaba listo para dar por terminada la noche, ya era medianoche y aunque quería llegar más tarde quería ver a Isa y hablar con ella, había depositado dinero sobre la mesa y estaba parado para esperar a Nick cerca de los baños, cuando vio a una rubia de piernas kilométricas acercarse a él, Christina ¿Qué mierda hacia aquí? 
- Ethan Hoffman, que sorpresa encontrarte aquí – se acercó a él, lo tomó de los hombros y le dio dos besos en las mejillas - Qué hermosas casualidades de la vida ¿no crees?
 - ¿casualidades? – preguntó Ethan muy serio y desconfiado sobre la presencia de ella en el lugar.
- Bueno querido, casi casualidades – le guiñó el ojo y se tocó el pelo en gesto sexy, era una mujer hermosa, pero más enredada que una víbora y no quería estar cerca de ella.
- Ethan veo que estas en muy buena compañía – dijo Nick llegando a la mesa – pero creo que ahora si debemos irnos.
- Ve tranquilo, yo estaré luego en mi casa, solo necesito hablar de algo con Christina, no te preocupes que es una muy vieja amiga – Ethan miró seria a Nick para hacerle entender que debía solucionar esos problemas esa misma noche.
 - ¿Estás seguro? – preguntó Nick inseguro pero al ver a Ethan asentir decidió dejarlo tomar sus propias decisiones y arreglar esos problemas – okey. 
Luego de que Nick se marchara, Ethan invitó a Christina a sentarse junto a él, bebieron un par de copas juntos y charlaron como viejos amigos, todo era una táctica por parte de Ethan para saber cuál era su finalidad, ella era hermosa entonces ¿Por qué seguir insistiendo en buscarlo?, ahora había incluido a Isa en su jueguito enfermo y no iba a permitir por nada del mundo que la dañara, tenía que saber que buscaba Christina y poder pararla antes de que fuera tarde, todos los problemas que habían surgido fue por su aparición e iba a parar con todo esa misma noche.

Estaban juntos en el mismo sillón y Christina tenía su pierna muy cerca de la de él y le acariciaba la rodilla a Ethan descaradamente.
- ¿Qué buscas conseguir Christina? – le preguntó entrecerrando los ojos.
- ¿Yo? – le dijo inocente batiendo las pestañas exageradamente – solo quería ver si recuerdas lo bien que la pasábamos juntos y si la memoria sirve para volver a repetir.
 - Ahora estoy enamorado y pronto a casarme – Ethan comenzó acariciarle el hombro perezosamente – lo sabes ¿verdad? 
- Pues claro pero eso no tiene importancia – le dijo descaradamente y se sentó en su regazo aún más descarada – sabes como soy con respecto a esos temas, me tiene sin cuidado y tú quieres volver a disfrutar conmigo, aunque sea solo una hora.
- Ethan fue subiendo poco a poco por su hombro hasta llegar al arco de su cuello donde lo acaricio seduciéndola aún más – pero yo amo a Isa igualmente lo sabes, ¿verdad?
- Ella no tiene por qué saberlo – le acarició la mejilla íntimamente, los labios casi rozándose – solo será un secreto entre tú y yo.

