jueves, 6 de febrero de 2014

Fanfic Quédate Conmigo (No me dejes ir 2): Capítulo 4


Capítulo N°4: Enfrentar lo inevitable 


Caroline abrió inmediatamente los ojos ante las impactantes palabras del hombre acostado a su lado, ¿Nick proponiéndole matrimonio? Esto era la cosa más rara del mundo, él era un espíritu libre y ni por un segundo lo creyó capaz de hacer algo así por lo menos a corto plazo por lo cual decidió no tomarlo tan literalmente.

- Nick cariño, ¿te sientes bien? – Car llevó una de sus manos a su frente para comprobar algún signo de enfermedad. 
- ¿Por qué dices eso? – preguntó Nick confundido y mirando fijamente a Car - ¿acaso es tan terriblemente estúpido que yo te proponga matrimonio? 
- No es eso y no pongas palabras en mi boca Nick Adams – Car lo miró frustrada por sus palabras, pero él no podría estar hablando en serio ¿o sí?  
- Entonces cariño ¿te casarías conmigo?


Car lo miró horrorizada, ella se quería casar, pero no aun y lo más importante, esta no era la propuesta más romántica del mundo y conociendo a Nick, el estaba actuando por impulso y eso le decía que no era buena señal lo que podía suceder.

- Car lo miró con ojos tristes y le dio la única respuesta que podía de momento – No. 
- ¿No? – Preguntó Nick además de sorprendido muy triste - ¿Qué te hace contestar con tanta seguridad que no te quieres casar conmigo? 
- Es simple, porque no creo que sea la idea más adecuada de momento – le contestó Car con total seguridad – además no me estás diciendo todo y no puedo ayudarte si no eres sincero. 
- ¿A qué te refieres? – Nick estaba cada vez más cabreado con car – No sé hablar en código femenino, así que querida porque no me dices las cosas sinceramente ya que mi propuesta te parece tan absurda.  
- Nick no seas idiota y no reacciones así porque me negué aceptar tu precipitada propuesta. 
- ¡PRESIPITADA! ¿Cómo dices eso Caroline? Cualquier mujer en el mundo se sentiría alagada por ser mi novia y mi futura esposa y tu sobre analizas todo – se levantó mas enfadado que nunca y comenzó a vestirse con paso apresurado, tenía tanta rabia acumulada que ni siquiera se dio cuenta de lo que estaba haciendo – acaso soy un loco que te está proponiendo tu viaje a la guillotina o mejor estoy drogado al pensar que una modelo como tú se casaría con un tonto como yo. 
- No hables así – Car se comenzaba a enfurecer por la poca comprensión de Nick. 
- Yo hablo lo que se me da la real gana, ¿acaso no vez lo que acaba de suceder aquí? Acabo de hacer el ridículo al proponerme a la mujer que supuestamente me ama y quiere pasar el resto de su vida conmigo ¿y que hace ella?, me rechaza por el un estúpido y tener una locura temporal de pensar que ella me aceptará algún día, yo no sé qué hago perdiendo el tiempo contigo cuando puedo tener una follada rápida y sin compromiso con cualquier mujer que este a mi paso. 
- ¡ERES UN IDIOTA! – le gritó Car parándose precipitadamente se envolvió en una sábana para tapar su desnudes mientras Nick se ponía sus zapatos – ¿crees que esto es fácil para mí?, como me encantaría poder decirte que sí, pero sé mejor que tú que este no es el momento más indicado para algo así, además me lo estas proponiendo precipitadamente por algún miedo que te nació no sé provocado por qué, yo no me alejare de ti entiende eso y el día que te declares a mi quiero que sea con todo el amor y sinceridad que tengas en tu corazón, pero ante todo tienes que evaluar si estás dispuesto a asumir un compromiso tan grande ya que el matrimonio es para toda la vida y el día que yo me case será una sola vez en mi vida y con el hombre que me ame tanto como yo lo ame a él, entonces Nick tienes que evaluar si a la mujer que te estas proponiendo es con la que quieres pasar el resto de tu vida. 
- Eres la persona más complicada que he conocido en mi vida, pero no te preocupes, no volveré a repetírtelo ya que estoy completamente seguro que volverás a negarte, quizás no soy yo quien no está preparado, quizás eres tú y estas son excusas baratas para ocultar tus verdaderos miedos, admite que una de tus razones es no tener a Isa contigo para que te aconseje respecto a esto, preferiría tu sinceridad ante que tu negativa amor – Nick se dio vuelta para irse del departamento de Car, pero ella lo detuvo agarrándolo por la manga de la camisa. 
- No hagas esto, no es mi culpa y tampoco me estoy negando, te explique claramente que este no es el momento más indicado con todo lo que sucede a nuestro alrededor para celebrar un matrimonio y aunque extraño mas cada día a Isa, ella no es un punto de influencia para tomar mi decisión, por favor comprendelo y trata de no estar enfadado con ello. 
- ¿Enfadado? – Nick la miró con indiferencia a los ojos – creeme Caroline yo estoy más allá del límite del enfado y ahora mismo no quiero estar a tu lado y mucho menos hablar contigo. 
- No por favor no hagas esto, no estropeemos todo lo que hemos hecho juntos ni hasta donde nuestra relación ha avanzado por precipitar las cosas, aun somos jóvenes y podemos casarnos en un futuro, pero ahora no es el momento. 
- Nick avanzó hasta la puerta, pero antes de salir se detuvo y miró a Car con total indiferencia – creo Caroline que una relación es de dos personas y las decisiones se toman juntos, no solo uno puede decidir cuándo es el momento de dar el siguiente paso y tú eres la única mujer que voy amar en mi vida esa es la razón por la cual te lo propuse.


