jueves, 20 de febrero de 2014

Fanfic: Quédate Conmigo (No me dejes ir #2): Capítulo 6

Capítulo Nº6: Sin ti me falta la vida.

Amelia se quedó muda en cuanto Ethan soltó su sorpresa, no podía creer lo que su hijo le estaba contando, su hijo padre era más de lo que alguna vez se podía imaginar, pero con la voz animada de Ethan al otro lado de la línea, esto debía significar algo bueno para ambos tanto Isa como Ethan.
- Mamá dime que por favor no te acaba de dar un ataque con lo que te he dicho, por favor… ya no soportaría una emoción fuerte en este día – Le habló Ethan en el tono más serio posible. 

- No, para nada hijo, esto me parece maravilloso, mi primer nieto de mi hijo adorado como no voy a estar contenta, es solo que me tomó por… 

- Sorpresa – le dijo Ethan terminando la frase – Lo sé mamá para mí también lo es, pero es el futuro hijo o hija con la mujer que amo y solo quiero estar con ella aunque creo que en este momento Isa me odia. 

- ¿Qué hiciste ahora Ethan? – Amelia estaba frustrada por todos los problemas de su hijo y las malas decisiones que había tomado. 

- Digamos que le grité y luego ella se comenzó a sentir mal, pero no te preocupes ahora está todo bien – Se apresuró a decirle antes que su madre pensara lo peor – Claro que tuve que obligarla a que se vaya a Nueva York conmigo, nunca en la vida la dejaría en la misma ciudad que ese desquiciado de Allan.  

- Te entiendo querido, pero trata de llevar las cosas por el buen camino con Isa, aun la amas así que trata de hacer las cosas bien por el bien de ambos, tu eres mi hijo y te conozco más que a mí misma por lo tanto sé muy bien que puedes ser un amor cuando te lo propones, ahora piensa que a esa mujer que has amado toda tu vida ahora lleva un hijo tuyo por lo cual debes esforzarte el doble por recuperar su confianza y amor. 

- Gracias mamá – Ethan estaba tan emocionado por las palabras de su madre.
- ¿Por qué? – Preguntó Amelia confundida. 

- Por ser la mejor mamá del mundo y una mujer única, te adoro y espero que todos los días de tu vida sepas eso, te amo. 

- Yo también te amo – Amelia comenzó a llorar de la emoción – Vez a lo que me refiero, provocas que nos emocionemos con facilidad y nos volvamos lloronas. 

- ¡Muy chistosa! – Ethan comenzó a reír de las locuras de su madre. 

- Ya basta de tonteras, ahora conquista a esa mujer y demuéstrale que siempre la has amado, traela a casa que quiero cuidar a mi nuera a su bebe que viene en camino – le ordenó Amelia con voz firme - ¿Está claro? 

- Claro como el agua, tengo que ir a preparar una linda sorpresa para Isa. 

- Adiós hijo, te adoro. 

- Y yo a ti.

Cuando colgó el teléfono a su madre, Ethan podía sentir su cabeza un poco más despejada ¡Como amaba a la mujer que le dio la vida!, la verdad es que Amelia era la mejor madre del mundo y casi la única persona que lo comprendía más que el mismo y sabía que palabras decir en el momento más indicado. Amaba a Isa y la traería de vuelta a sus brazos, derrumbaría esas protecciones que había puesto a su alrededor costara lo que le costara, era la mujer de sus sueños y el amor de su vida, nadie los separaría y le demostraría a Isa que la amaba más de lo alguna vez se podría imaginar, ella era su vida y el bebé que tenía en su vientre era la mejor felicidad del mundo, la verdad es que era un hombre afortunado y nunca lo olvidaría, amaba a Eloísa Collins y era hora de demostrarle quien era Ethan Hoffman.

Cogió su chaqueta y se encaminó hacia la puerta, sin mirar atrás ya que Isa no daba señales de querer salir de la habitación y mucho menos quería forzarla hacer cosas que ella no quería, aunque irse de París no era negociable, no iba a exponer ni a su mujer, ni al bebé que venía en camino, daría su vida por ellos y era hora de sacar a Allan de la vida de Isa para siempre, pero antes tenía que ocuparse de cuidar el adolorido corazón de Isa, era un cretino con todas sus letras y ahora lo podía ver, el miedo a enfrentar la verdad casi lo hace perder todo y ahora nunca más volvería a pasar por lo mismo nuevamente.