Ethan subir lentamente su mano hasta su pelo donde masajeó lentamente y tomando una gran cantidad de los rubios cabellos de Christina, jaló fuerte y la alejó mucho de su cara, era un tirón doloroso, pero no insoportable. 
- Mira zorra venenosa, no voy a caer en tu juego y si lo que quieres conseguir es que me acueste contigo, límpiate esas hermosas orejitas para escuchar con atención NO-LO-VOY-HACER. Amo a la mujer con la que me voy a casar y no lo echare a perder por un poco de sexo fácil y sin valor – aceró la cara de Christina a la suya para hablarle más claramente – no sé qué quieres conseguir con toda esta mierda de acercarte a mi mujer, pero última vez que lo digo, aléjate de mí y de mi familia porque eso es Isa para mí, mi familia y tú no lo echaras a perder – le soltó el pelo y se levantó del sillón para salir de su agarre venenoso – estas advertida y no quiero volver a saber de ti, adiós para siempre Christina.
Christina se quedó en ese mismo lugar mucho tiempo, llena de ira y toda contra Ethan, lo haría pagar las humillaciones que le había hecho, no sabía ni cómo ni cuándo pero se lo haría pagar de eso estaba completamente segura, la había despreciado en muchas formas inimaginables pero le haría pagar cada una de sus palabras, le importaba mucho su hermosa mujercita…bueno, era la primera persona a la cual pensaba atacar, los separaría y la persona que la ayudaría seria Rebeca, ella conseguiría realizar exitosamente todos sus planes.

♥♥♥♥♥
Isa se había acostado muy triste con la pelea que había tenido con Ethan, no le gustaba discutir con él, pero tampoco era una simple mujercita que se dejaba dominar, por impulso había cometido un error al enviar un mensaje a Alex y ahora debía tomar un café con él, le encantaba su compañía pero estaba segura que Ethan se pondría más que furioso si se enteraba de la estupidez que había hecho. Con un suspiro cansado se terminó de vestir. La noche anterior fiel a su palabra Ethan llegó después de que ella se había quedado dormida y muy tarde, al despertar ya no estaba a su lado y por lo único que se dio cuenta que había dormido junto a ella fue por su olor, podía reconocerlo a kilómetros, era tan exquisito que la embriagaba, la seducía al igual que él completamente, aún estaba en su cabecera y al olerla le vinieron ganas de llorar por toda la estupidez que habían dicho la noche anterior, él estaba siendo un celoso irracional y ella una peleona, pero no podía evitarlo, quizás eran las hormonas pero sinceramente no lo sabía, lo único que tenía claro era que lo amaba más de lo imaginado y debían hablar si o si, pero ahora debía ir a beber ese café con Alex, aunque ella no bebiera café por el embarazo. - A lo hecho pecho – se dijo Isa saliendo del departamento – aún estaba enojada con Ethan pero estaba siendo una idiota respecto a toda esta tonta pelea, resignada hizo parar un taxi para llegar al café acordado con Alex, iba con diez minutos de retraso y sinceramente esperaba que Alex se hubiera ido por que odiaba la impuntualidad.
- Hola Eloísa – Alex se levantó al verla y le depositó un breve beso en la mejilla – pensaba que ya no venias.
- Claro que iba a venir – Isa trató de sonar positivamente alegre, no quería hacer sentir mal a Alex – solo que surgieron algunos contratiempos que me detuvieron.
- Me encanta verte fuera de la consulta – esto lo dijo con aire despreocupado, acto seguido llamó al garzón para ordenar, Isa pidió solo un te ya que tenía el estómago revuelto y Alex pidió un café, según le dijo a Isa para despertar ya que aún no se acostumbraba al horario.