Nick se fue sin mirar atrás y Car rompió en llanto ante todo lo sucedido, ¿Cómo es posible que todo se pueda ir a la mierda de un minuto a otro? Amaba a Nick, pero ambos sabían que él no estaba listo para tomar la decisión de pasar el resto de su vida con una sola mujer, Car había visto lo dedicado que estaba hacerla feliz, pero no se puede olvidar que era un hombre coqueto por naturaleza y ser fiel era una prueba muy grande para él, aunque Car comprobó que habían surgido cambios en Nick aún faltaba mucho tiempo para que se decidiera hacer algo tan importante con él y para toda la vida. 

♥♥♥♥♥

Isa estaba en su departamento tratando de tomar una siesta después de haber salido a recorrer París ya que tenía ganas de pintar, pero aun no podía sacarse los ojos de Ethan de la cabeza por lo cual decidió salir para distraerse y no volver a pintarlos ya que le hacía tanto daño, lo quería a su lado y lo anhelaba tanto, ahora tenía un pedacito de Ethan dentro suyo y era más complicado de lo que se pudo imaginar, sentía una conexión inimaginable cuando pensaba en él y podía percibir la tristeza de Ethan a cada segundo que estaban lejos el uno del otro.

Se acomodó nuevamente ya que él bebé no la dejaba estar tranquila, se sentía inquieta y fatigada, pero el paseo no había sido tan largo como para sentirse así, trató de poner una almohada apoyada a su costado para sentirse un poco mejor, estas últimas semanas había sentido tantos cambios que eran imperceptibles para los demás, pero para ella no, aunque su vientre aún no había crecido mucho, trataba de alimentarse bien y de manera sana, igualmente hacia actividades físicas ya que había leído que una vida activa y saludable durante el embarazo le daba un mejor desarrollo al bebé en su vientre, aunque nunca fue partidaria de los ejercicios estaba investigando de algún sitio donde pudiera ir a realizar ejercicios de embarazadas para el mejor desarrollo de su bebé y su salud personal, aunque Alexander le había dicho que ella estaba en perfectas condiciones no quería arriesgarse a dejarse estar y comenzar a engordar ya que eso le afectaría a su bebé y a su trabajo, quería ser una madre responsable y sabía perfectamente que tendría que ganar algunos kilos demás, pero no quería que eso afectara a su hijo o hija en el futuro. 

Cuando se volvió a voltear para acomodarse escuchó sonar el timbre y aunque no tenía ganas de levantarse de la cama tampoco quería estar sola, quizás era Jonathan asegurándose que ella estuviera bien y si no contestaba se iba a desesperar, pero cuando abrió la puerta se encontró a una sonriente Kathalina que la miraba con ternura.