Se fue a un local comercial más cercano, le daría un almuerzo en condiciones a la futura madre de sus hijos y la cuidaría cada día de su vida, le diría que la ama una y mil veces hasta que ella lo perdonara.

♥♥♥♥♥
Cuando Isa se despertó de su siesta luego de dormirse furiosa con Ethan pudo percibir dos cosas, la primera era que había un olor delicioso en el ambiente, como a especias con chocolate y vainilla, pero sobre todo había un sentimiento en el ambiente reconfortable en el cual se sintió muy cómoda, lo segundo es que había una suave música en el ambiente que la relajaba cada vez más y casi se queda dormida nuevamente, abrió los ojos y se desperezo cuando se levantó, salió de su habitación y cuando entró a la cocina por un vaso de agua lo que vio le derritió completamente el corazón.

Ethan estaba al medio de la cocina, con un cuchillo cortando verduras mientras tarareaba y freía alguna cosa en el sartén, según lo que Isa pudo percibir, había un exquisito olor en el ambiente pero por sobre todo se podía percibir el perfume de Ethan y su olor único que a Isa siempre le había encantado, era el sueño de toda mujer, exquisito, tranquilo, un hombre perfecto.

Isa no dejó ir más lejos sus sentimientos, lentamente se acercó a Ethan quien al sentir pasos levantó de golpe la cabeza y cuando la miró, se expandió la sonrisa más hermosa que hacia ablandar las rodillas de Isa.
- Despertó la dormilona – Le guiñó el ojo coquetamente y agregó más cosas al sartén que estaba muy caliente por lo que Isa percibía. 

- Ho…Hola – Le respondió Isa, se dirigió al lavadero y llenó un vaso de agua, luego se sentó en un taburete que tenía cerca y miró a Ethan mientras se llevaba el vaso a los labios. 

- No, dejame a mí – Ethan le quitó el vaso y fue rápidamente al refrigerador, cogiendo otro vaso le sirvió leche y se la extendió inmediatamente – Según lo que leí en el libro de tu sala, la leche es muy recomendable para una embarazada, sobre todo una primeriza.  

- Gracias – Isa se bebió gran parte de la leche ya que estaba sedienta – Es un hermoso tema. – Dijo Isa al escuchar la canción que había comenzado a sonar 

- Me gusta mucho y me relaja cuando estoy cocinando, espero que no te moleste que escuche música. 

- No, para nada, me gusta – Isa se acabó la leche y le extendió el vaso a Ethan ya que lo esperaba – apropósito huele delicioso ¿Qué estas cocinando? 

- Bueno es algo que sé que te gusta y no quería que nada te sentara mal, estoy haciendo un salteado con pollo y mucha verdura con una torta de Milhojas de Papas, ojala te guste. 

- Se escucha delicioso, y huele delicioso, además eres un excelente cocinero y no dudo que sea una de las mejores comidas que he tenido en este último tiempo, pero lamento que no puedo acompañarlo de un buen vino. 

- Bueno no podremos disfrutarlo con un buen vino – le corrigió Ethan. 

- ¿Por qué dices eso? – Isa estaba confundida por las palabras de Ethan, pero este era el y la confundía la mayor parte del tiempo. 

- Cariño ¿Cómo se te puede olvidar?, estamos embarazados y debemos cuidarnos así que desde hoy nada de alcohol para ninguno y comeremos muy bien cada día para cuidar al bebé, además desde hoy te acompañaré a todos tus controles, quiero saber cada avance de nuestro bebé y recuperar los meses perdidos – Ethan acabó de cocinar y sirvió los platos, los acomodó en el comedor que estaba adornado por algunas velas, dando un aspecto íntimo y hermoso, contrastaba tan bien con la luz baja del ambiente, cuando Isa se sentó vio una flor blanca depositada al lado de sus cubiertos, era idéntica a la primera que Ethan le regaló, no pudo evitar olerla y apretarla contra su pecho, Ethan traía consigo dos vasos de jugo natural mientras comenzaban a degustar la comida, realmente estaba exquisita e Isa aprovechó cada bocado, la verdad es que estaba famélica y quería comer de todo, pero cuando acabó su plato quedó muy satisfecha y tranquila. 