Estuvieron en un incómodo silencio durante un tiempo, Isa no sabía que decir, quizás había cometido un error al citarlo en una cafetería, pero en el pasado se habían sentado hablar fuera de la consulta y no era tan incómodo como ahora, claro que en ese tiempo Isa estaba sola y tratando de olvidar Ethan.
- ¿Qué sucede?
- ¿A qué te refieres? – le pregunto Isa sorprendida por sus palabras, el la miraba fijamente como si quisiera adivinar algo.
- Estas muy callada – se encogió de hombros con aire despreocupado – antes no eras así, cuando vi tu mensaje creí que tenías algo importante que decirme o alguna consulta pero ahora sinceramente desconozco el motivo por el cual estemos aquí, además de que tú te ves completamente nerviosa.
- Lo siento – le dijo Isa dando un suspiro cansado – es solo que pelee con Ethan y ahora las cosas están complicadas.
- ¿complicadas?, pero si se puede saber ¿Cuál es la razón de pelear y además cuando estas embarazada? – Alex la miró muy serio – se supone que él no debe pelear contigo por tu condición, y cuidarte en todo momento es algo primordial.
- El me cuida – se apresuró a decir Isa, defendiendo a Ethan ante las palabras de Alex – y creeme el evitó pelear conmigo a toda costa, solo yo no lo dejé, creo que las hormonas me están jugando una mala pasada.
Fueron interrumpidos por el garzón, quien les traía la orden, les dejó su pedido sobre la mesa y se marchó informándoles que si tenían cualquier pedido se lo hicieran inmediatamente, aunque Alex seguía con el ceño fruncido no estaba tan enojado como antes.
- No has respondido la pregunta que te hice – le dijo Alex dándole un sorbo a su café - ¿Cuál es la razón de su discusión?
- Isa lo miró indecisa en ser sincera o no, pero decidió contarle la razón – tú.
- ¿Yo? – susurró Alex depositando su tasa sobre la mesa.
- Ethan tiene una tonta idea de que tú te sientes atraído por mí lo cual es completamente estúpido porque eres mi médico, desde el inicio de mi embarazo, además mi amigo y yo le digo contantemente que no es verdad pero él insiste, insiste e insiste. Por lo cual ayer terminamos discutiendo y él se fue furiosos del departamento ya que me dijo que dejara de verte como médico y yo me negué, me dijo que no lo tomaba en cuenta, que no lo respetaba y se largó como si nada, ahora estamos peleados y si se entera que estoy aquí contigo seguro que le dará un ataque de ira – sin darse cuanta Isa no podía parar de hablar, Alex la miraba muy atento y ella no podía dejar de decirle cosas aunque no fueran en el orden correcto – tu eres mi médico, y eres excelente, además confió en ti y me quedare contigo atendiéndome aunque eso lo enfurezca más, tendrá que soportarlo y entender que tu no quieres nada conmigo ¿verdad?
Isa miró esperanzada a Alex, después de todo su parloteo incansable le había hecho esa pregunta para que el negara rotundamente algún tipo de atracción, Ethan estaba en un error, Alex no sentía nada por ella ¿verdad?, pero el pasado silencio que le siguió la pregunta fue tan revelador que Isa debió ver la verdad de las cosa, Alex se sentía traído hacia ella y Ethan tenía razón en todo, era una estúpida por no darse cuenta antes.