- ¿Cómo está mi embarazada favorita?
Le dio un breve beso en la mejilla y un cariñoso abrazo, la verdad es que estas últimas semanas ellas se habían unido cada vez más y aunque Kat estaba con mucho trabajo trataba de visitarla por lo menos una vez a la semana. 
- Muy bien y creo que por fin encontraste el camino a mi departamento. 
- Kat la miró un largo rato con tristeza en sus ojos – Lo siento por eso y por desaparecer constantemente, pero realmente he estado muy ocupada en el trabajo y asuntos personales que debo tratar. 
- ¿Esos asuntos personales no tienen nada que ver con una cita que tuviste hace algunas semanas de la cual nunca me hablaste? – preguntó Isa con picardía – por favor dime su nombre. 
- Kat se sonrojó y miró rápidamente al piso – su nombre es Nate y por el momento no es nada serio, solo somos amigos. 
- Isa la guió a la sala de estar y le quitó las bolsas que Kat cargaba dejándolas en el comedor rápidamente – vamos cuéntame más, yo creo que eso si es una historia de amor y quiero escucharla. 
- Bueno lo conocí un día paseando por el parque mi perrito que Jonathan me regaló luego del funeral de mi madre, esa misma tarde llegó con un hermoso y pequeño Bichón Maltés que amé cuando lo vi, era tan pequeñito, peludo y tierno que creo que eso me hizo superar en parte la muerte de mi madre tan repentina – Kat sintió el inicio de lágrimas pero las reprimió rápidamente. 
- ¿Un perrito? Que detalle más hermoso por parte de Jonathan y ¿cuál es su nombre? – preguntó Isa curiosa, siempre le habían encantado los animales, pero a Rebeca no, así que se había resignado a de niña no tener un perrito que estaba segura habría adorado. 
- Kat la miró con un poco de vergüenza en sus ojos – ¿sSi te lo digo me prometes que no te reirás? ya sé que es algo tonto pero a mí me encanta el nombre que le di. 
- Cariño te prometo que no me reiré, estoy segura que debe ser un nombre hermoso. 
- Bueno por lo menos para mí es, se llama London. 
- ¿London? ¿Cómo Londres? – Isa estaba más asombrada por el nombre del animal. 
- Sí, es que me encanta esa ciudad y siempre me ha gustado como suena la palabra, siempre he sentido una conexión con Londres aunque nunca he estado ahí, me encanta y quise nombrar a mi mascota así, incluso barajé la opción de ponerle a un hijo hombre London, pero después de un largo debate con Damián supe que eso era imposible y tuve que aceptar su punto de vista por eso a mi primer animal quise nombrarlo así. Sé que es algo idiota pero no pude evitarlo. 
- No creo que sea idiota – Isa le tocó el hombro reconfortantemente – la verdad creo que es único y hermoso y me encanta, vamos cuéntame más de Nate. 
- Espera antes he traído helado y si no lo tomamos se comenzara a derretir y si lo congelamos nuevamente estará muy duro, comamos mientras hablamos.

Kat fue a buscar el helado y después de servirlo comenzaron a comer mientras Kat reunía fuerzas para poder contarle la historia de Nate, el helado era de chocolate con almendras el favorito de Isa.