- Es el mejor almuerzo de mi vida – Le dijo Isa dando un suspiro soñador. 

- Bueno gracias, para mí es un placer y desde hoy vamos a probar platos distintos para variar y hacer a nuestro bebé con un gusto extenso en alimentos. 

- Definitivamente a él o ella le encantó – Isa se acarició el vientre y se relajó, sintió la mano de Ethan sobre la suya y se tensó inmediatamente, lo miró para apartarlo pero la mirada de Ethan hizo que desistiera de la idea. 

- Te tengo un regalo.
Sin esperar respuesta de Isa, Ethan se encaminó hacia la sala y volvió con un pequeño paquete entre sus manos, se veía un poco nervioso cuando se sentó junto a ella, la miró con tanto amor en sus ojos que a Isa le estaba costando tanto mantener sus distancias, se arrodilló a su lado y volvió a tocar su vientre con cariño, luego lo besó y cuando sus ojos conectaron él le acarició la cara con su mano, Isa no pudo resistirse a su toque y se dejó llevar por sus caricias.
- No sé si te parecerá tonto – Ethan tomó un profundo respiro y le dio un beso en la comisura de su boca – Para mi es importante, es respecto a lo que hablé, cuando lo abras te darás cuenta – le extendió el regalo y se volvió a sentar, pero sin dejar mucho espacio entre ambos. 

- Isa lo abrió con impaciencia y lo que vio le hizo llenar sus ojos de lágrimas – zapatitos de bebé. 

- No – Ethan la miró a los ojos – los primeros zapatitos de nuestro bebé.

Eran blancos, pequeños y perfectos. Isa los apretó en su pecho y volvió a llorar, Kathalina le había regalado sus primeros zapatitos pero estos igualmente contaban como los primeros por parte del padre, a isa se le derritió el corazón por el hermoso gesto de Ethan.
- Son hermosos. 

- Como tu cariño, te amo, te amo, te amo.
Ethan tomó su cara entre sus manos y la miró a los ojos. Isa sabía que Ethan quería besarla y estuvo a punto de negárselo, pero lo extrañaba y seria una hipócrita si le negaba algo que ella también quería hacer, Ethan la besó con pasión y amor que derritió completamente el corazón y el cuerpo de Isa, no podía pensar en nada mas, solo en cuanto amaba a este hombre. 
- No te estoy pidiendo que lo digas a cambio, solo quiero que sepas lo mucho que te amo. 

- No estoy lista – Le dijo Isa insegura. 

- Lo sé – Ethan le dio un breve beso, se levantó y extendió su mano para levantar a Isa – te tengo otra sorpresa y no pude resistir la tentación, todo era muy hermoso. 
Cuando entraron a la sala Isa se quedó muda del impacto, su sala estaba plagada de bolsas de ropa de bebé, por todos lugares, enteritos, gorritos de género, libros de mamá, todo era hermoso e Isa no podía pensar ni decir nada.

- Ya sé que a las mujeres les gusta hacer las compras, pero esto es solo lo primero que le compraremos, la cuna, andador y todo lo demás lo compraremos juntos, solo quería comprar unos zapatitos, pero no me pude negar a nada que la vendedora me mostrara. 

- Digamos que eres un cliente fácil – le dijo Isa con una gota de humor en su voz – es precioso y me encanta. 

- A mí me encantas tu – Ethan la cogió de la cintura y la apretó contra él pero sin ejercer demasiada presión. 
Se quedaron así mucho rato hasta que comenzó a sonar una hermosa canción de fondo “Dust To Dust - The Civil Wars”, Ethan se rió entre dientes y miró a Isa.

- Creo saber quién fue la señorita que incluyó esa canción en mi lista de reproducción – le dijo con tono picaresco. 

- Culpable – Isa levantó la mano y luego sonrió sinceramente a Ethan – Me encanta esa canción y cuando lo hice quería que me recordaras con ella. 