Se quedó mirándolo completamente impactada por que el no dijera ni hiciera nada, se suponía que él se debía reír y negar todo, Alex era atractivo y seguramente tendría alguna novia, amiga especial ¡Cualquier cosa!, no se podía sentir atraído hacia ella y definitivamente Isa no debería mantener este tipo de conversación con su ginecólogo, todo estaba mal y Ethan tenía razón.
- Lo siento tengo que irme – dijo Isa precipitadamente, ante el silencio de Alex que confirmaba cada palabra de ella – esto fue un error.
- ¡espera! – le gritó Alex cuando isa iba avanzando hacia la puerta, lo último que escuchó al cruzar la puerta fue la voz de Alex llamándola o mejor dicho gritando su nombre. 
Isa comenzó a caminar sin rumbo, necesitaba pensar en todo y en nada al mismo tiempo, se sentía tan confusa y no podía creer que Alex haya sentido algún interés por mínimo que fuera hacia ella, era una mujer casi casada y además embarazada y de 6 meses, su estómago crecía cada día con la bebé de Ethan, debía hablar con Ethan inmediatamente y tratar de solucionar los problemas que los aquejaba.
- Isa tenemos que hablar – le dijo Alex cogiéndola por el brazo con mucha suavidad.
- No tenemos que hablar – Isa trató de zafarse pero no lo consiguió – suéltame por favor.
- Tengo que decirte lo que siento – le dijo Alex en voz ahogada – ya no puedo callármelo más.
- ¡No! – le gritó Isa a punto de llorar – se supone que tu no debías sentir nada, se supone que eso tenía que suceder, yo te contaba acerca de las inseguridades de Ethan y tú te reías y me decías que no sentías nada y que estuviera tranquila, se supone que tú eres mi amigo, mi doctor, alguien que me comprendía, se suponía que tu no debías sentir más que cariño hacia mi ¡nada más! – Isa intentó nuevamente zafarse ya que estaba a punto de llorar.
- No puedo sentir nada hacia ti – Alex la acercó a su cuerpo y la apretó en un abrazo – eres perfecta y desde que te conocí ocupas cada pensamiento de mi mente, no me pidas no quererte por qué no lo puedo hacer, Ethan no te merece y tú no lo necesitas – Alex puso su mano bajo el mentón de Isa para mirarla a los ojos – las amare a ambas con todo mi corazón, solo dejame hacerlo – depositó una mano en el vientre de Isa dándole a entender que se refería a la bebé que llevaba en el vientre.
Isa se había quedado pálida ante las palabras de Alex ¿le había hablado de amor?, seguro que estaba alucinando ya que era imposible que quisiera que dejara a Ethan y que alejara a la hija de ambos para estar con él, amaba a Ethan no a Alex, Ethan era todo lo que pensaba y sentía, ambos se pertenecían, no podía corresponder los sentimientos de Alex y debía alejarse inmediatamente.

Pero antes de haber hecho algún movimiento para alejarse sintió los labios de Alex sobre los de ella, tomó la cara de Isa con ambas manos y trató de besarla completamente, pero antes que hiciera algún movimiento Isa se apartó precipitadamente, lo golpeó en la mejilla muy fuerte y lo miró con ira en sus ojos.
- No debiste haber hecho eso, nunca – tapándose la boca con su mano se fue rápidamente, no quería saber nada de Alex ni verlo en su vida, él no la detuvo, solo se quedó de pie mirándola totalmente pálido.
Luego de tomar el taxi, Isa no se fue inmediatamente a su departamento, debía pensar y ordenar sus ideas, después de estar más de una hora en un parque viendo a niños jugar decidió que una cosa si tenía totalmente clara, debía hablar con Ethan.
♥♥♥♥♥
Ethan había retrasado lo más posible su llegada a casa, sabía perfectamente que Isa estaría hecha una furia, pero no tenía ganas de discutir con ella, estaba muy arto de toda la situación y estaba tan seguro que isa no iba a dejar de atenderse con Alex porque él se lo volviera a pedir.