- Bueno un día estaba paseando a London por el parque ya que acostumbro a pasearlo varias veces a la semana para que no se estrese, y no me di cuenta que su correa estaba mal amarrada por lo cual en un momento de descuido London se acercó a un chico que estaba parado leyendo un folleto con un café en la mano y comenzó a tratar de llamar su atención tirando su pantalón y él no le prestaba atención, London comenzó a ladrar a correr a su alrededor, casi muero de la vergüenza ya que estaba un poco fuera de sí y cuando Nate lo vio al fin lo tomó en brazos y comenzó a hacerle cariño, London se dejó como si fueran amigos de toda la vida y comenzó a lamerle la cara para mostrar gratitud, cuando por fin me acerqué, él fue un perfecto caballero ya que trate de disculparme por la mala educación de mi perro, pero a el pareció no molestarle y me dijo que estaba acostumbrado, cuando recupere a London y se logró calmar un poco, Nate me invitó a tomar un café y aunque al principio no estaba segura de aceptar al final lo hice, estuvimos mucho tiempo hablando luego de que él me comprara un café en un Starbucks, caminamos por la plaza hasta que se oscureció y se ofreció a llevarme a casa ya que era un poco tarde, bueno supe muchas cosas de su vida entre ellas que era soltero y veterinario, nació aquí en Paris pero siempre trata de estar en movimiento por distintos países, ha vivido en Londres, Estados Unidos, México, Inglaterra, es muy atento, caballeroso y tierno, además de muy guapo y luego de cambiar números me llamó esa misma noche para que tuviéramos una cita, aunque las cosas han ido lentas, me encanta de la forma que él me trata, sin prisa y con mucha ternura, como si fuera la única mujer de la tierra y aunque no somos nada creo que me gusta mucho pasar tiempo a su lado, ¿estará eso mal después de todo lo sucedido con Jonathan? 
- Yo no creo que este mal, es solo que la falta de comunicación entre ustedes los puede llevar a cometer muchos errores y aunque se quieren, no intentes negarlo porque lo sé, necesitan tener más confianza para decirse lo que les molesta sin tener que pelear constantemente, yo creo que la actitud de Jonathan son producto de los celos ya que no sabe cómo reaccionar ante ellos, es un poco raro ya que en el tiempo de nuestra relación nunca se mostró posesivo y mucho menos celoso conmigo y como bien sabes tenía motivos por todo lo sucedido con Ethan, pero nunca lo hizo, al parecer no se dio cuenta o no quiso ver la realidad.  
- Kat dio un cansado suspiro y miró a Isa – No sé qué hacer con él. 
- Por el momento creo que es bueno que hablen las cosas. 
- Bueno hablemos de temas más alegres o de lo contrario ambas terminaremos llorando y todo será culpa de las hormonas – Kat se levantó y cogió una película que había traído con ella y las palomitas de microondas para hacer – he traído cine para celebrar este estupendo acontecimiento. 
- ¿De qué hablas? 
- Bueno si mis fechas no están mal, has complico tu primer trimestre de embarazo ya que tienes 15 semanas, por lo cual veremos una película de miedo y comeremos palomitas para celebra, pero te he traído un obsequio – Kat abrió su bolso y sacó un libro de maternidad – es un libro con detalles de cada semana del embarazo para que vayas asimilando los cambios de su cuerpo y sepas el desarrollo continuo de tu bebé. 
- Isa la miró con los ojos llenos de lágrimas mientras recibía el libro que Kat le estaba dando – gracias, no sabes cuánto aprecio tu apoyo y que estés conmigo en todo este proceso, no sé qué habría hecho sin ti y Jonathan a mi lado. 
- Bueno sabes que siempre que nos necesites estaremos a tu lado no importa lo que suceda, te queremos y cuidaremos de ti hasta que te sientas lista para enfrentar todo lo que dejaste atrás, sabes que algún día tendrás que volver a ver a Ethan y hablar de todo lo que les hizo daño ¿verdad?, a pesar de todo tendrán un bebé juntos y él tiene derecho a saberlo y ver qué decisión tomara respecto a la paternidad. 
- Lo sé – Isa se limpió las lágrimas que habían fluido por sus mejillas libremente – aunque en este momento no estoy preparada para enfrentarlo, después de todo cuando me fui traté de escapar de todo sin saber que tenía a un hijo de Ethan en mi vientre, sé que tenemos que hablar y ser sinceros el uno con el otro, pero en este momento no me siento preparada para enfrentarlo.  
- Debes ser fuerte por ambos, tú y tu bebé. 
- Pero por ahora debo ser fuerte para poder ver esta película sin morir del miedo. 
- Y yo voy hacer las palomitas.

Cuando las palomitas estuvieron preparadas comenzaron a ver la película y ya a la media hora de haber comenzado estaban temblando del miedo, la verdad a ninguna le gustaba este tipo de películas, pero no se sentían preparadas para ver otra cosa y mucho menos algo que tenga que ver con el romance.

♥♥♥♥♥

Kathalina se despidió de Isa pasada la media noche ya que estaban a gusto y la hora paso muy rápidamente, había recibido muchas llamadas de Jonathan y mensajes de Nate, pero los había ignorado ya que estaba pasando tiempo con una buena amiga y no quería arruinar su noche, Jonathan de seguro estaba llamando para gritarle, y Nate quería salir algún lado, la verdad es que ninguno de ellos le daba un minuto de paz y Kat quería enterrar su cabeza en un hoyo como una avestruz y no salir de su escondite, cuando rodó la llave en la cerradura y entró a la casa no escuchó ni un solo ruido por lo cual se adentró hacia la sala de estar.