- ¿No lo entiendes cariño? – Ethan posó una de sus manos en la mejilla de Isa con ternura – yo te recuerdo a cada instante de mi vida, sin ti en ella es como si algo me faltara y ya nada tiene sentido, cuando tu no estas cerca mío es como que estuviera en la oscuridad eterna sin posibilidad de salir de ella, te amo tanto – Ethan la volvió a besar tiernamente , Isa no se resistió ya que no tenía las fuerzas necesarias para negarse a esos benditos labios que la amaban de formas únicas – Por favor no vuelvas alejarte de mí. 

- Yo igual te amo – le dijo Isa al borde de las lágrimas – pero aun no estoy lista para volver junto a ti, ha pasado mucho Ethan y el daño que nos hicimos no se puede curar con simples promesas, por el bien de este bebé debemos tratar de solucionar todo lo que nos daña antes de darnos una nueva oportunidad – Isa abrazó fuertemente a Ethan sin querer nunca salir de sus brazos, cuanto lo había extrañado. 

- Lo sé amor – Ethan clavó sus ojos en ella y acarició sus mejillas con los pulgares de sus manos – Hay que recuperar el tiempo perdido así que lo quiero saber todo. 

- ¿A qué te refieres? 

- Al bebé, las náuseas, tus cambios físicos, la primera ecografía, cuando es tu siguiente cita. Todo – le dijo Ethan impaciente ya que estaba eufórico asimilando la noticia de que sería padre – Aun no lo puedo creer ¡Seremos padres! 

- Eso creo – le dijo Isa riéndose por la emoción de Ethan, era tan contagiosa y sincera. 
Isa le contó todo, la complicación de sentir esos cambios físicos tan extraños, las náuseas en los primeros tres meses de embarazo, las ganas constantes de orinar a toda hora, los malestares y bochornos nocturnos, las citas médicas con Alex que él se había perdido por no saber, cuando seria la próxima, hablaron de todo hasta que se les hizo tarde e Isa callo dormida en el regazo de Ethan, él se dirigió con ella en brazos y se acostó a su lado en la cama, la miró por horas hasta que cayó en un tranquilo sueño que no había tenido desde hace muchos meses, estaba todo tranquilo y él estaba en el único lugar que quería estar, al lado de la mujer que amaba más que a nada en la vida.
♥♥♥♥♥
Caroline estaba con Nick en el departamento de él, ya que no pasaban mucho tiempo en ese lugar y Nick había insistido en pasar en día en su hogar, aunque era un departamento moderno con todas las comodidades posibles a Car le seguía pareciendo frio, masculino e impersonal, prefería su hogar que había construido con Isa, cuanto extrañaba a su amiga y aunque tenía a Nick a su lado le faltaba la mitad de su ser que pertenecía a Isa, eran hermanas en muchos sentidos y nunca habían estado tanto tiempo separadas, la extrañaba a cada segundo del día.

Mientras pasaba la tarde Car recibió un llamado que la dejó totalmente estupefacta, entró a la sala pálida y Nick se acercó rápidamente a ella, la tomó en sus brazos y le habló con tanta preocupación que le derritió el corazón.
- ¿Qué sucede amor? – La llevó a un sillón cercano y la sentó en su regazo – ¿Estás enferma o algo te sentó mal? Car habla. 
 - Era Ethan – Le dijo Car en un susurro, aun impresionada por las palabras de su amigo. 

- ¿Sí? – Nick le acarició la cara a Car que aún se veía en shock – Pero dime amor ¿Qué sucede? 

- Encontró a isa – Se deslizó una lágrima por su mejilla mientras soltaba las palabras. 

- Pero eso es bueno Caroline, encontró a tu amiga debes alegrarte – Nick le habló con voz tan animada como pudo para alegrar a Car de alguna forma. 

- Está embarazada – Car miró a Nick y comenzó a sollozar sin control y se acurrucó al pecho de Nick. 
 - Pero eso igualmente es bueno amor, está embarazada y volverá a casa con Ethan junto a su familia para siempre, deberías alegrarte. 

- Nick, no me lo contó – Tomó la camisa de Nick entre sus manos y siguió llorando – Ella no me lo contó y prometimos que seriamos las primeras a quien le diríamos si estábamos una de las dos embarazadas, seria a la primera persona que llamaría la otra en cualquier ocasión y ella no me llamó, Isa me odia… Mi mejor amiga me odia – Car rompió en llanto por todo lo sucedido con Isa, Car no podía soportar que ella la odiara. 