Dando un cansado suspiro entró al departamento y se encontró con todo muy silencioso, se dirigió a su habitación para ver si Isa estaba ahí, cuando llegó la encontró sentada de espaldas a él mirando la ventana.
- Hola – la saludó Ethan en un susurro.
- Te estaba esperando – fue lo único que dijo Isa – necesito hablar contigo.
- No quiero discutir nuevamente Isa, estoy cansado, solo quiero ducharme y dormir – comenzó a quitarse la corbata y la chaqueta dándole la espalda a Isa. 
- Necesito contarte algo. 
Ethan se volvió y la miró ceñudo, no le gustaba el tono de Isa y ahora comenzaba a estar intrigado por lo que quería decirle, arqueo la ceja y asintió para que siguiera hablando, Isa se acercó a Ethan visiblemente nerviosa. 
- Alex me besó – Isa habló antes de arrepentirse de contarle lo sucedido, debía decirlo pero otra cosa muy distinta era tener el valor para hacerlo.
La única reacción de Ethan fue sentarse en la cama y mirarla fijamente, no sabía que decir respecto a lo que Isa le había contado, pero una cosa estaba seguro, mataría a aquel medicucho. 
- ¿Te besó? – Ethan tomó un mechón del largo cabello rojo de Isa, cuando se levantó de la cama y se acercó a ella, estaba furioso pero emprendiéndola contra ella no conseguiría nada – te… besó.
Ethan no podía dejar de repetir la palabra, la rodeó y se puso en su espalda acercando su cuerpo al de Isa, quien se arqueó en respuesta cuando Ethan pegó su pecho a la espalda de Isa, podía sentir el calor de su cuerpo, pero estaba tan furioso, con la mano libre que tenía tomo a Isa por la cadera acariciándola hasta llegar a su estómago tiernamente, era el lugar donde estaba su bebé, siguió subiendo y susurrándole palabras a Isa.
- Te besó – le dio un beso en la oreja lamiéndole seductoramente el lóbulo, con la otra mano le seguía acariciando el estómago y subiendo poco a poco la polera de Isa quien se volvió arquear instantáneamente – y tú lo dejaste.
- E…Ethan – susurró Isa perdida por sus tiernas caricias.
- Shhhhhhh, amor – tomó un mechón de Isa nuevamente y se lo acercó a la nariz para olerlo son apartarse un milímetro del cuerpo de Isa mientras seguía su lenta tortura con su mano que ahora estaba en las costillas de Isa – dejaste que besara lo que es mío, a pesar de que te dije en muchas veces que ese medicucho te deseaba, lo dejaste acercarse lo suficiente para que te besara, pero Isa contéstame algo… ¿te gusto? – Ethan trataba que su voz sonara serena y controlada, pero estaba tan malditamente furioso, quería romper todo y matar a cierto medicucho por besar a su mujer.
- No – le dijo Isa inmediatamente, cuando él le había hecho la pregunta – no me gustó Ethan, yo te amo y tú lo sabes.
- Pero aun así permitiste que te besara – Ethan lamió el lóbulo de la otra oreja de Isa, y subió su mano desde las costillas de Isa hasta sus pechos, donde los acarició sobre el sujetador y luego lo bajó para sentir y acariciar sus pezones – están sensibles ¿verdad?
- S…si – contestó Isa entrecortadamente, estaba tan excitada con los toques de Ethan que se volvería loca o explotaría, en los próximos minutos.
- Todo tu cuerpo reacciona a mi toque y aun así tu besas a otro hombre cuando al que deseas es a mí, eres mi mujer y nos casaremos, pero tu permites que otro te besara – Ethan habló con dientes apretados tan lleno de ira.
- No deje que me besara, lo parte inmediatamente y le di una bofetada, te aseguro Ethan que no me hubiera juntado con el si hubiera sospechado que sentía algo por mí, yo te amo y no quiero a ningún hombre más en mi vida, dejare de atenderme con él te lo juro – le habló en voz suplicante porque estaba segura que Ethan estaba furiosos y solo quería solucionar los problemas – lo siento.
- No es suficiente – y en un segundo Ethan se apartó de ella, dejando de acariciarla, privándola completamente del calor de su cuerpo, Isa no tuvo tiempo para pensar ya que la volteó y la besó apasionadamente, fue un beso de esos que te quitan la respiración y congelan los pensamiento en un segundo, se fundió en sus brazos y se dejó llevar por la pasión de Ethan completamente – eres mía y nadie te tocara como yo lo hago.
Ante la posesividad de Ethan Isa solo pudo asentir, amaba cada parte de él incluido su lado troglodita y ahora podía ver perfectamente que él tenía razón, toda la discusión había sido estúpida y Alex no se podía inmiscuir en la relación con el hombre que amaba. 
- Te amo – le dijo Isa cuando Ethan rompió el beso.
- Y yo a ti, pero ahora debo irme.
- ¿Dónde vas? – le preguntó confusa.
Pero por la mirada que le dio Ethan, Isa sabía perfectamente donde iba a ir, y ella no podía hacer nada para impedirlo, solo esperar que todo se solucionara de la mejor forma.
♥♥♥♥♥
Alex había estado el resto del día muy desanimado por lo sucedido con Isa, no creía que el dejaría a Ethan inmediatamente, pero tampoco creyó que lo golpearía, estaba completamente seguro que Isa sentía algo por él aunque fuera mínimo, quería poder enamorarla pero su reacción le dejaba algo muy en claro, ella amaba a Ethan.