- Llegas un poco tarde – le dijo Jonathan en tono molesto sentado en la oscuridad – si no es mucha molestia preguntar ¿Dónde estabas? 
- Eso no tiene importancia – le dijo Kat cuando logró calmarse ya que Jonathan le dio un susto de muerte pero no quería que lo supiera. 
- ¿No tiene importancia? – Jonathan la tomó del codo y la miró fijamente a los ojos – Estabas con ese veterinario ¿Cómo se llamaba? – preguntó Jonathan sarcásticamente. 
- Nate y eso no es de tu incumbencia – Kat se zafó de su brazo y retrocedió un paso más lejos de Jonathan – Así como yo no te pregunto por tu vida personal tú no tienes el derecho de preguntar nada sobre la mía. 
- Kathalina no hagas esto – Jonathan avanzó un paso más cerca de ella con la voz llena de tristeza, al tratar de tocarla ella retrocedió instantáneamente - ¿Por qué haces esto?, hagamos que las cosas vuelvan a ser como antes, seamos amigos no puedo perderte de mi vida. 
- Solo mantengamos una relación estrictamente profesional, así que las preguntas sobre Nate o a la hora que llego no son de tu interés. 
- Si lo son, soy tu jefe y todo lo que te rodea me interesa – Jonathan la miró con enojo y se alejó a grandes zancadas de ella – Eres demasiado inocente y confiada, te puedo asegurar que él no tiene las mejores intenciones contigo. 
- Bueno me arriesgare – Kat lo miró y luego se dio media vuelta dispuesta a irse a su habitación. 
- ¿Desde cuándo te volviste tan fría? 
- Kat lo miró y podía sentir el inicio de lágrimas, pero las reprimió rápidamente – Desde el momento que me di cuenta que tú no sientes lo mismo que yo, solo estoy protegiendo mi corazón. 
- ¿A qué te refieres? 
- Nada – Dijo Kat y luego caminó hasta la salida de la sala pero antes de irse dio vuelta y miró a Jonathan con tristeza en sus ojos – Por cierto Alison manda saludos.

Sin esperar respuesta se fue lo más rápido que pudo y al llegar a su habitación rompió en llanto, ya no podía estar cerca de Jonathan, pero mucho menos podía dejarlo solo en París, le dolía el corazón y no podía evitar los celos que le nacían cuando lo veía junto a Isa y aunque no había nada romántico de parte de ella estaba segura que Jonathan aun sentía algo fuerte por la que fue una de las mujeres más importantes de su vida, y ahora para empeorarlo todo Alison estaba más cerca de Jonathan y eso la confundía más, sabía perfectamente que ella lo quería recuperar pero ¿Jonathan aun sentía algo por su ex? A ciencia cierta eso no lo sabía y no estaba segura si podría soportar verlo nuevamente enamorado de otra mujer que no fuera ella, lo mejor que podría hacer seria salir con Nate, él era simple, atento, cariñoso, todo un caballero que la respetaba y la buscaba constantemente, se sentía tranquila a su lado además de importante y querida, Nate era un chico lindo y listo y le iba a dar una oportunidad de eso estaba segura.