- No hables así amor, Isa no te odia… solo necesitaba espacio para pensar y ahora que vuelva con Ethan podrán solucionar sus problemas y volver a ser tan amigas como antes. 

- Ella me odia Nick, no quiere saber de mí y no sé qué hacer para que me perdone. 

- Tranquila amor, lo solucionaremos – Nick acariciaba la cabeza de Car para tranquilizarla.  

- La extraño tanto y ahora tendrá un bebé, está tan lejos de casa – Car habló reflexivamente, pensando en voz alta – Necesito hacer que me perdone. 

- Y lo lograras Caroline, tu siempre logras todo lo que te propones, pero ahora no quiero verte triste amor, quiero ver esa hermosa cara sonriente – Nick la acercó a su cara y la besó. 
 - ¿Cómo logras que con un simple beso olvide todo? – Car frunció el ceño mientras Nick depositaba tiernos besos en sus labios y recorría su espalda con sus dedos perezosa pero seductoramente. 

- Nunca lo olvides, es parte del encanto amor.
Al escuchar este comentario tan típico de Nick, Car comenzó a reír descontroladamente y luego ambos estaban riendo sin razón alguna, luego Nick comenzó a besarla y le hizo el amor tiernamente en la sala de estar de su departamento, se quedaron acurrucados, envueltos en uno en el otro, acariciándose y besándose por la mayor parte de la noche, cuando se fueron a acostar Car decidió que el departamento de Nick no era tan feo como ella pensaba.
♥♥♥♥♥
- Ethan no me quiero ir contigo a Nueva York, por favor no insistas – Le dijo Isa frustrada ya que Ethan no dejaba el tema y le insistía constantemente. 
 - Y yo te vuelvo a decir que aquí no puedes quedarte, Allan está cerca y no dejare que ese imbécil te haga daño de nuevo, ni ahora ni nunca volverá a tocarte un pelo y mucho menos a nuestro bebé – Ethan no dejaría estar la conversación ya que era muy importante la seguridad de Isa, ahora más que nunca y no dejaría que se saliera con la suya. 

- Entonces me iré a otro lugar – Isa cruzó sus brazos en su pecho muy enojada con Ethan – así que deja de insistir. 

- Te informo que no te podrás ir a ningún lugar porque te encontraré y te traeré de vuelta, así que no trates de escapar, además debemos cuidate doblemente por él bebé y debemos regresar ya que mi madre quiere mimarte y a su futuro nieto o nieta, a propósito ¿cuándo sabremos el sexo? 

- En la próxima cita – Isa lo miró ahora furiosa – Y no intentes cambiar el tema, no me iré y punto. 

- Eres la persona más testaruda que he conocido en mi vida, pero si quieres que me quede aquí a insistirte que debes venirte conmigo lo haré, no lo dudes ni por un minuto y tú sabes que consigo lo que quiero – Ethan se acomodó en el sillón mientras veía como se enfurecía cada vez más Isa. 

- Largo de mi casa engreído – Al ver que Ethan no se movía Isa se fue a paso furioso hacia su habitación, cerrando de un portazo y le gritó a todo pulmón – No me iré contigo. 

- Te sigo amando gruñona – le gritó Ethan casi al borde de la risa, pero sabía que eso la enfurecería más. 

- ¡No me importa! 

- Vaya, es verdad eso del cambio de humor de las embarazadas – Reflexionó Ethan para sí mismo. 

- ¡Te escuche! – Isa abrió la puerta furiosa y se encaminó hacia Ethan pisando muy fuerte – tu no me quieres, solo lo dices para que no te eché de aquí o me vaya, piensas que estoy gorda y fea. 

- No cariño, yo nunca pensaría que eres fea y gorda – le dijo Ethan riendo, se paró y la abrazó tiernamente, aunque Isa se resistió al inicio terminó aceptando de mala gana – eres la mujer más hermosa que he conocido en mi vida. 

- Pero me crecerá la pansa dentro de algunos meses y seré gorda y tú ya no me querrás – le dijo con voz lastimera. 