Levantó la cabeza al escuchar un murmullo de voces peleando, su secretaria diciendo a alguien que no podía ingresar sin una visita y luego la puerta abrirse para revelar a un furioso Ethan Hoffman.
- ¿Qué haces aquí? – le preguntó Alex levantándose de su escritorio.
- Tu maldito cabrón, voy a partirte la cara de eso puedes estar seguro – Ethan cerró la puerta tan fuerte que fue un completo milagro que no se partiera en dos.

_________________ ♥♥♥♥♥ ________________

Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº15

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: Viernes.


  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:

11 comentarios:

  1. Ya me da miedo lo que puede llegar a hacer Christina por venganza con Rebeca. La situación se va haciendo cada vez más tensa, a ver como termina el encuentro de Ethan con Alex! Excelente capítulo chicas!
    Espero el próximo, un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufff esto ya sobrepaso a una situacion tensa, creo que esta a punto de explotar una bomba epica pero no desesperen siempre tenemos nuestros trucos para sorprenderlas aun mas y esperamos seguir asi eternamente, besos linda.

      Eliminar
  2. Espero que Ethan le de su merecido a Alex...por abusador....pero tiene razon Barbie, me da miedo lo quela loca de Christina puede hacer por venganza, y aliarse con Rebeca...Dios eso no pinta nada bien...esa zorra.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alex es un patudo y no respeta el amor de isa con Ethan pero aun nos falta mucha historia por conocer....
      Tienes razon Christina es una loca y vengativa y si se junta con Rebeca te aseguro que hacen una mezcla explosiva.

      Eliminar
  3. Ya decía que ese Alex no me gustaba nadita.... Pero porque Ethan e Isa no pueden ser felices.

    Ahora hay que ver con que sale Christina!!!

    A esperar el siguiente chicas, Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajja si tenias ese presentimiento estabas en lo correcto pero aun nos falta conocer mucho acerca de los sentimientos de Alex, quizas no es tan malo como pensamos y quizas si, solo el tiempo nos lo dira
      Christina es una rubia de infarto muy enojada y con deseos de vengarse, habra q esperar para saber con q nos sale ahora.

      Eliminar
  4. Tarde pero segura!!! no podía creer que me perdí el capitulo desde que lo publicaron pero lo primero q hice cuando regreso mi Internet fue... siii leerlas =D
    ME ENCANTAAAA Y QUIERO MAS!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jelly!!! te extrañábamos
      ya se nos hacia muy raro tu silencio, o nos odiabas por lo q paso o aun no lo habías leido pero nos alegra saber que siempre te dejamos ansiosa por un nuevo capitulo.
      ¡Que linda! jajajja
      te tenemos totalmente adicta a nuestra historia y es nuestra mayor finalidad, besotes linda y te esperamos como siempre la prox semana en un nuevo capitulo.

      Eliminar
  5. Estoy al borde del suicidio... ¿y el capítulo 15? Me leí todo en una tarde y ahora no sé qué hacer. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OMG!! no queremos ser culpables de ninguna muerte asi q no nos asustes querida *_*
      suspendimos el capi 15 por culpa de las responsabilidades (es horrible ser adulta jajaja) pero este viernes estara subido y tan apasionante como siempre, no desesperes linda que la paciencia es una virtud y todas nuestras queridas lectoras son muy virtuosas, besotes querida Lixed y sigue visitandonos....

      Eliminar
    2. Vale, vale... me controlaré hasta el viernes. Mientras tanto sigo con mi misión de leerme todos los libros de sus reseñas. :D

      Eliminar