♥♥♥♥♥


- Bien John estoy aquí ¿Qué era eso tan importante de lo que querías hablar?- 
Amelia no había querido responder a la cita que le había propuesto John, pero si era algo que tenía que ver Ethan haría de todo por su hijo hasta enfrentar a su antiguo amor de juventud y al padre de su hijo.
- Estas diferente – le dijo John mirándola fijamente, al llegar el mesero hicieron sus pedidos de café, aunque Amelia bebía té, cuando John lo pidió por ella se negó a reconocer que aun la conocía por lo cual pidió café. 
- Por supuesto que estoy diferente ya han pasado muchos años desde que nos divorciamos, aunque no recuerdo exactamente la fecha…no, no la recuerdo – apoyó una mano en su mentón pensativa. 
- 16 años – Respondió John y luego bebió de su café mientras las palabras salían de su boca – nunca olvidare el día que te deje junto a mi hijo. 
- ¿Cómo podrías hacerlo? Ese fue el día que rompiste tus votos matrimoniales y le diste la espalda a tu verdadera familia por la reina de hielo Rebeca Collins, o creo que ahora se hace llamar Adams – usó su tono sarcástico – aunque siempre fuiste mejor para las fechas que yo, claro que nunca recordaste alguna del cumpleaños de tu verdadero hijo. 
- Está bien, he sido una mierda de padre y lo sé perfectamente, pero estoy aquí para tratar de solucionar eso y ver cuál es lo que más le conviene en el futuro a nuestro hijo y te aseguro que no es estar al lado de Eloísa – la miró y prosiguió hablar – Rebeca no lo permitirá y no quiero que mi hijo sufra más de lo que ha sufrido así que como su madre quiero pedirte que lo aconsejes y trates de ayudar a que la olvide por su propia tranquilidad. 
- Y ahora tú te preocupas de tu hijo – Amelia soltó una risa sarcástica – tú lo que estas es preocupado por tu mujercita y los disgustos que esto le puede causar, es claro que ella no está feliz y tu como un monigote tienes que correr para hacer todo lo que ella quiera ¿Cuándo te volviste tan manejable? 
- No soy manejable, simplemente no quiero que Ethan sufra por amor a pesar de todo es mi hijo. 
- ¿Amor? ¿tú hablando de amor? – ahora Amelia se reían con ganas – tu no sabrías identificar el amor aunque te diera directamente en la cara, tú no sabes lo que es el amor así que no vengas a jugar con esa palabra en tus labios, nunca has amado ni siquiera ahora lo has hecho, así que no trates de disfrazar esto con preocupación hacia el hijo que nunca te importó. 
- Eso no es verdad, Ethan siempre me importó, solo no lo quería cerca de Isa porque sabía que iban a salir lastimados ambos, traté de evitarlo cuando era pequeño volviéndolo a ti, pero al parecer mi karma siempre será que Ethan se enamore de Isa una y otra vez. 
- ¿Acaso no entiendes?, esto no se trata de ti ni de lo que tu mujercita quieren, esto es amor el amor de dos almas gemelas que no pueden estar separados y tu enviaste todo eso a la mierda con tus mentiras y manipulaciones – John la miró asombrado ya que Amelia nunca le hablaba en ese tono y mucho menos tan malditamente sincera – a pesar de que no me ilusiona que mi hijo está enamorado de la hija de la mujer más fría del mundo, todo lo que quiero es la felicidad de mi Ethan y si está enamorado de esa joven lo apoyare y luchare a su lado hasta contra el padre que se olvidó que sangre corre por sus venas, eso nunca lo olvides, así que si me citaste para convencerme de ayudarte a alejarlo de Isa, te digo que estás perdiendo tu precioso tiempo, ya que mi hijo es primero que todo y eso incluye su felicidad al lado de la mujer que ama.  
- John la miró con más asombro del que creía posible, y más respeto que nunca, esta mujer era mucho más fuerte, pero seguía siendo la Amelia que conoció siendo tan joven – Eres distinta, pero en una forma que sigues siendo tú. 
- Te aseguro John, que por los años de mi vida ya no soy nada de lo que antes era y eso tengo que agradecértelo – Amelia no había tocado su café, y estaba más nerviosa que nunca, pero tenía que sacarlo todo de su sistema, todas las mentiras, engaños, odio y rencor – Después de que te deje ir para que pudieras formalizar todo con tu amante, no te negare que me perdí por mucho tiempo y criar a mi hijo sola fue algo complicado, pero Ethan hace todo simple así que me adapte rápidamente, todo el amor que sentía por ti lo enterré en el fondo de mi corazón y me concentre en lo importante, mi hijo. Tu no estabas y tuve que aprender a vivir con tu desamor mucho antes que nos divorciáramos, te perdone en ese tiempo y te dejé ir pero no permitiré que vuelvas para dañar a lo más hermoso e importante de mi vida, defenderé a Ethan con todo y si tengo que hasta defenderlo de su propio padre lo haré, no permitiré que la bruja de tu mujer se acerque ni que les haga daño para poder manipular a su propia hija. 
- Rebeca no haría eso. 
- Se nota que no conoces a tu mujercita, ella es capaz de eso y mucho más, veo que ha logrado esconder todo lo malo de ti después de tantos años de casados, es una víbora sin corazón y lo único que le importa o preocupa es que todo salga como ella quiere, pero no tratare de hacerte ver la realidad ya tendrás tiempo para hacerlo, ahora si no tenemos nada más que discutir tengo muchas cosas que hacer y mi hijo me necesita. 
- También es el mío – le dijo John con firmeza. 
- Pues… Deberías recordarlo de vez en cuando. 
- No te vayas así – John se paró abruptamente y la sujetó del brazo – No quiero que me odies, es muy doloroso para soportarlo. 
- Créeme querido, hace mucho tiempo que dejé de experimentar algún tipo de sentimiento hacia tu persona, ni siquiera ocupar el mas mínimo lugar en mis pensamientos o de otra forma ¿Cuál crees que es la razón para no contestar ni una sola llamada de tu parte?, no quiero saber nada mas de ti y definitivamente ahora no te quiero en la vida de mi hijo. 
- Lo siento, pero ya no me puedes alejar – John se volvió a sentar con pose relajada. 
- Amelia se agachó a su nivel ya que estaba de pie, posó sus manos en la mesa y con tono amenazador y mirada fría dijo – Pruébame y veras de lo que soy capaz.