- Eso no sería posible ni en un millón de años, te amo Isa – le dio besitos por toda la cara hasta que le sacó una sonrisa y luego la besó en la boca – ahora señorita cambios de humor, necesito que por la seguridad tuya y de nuestro bebé vuelvas conmigo a Nueva York, además hay muchas personas impacientes por verte pero si no te quieres ir aún está bien ya que tengo temas pendientes y disculpas que dar. 

- ¿A qué te refieres? 

- Debo hablar con Jonathan y disculparme por ser un completo imbécil con él, vez soy un hombre nuevo gracias a ti – lo dijo con tanto orgullo que Isa no puedo evitar sonreír.
Ethan llamó a Jonathan y le dijo que tenían temas urgentes que hablar y que por favor trajera a Kathalina con él, al principio Jonathan se negó a su petición, pero terminó aceptando cuando Ethan trató de explicarle más la situación y la importancia de hablar en persona, se comprometió ir en una hora hacia allá con Kathalina que ahora andaba haciendo unos pedidos y no se encontraba cerca.

Cuando llegaron los saludos fueron incomodos entre Jonathan y Ethan, las mujeres se alejaron de ellos y se fueron a la habitación de Isa y hablaron de temas más alegres como Nate, el pretendiente de Kathalina que no hacía más que comportarse como un caballero con ella y eso le encantaba a ambas, a Isa ese chico le agradaba ya que hacia sonreír a su amiga y además parecía un buen muchacho, Isa le contó de la insistencia de Ethan por llevársela de vuelta y que ella no estaba segura si aceptar, que extrañaba cada día a Car, pero aun no estaba lista para hablar con ella.

Mientras Ethan y Jonathan no se atrevían hablar de nada y solo bebían su cerveza en un silencio incomodo que Jonathan decidió romper.
- Bueno, dijiste que tenías que hablar conmigo, aquí me tienes así que ahora habla – le dijo Jonathan en tono cortante. 

- Lo siento – Ethan dio un suspiro cansado y miró a su amigo – Siento ser un completo imbécil y reaccionar de la manera que lo hice. 

- ¿Me estas pidiendo disculpas por ser un imbécil? – Jonathan estaba incrédulo – Esto tengo que grabarlo, ¿puedes repetirlo? – le pidió sacando su celular. 
 - Ethan sonrió y luego le hizo un gesto con la mano – Deja de ser idiota que no lo diré de nuevo, está bien lo reconozco fui un completo cretino y me arrepiento de todo lo que dije, solo estaba un poco exaltado por las emociones de la noche y el imbécil de Allan que me llenó la cabeza de mierda y yo se lo permití, así que lo siento hermano.  

- Disculpas aceptadas – le dijo Jonathan rotundamente. 

- Eres fácil de convencer. 

- Es que tu ablandas mi corazón – Dijo Jonathan riendo, llevándose una mano al pecho con aspecto dramático – Pero hablando enserio, no vuelvas a actuar así, ya que me veré obligado a golpearte. 

- Bueno Rambo, no te contradeciré – Ethan levantó las manos en señal de rendición. 

- A propósito ¿Cómo van las cosas con Isa? – Preguntó Jonathan muy curioso. 

- Ufff, esa mujer es un caso y cada día me complica más tener paciencia con ella, pero definitivamente lo merece, así que aguantare sus constantes cambios de humor y buscare su perdón – Ethan dio un suspiro cansado y miró a su amigo – las mujeres definitivamente son complicadas. 

- Y me lo dices a mí, creo que Kathalina me volverá loco – Jonathan se sentó un poco abatido por sus problemas y no tener a nadie con quien desahogarse. 

- ¿Kathalina? – Ethan sonaba incrédulo – Esa chica es muy tranquila ¿cómo es posible en el mundo que te vuelva loco? 

- Bueno partamos diciendo que fui un poco imbécil y ella se cansó de aguantarme, pero estamos tratando de arreglar las cosas por el bien del trabajo. 

- Me parece extraño que tu hayas sido un imbécil, si mal no lo recuerdo ese es mi trabajo – Ethan se acercó y se sentó junto a su amigo – ahora chico torturado, debes arreglar tus problemas con esa chica o de otra forma puede ser muy tarde, ya sabes las chicas no esperan toda la vida y por lo que he escuchado ella ya tiene un pretendiente. 