Dándose media vuelta se fue lo más calmada y coqueta posible, era una mujer hermosa a la vista de John y de cualquier caballero que la mirara, Amelia nunca había sido tan osada en enfrentarlo y justamente ahora John vio un fuego dentro de ella que nunca antes se había dado cuenta, ella era toda una fiera tratando de defender a su cachorrito del peligro y John en este momento significaba peligro.

Amelia se fue con piernas temblorosas y no podía creer el valor que había tenido de enfrentar de tal forma a su ex marido, de joven había sido muy pasiva y evitaba todo tipo de confrontaciones pero la vida y el engaño del hombre que amaba la habían hecho cambiar de perspectiva en la vida y había endurecido su corazón a todo aquel que representara un peligro para ella o su hijo, se fue a la oficina de Ethan para encontrarlo y almorzar juntos, ahora a vida de Ethan estaba mucho más tranquila y él estaba tratando de avanzar y retomar todo lo que había dejado atrás como su trabajo y ella estaba a su lado para apoyarlo el tiempo que la necesitara.

♥♥♥♥♥

Era pasado el mediodía y Ethan estaba recién llegando de una reunión con una cuenta un poco complicada ya que los clientes no estaban satisfechos y tenía que tratar de arreglar los malos entendidos, lo único que quería era encerrase en su departamento del cual no saldría en muchos días, lo único que nunca salía de su mente era Isa, la pensaba en cada respiro que daba, le dolía no saber de ella y que ni siquiera lo hubiera llamado, la amaba tanto y daría todo lo que estuviera en su poder para encontrarla, explicarse y estar a su lado, al llegar se sentó en el escritorio y comenzó a sobar su cien, le dolía la cabeza mucho y solo quería escapar pero era un adulto responsable y tenía que tratar de seguir con su vida aunque le doliera. Al bajar la vista se percató que había un sobre blanco sin nombre de la persona que lo envió o dirección nada, solo era blanco y decía Ethan en su exterior, lo abrió rápidamente y encontró una carta, esto le daba mala espina pero iba a leerla igualmente.

Hola Ethan Hoffman:
¿Me extrañaste?
Bueno puedes estar seguro que yo no,pero ese es otro punto. ¡A que no adivinas las casualidades de la vida!, es destino vuelve a poner a mi Bella en mis narices y yo sin buscarla, resulta que la chica sabe que soy irresistible y después de descubrir tu estúpido y patético juego escapo a la ciudad donde estoy en este momento (no te molestes en buscarme, no me encontraras).
Resulta que la chica escapó de su loco novio que además ¿era su hermanastro?, Muy mal Hoffman, tienes que aprender de un genio como yo y saber jugar tus cartas, ¡en fin! Vamos al tema que nos interesa.
Mi querida Isa está en París y a que no adivinas con quien, está con tu querido amigo de toda la vida Jonathan, él sabe hace mucho que Isa está muy cerca suyo y si adivino ¿nunca te lo dijo? Muy mal Jonathan… 
Pero esto no se queda hay solamente, mi querida bella está embarazada y los detalles te los dejare para que los averigües ya que creo, no, estoy seguro te serán dolorosos…. Ahora si sumas.
Isa sola con Jonathan, ambos en París, ella con el corazón destrozado, el consolándola, tu siendo el monstruo de la historia = ¡UN BEBÉ!
Desde ahora en adelante dejó todo en tus manos ya que odio verla con ese Jonathan y creo que hay más problemas de los que imaginas, creo que tu noviecita aprendió de ti a mentir y tendrás mucho que pagar…
PD: Buen viaje y te envió adicionales algunas fotitos para tu deleite.
                                                                    Allan Bodenhofer