- ¿A qué te refieres cuando dices que no esperará toda la vida? – Jonathan estaba confundido por la declaración de su amigo y necesitaba entender mejor todo esto. 

- Vamos Jonathan, no eres ciego y se nota a leguas que ella ha estado enamorada desde hace mucho tiempo, el tema, mi querido amigo es cuando tú te darás cuenta. 

- Jonathan lo miró en shock por las palabras de Ethan – Kathalina no está enamorada de mí y no quiero hablar de ese tema, ahora cuéntame ¿Cómo piensas conseguir que Isa se vaya contigo? 

- Es un tema en el que estoy trabajando, pero creeme esa chica no me lo pone fácil por lo cual deberé sacar todo mi encanto a relucir. 

- Wow, el legendario encanto Hoffman – Jonathan se rió para cabrear a Ethan – se lo pondrás a Isa muy difícil. 

- No creo que más de lo difícil que me lo hace ella – Ethan dio un cansado suspiro y trató de relajarse un poco, aunque trataba de ser optimista no quería volver a cabrear a Isa y necesitaba ganarse a toda costa su corazón – sé que la fregué de formas muy malas, pero estoy tratando de arreglar todo esto y volver junto a la mujer que amo. 

- Debes arreglar todo los errores Ethan, por ella y él bebé. 

- Voy a ser padre – Le dijo Ethan muy ilusionado. 

- Y yo padrino – lo señalo con un dedo – No se te ocurra dárselo a otra persona, creo que me merezco ese derecho por aguantarte tantos años. 
Bromearon durante mucho tiempo hablando de cosas sin sentido casi como en los viejos tiempos, los dos sintieron la amistad y complicidad que habían perdido hace tiempo, aunque ninguno de los dos lo reconocería se habían extrañado mucho y volver a recuperar al amigo de toda la vida, ahora les daba calma a ambos.

Se hizo más tarde e Isa les ofreció a quedarse a la cena que ella misma prepararía, no era una excepcional cocinera pero algo podía hacer algo para todos ellos, Ethan se ofreció ayudarle, pero Kathalina dijo que tenía una cita en media hora y no podía quedarse.
- ¿Una cita? – Más sonó como un gruñido totalmente furioso cuando Jonathan le habló - ¿Cuándo pensabas decírmelo? 

- Bueno ahora lo estoy haciendo – Dijo Kat indiferente al enojo de Jonathan – ¿Isa de verdad no te molesta que venga a buscarme? 

- Claro que no, además me encantaría conocer a ese chico guapo que tanto me has hablado – Jonathan dijo por la bajo “imbécil”, lo que hizo reír a Ethan, pero al ver la mirada de enojo de Isa se calló - ¿Perdón? ¿Dijiste algo? 
 - No, para nada – Jonathan usó su tono inocente – todos queremos conocer a don perfecto.
Isa preparó la cena con ayuda de ambos hombres, mantuvieron una conversación tranquila, Jonathan le contó de su trabajo actual, los cambios de la ciudad, las costumbres, sus lugares favoritos y Ethan le puso al corriente de muchas cosas sucedidas en su agencia, hablaron de tomas sin mayor importancia mientras preparaban la cena, cuando ya estaba casi lista escucharon el timbre sonar ya que Kathalina le había dado la dirección a Nate cuando la llamó anteriormente todos sabían de quien se trataba, Kat fue a abrir rápidamente la puerta y Jonathan se puso cada vez más enojado aunque trató de disimularlo y seguir preparando la cena con los demás, Isa no soportaba la curiosidad así que fue a la sala seguida por Ethan y un enojado Jonathan. 
- Hola soy Nate – dijo cuando vio entrar a todos. 

- Lo sabemos – Isa se acercó y le besó la mejilla, Ethan le dio la mano y Jonathan asintió con la cabeza desde lejos – Soy Eloísa, este es Ethan y Jonathan. 

- Es un placer – Le dijo educadamente Nate a Isa. 

- Bueno creo que es hora de irnos – Kat estaba muy impaciente por salir de ahí ya que cada vez Jonathan se veía más enojado. 

- Pero ¿por qué la prisa? – Por primera vez Jonathan habló y se acercó mas a Nate – queremos conocer a tu amigo Kathalina, veras nosotros cuidamos a nuestra chica inocente así que debes decir específicamente donde la llevaras. 

- Eso no es de tu incumbencia – Lo cortó rápidamente Kat – además es una sorpresa y no me lo dicho ni a mí, así que lo siento, pero tendrás que conformarte con no saber. 

- Eso es verdad – le dijo Nate entrelazando los dedos con los de Kathalina, ella se sonrojó furiosamente y lo miró a los ojos – Pero no te preocupes que la cuidare muy bien y la devolveré sana y salva a su casa. 

- Jonathan miró fijamente sus manos entrelazadas y habló con los dientes apretados – Kathalina necesito hablar contigo.
Sin esperar respuesta, la cogió del codo y la encaminó hacia la habitación de invitados donde cerró la puerta muy fuerte, no se podía escuchar lo que estaban hablando e Isa se sintió muy avergonzada por la actitud de Jonathan, Ethan fue todo cortes, le ofreció algo de beber a Nate mientras esperaba, pero se notaba que Nate quería ir a ver por qué Jonathan se había llevado a Kathalina, no estaba cómodo y se veía preocupado, después de un par de minutos Kathalina salió un poco ruborizada, pero seria, se veía molesta y tomando a Nate de la mano se lo llevó despidiéndose rápidamente.

Ethan comenzó a poner la mesa mientras Isa terminaba la cena, no sabían nada de Jonathan y él no había salido de la habitación, Isa estaba segura que habían discutido y aun no podían entender la actitud de Jonathan hacia Kathalina, ella era tan dulce y preocupada, pero él era muy duro con ella, cuando por fin Jonathan salió de la habitación se veía abatido y un poco cabreado.
- Bueno, creo que eso no salió muy bien – Dijo Jonathan, se sentó y señalando con un dedo a Ethan e Isa les dijo – ni una sola palabra. 

- Lo estás haciendo cada vez peor – le dijo Isa. 

- Lo sé y ahora denme de comer.
Isa le sirvió y se sentaron los tres a degustar una exquisita cena y tratar de relajar a Jonathan, pero el cada vez se veía tan distante y complicado, a Isa le daba mucha pena, pero hasta que el no descubriera sus sentimientos no podrían ayudarlo.

_________________ ♥♥♥♥♥ ________________


Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 



Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº7

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: JUEVES.


  No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:


6 comentarios:

  1. Muy buen capítulo! Me encanta que poco a poco Isa se ablande con Ethan, ojalá se arregle pronto con Car, y la reacción que tuvo Jonathan cuando llegó Nate genial! Ya esperando el próximo capítulo. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Describes muy bien el capitulo, fue a full de emocional, esperamos que todo se solucione para Isa e Ethan, los amamos juntos, en cuento a Jonathan habran muchas cosas que estaran sucediendo y esta historia tiene mucho que contar, esperamos impacientes por subir el sig capi, las queremos!!!

      Eliminar
  2. Woooow capitulazo ! Isa vete con ethan y dale una oportunidad esta haciendo bastantes meritos ufff si es encantador ese hombre... y en el caso de kathalina y jonathan OMG !! Puro amor entre los dos,pero niguno da el primer paso..esperando con ansias el prox.capitulo
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiiiiiiiiiiiii queremos que isa se vaya con Ethan, solo que ella no nos escucha jajajajja
      Ahora aun falta mucho que contar y lo que viene las emocionara hasta las lagrimas, en cuanto a Jonathan y Kathalina uffff a ellos se les pone muy complicada la cosa y yo no respondo por lo que pueda pasar de aqui en adelante.... a esperar un hermoso jueves que viene con tantos descubrimientos <3

      Eliminar
  3. Que buen capítulo!!! que bueno que Ethan e Isa esta juntos, por favor no los separen son el uno para el otro...
    Que tal se puso Jonathan cuando fueron por Kat celitos acaso...
    Pobre Car espero que la relación con Isa se arregle pronto!!!
    Besos chicas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se vienen tantas cosas buenas para esta parejita pero no puedo adelantar nada de nada....no insistan jajajjaa
      aun queda tanta historia que contar y en cuento a Jonathan y Kat eso es top secret hasta nuevo aviso XD
      besos querida <3

      Eliminar