Ethan tomó nuevamente el sobre y sacó las fotos, ahí estaba su pesadilla hecha realidad, fotos de Isa con Jonathan paseando por parques, tomando café, sonriendo, abrazados, ella apoyada en él y lo peor de todo entrando a una clínica del brazo como un par de enamorados, esto era lo peor quería destrozar todo lo que tuviera a su paso y matar a su mejor amigo ¿Isa embarazada? La verdad en las fotos no se le notaba así que debe haber sido reciente, pero ¿Isa embarazada de Jonathan? Era más de lo que podía soportar, se dio cuenta que dentro del sobre también venia una dirección, la cual Ethan supuso que era de Isa. 

En un arranque de ira furioso botó todo lo que había en su mesa y comenzó a quebrar todo y a gritar, golpear las paredes, la ira combinada con angustia y tristeza ya no podía dominarla, tenía un dolor en su corazón que no podía quitarlo de ahí, estaba desesperado y antes de darse cuenta las lágrimas fluían tan libremente por su cara. 


- Ethan cariño ¿Qué está mal? – Le preguntó Amelia entrando abruptamente a su oficina escoltada por la secretaria de Ethan quien se veía muy asustada, Amelia se dio vuelta y le dijo a la mujer que se fuera, cerró la puerta y se arrodilló abrazando a su hijo quien se acurrucó junto a ella y comenzó a llorar sin control aferrándose a su madre como si su vida dependiera de ello – Dime por favor que sucede, no poder ayudarte si no lo haces. 
- Isa – logró decir cuando pudo calmarse un poco. 
- ¿Qué sucede con Isa? 
- Sé dónde está. 
- Pero eso es algo bueno, entonces ¿Por qué estas de esta forma? 
- Está embarazada... Está con Jonathan, el hijo de puta la dejo embrazada. 
- Amelia lo miró alarmada por su declaración, pero aún era todo confuso – Pero hijo eso no lo sabes, ustedes fueron una pareja por mucho tiempo y quizás existe la posibilidad que ese bebé sea tuyo y si sabes donde esta debes ir a tratar de solucionar las cosas y aclarar todos los malentendidos.  
- Ethan se paró un poco más calmado poniendo una dura mirada que mostraba toda la ira contenida – Voy a volar a París y la traeré de vuelta cueste lo que me cueste, Isa debe dar muchas explicaciones y acabare con toda esta mierda de una vez por todas.

Luego de unos minutos, lleno de ira se dirigió a la salida para tomar el primer vuelo que encontrara directo a París, traería a su mujer de regreso y le pediría explicaciones por toda la mierda que le había dicho Allan y si es verdad que el hijo era de Jonathan necesitaba pensar mucho mejor qué camino tomar, pero si era suyo no le perdonaría a Isa el hecho de haberlo ocultado tanto tiempo y ni siquiera haber dado señales de vida siendo que se fue con algo de ambos en su interior, rogaba que ese bebé fuera suyo, pero a la vez sabía que su ira traspasaría limites si supiera que ella había ocultado ese tipo de secreto.

♥♥♥♥♥


Isa estaba junto al fuego y escuchando música para intentar relajarse, la verdad es que su cuerpo estaba cambiando y a veces se sentía un poco extraña, eran sensaciones nuevas pero lindas, era todo parte del proceso de ser madre, estaba viendo algunas fotos de Ethan y ella que se había sacado cuando estaban de novios y se veían felices, al parecer ver fotos y escuchar música era la único que calmaba a su pequeño bebé y a ella aunque le producía a la vez un poco de tristeza, no le daba lugar, la canción cambio a, I'm In Here – Sia.


Era un hermoso y melancólico tema que le hacia cuestionarse tantas cosas en la vida, quería gritarle a Ethan “estoy aquí”, pero sabía perfectamente que aún no estaba lista para enfrentarlo, quizás pasaría mucho tiempo para que lo estuviera y estaba tratando de llevar su embarazo lo mejor posible, pero esa canción calaba hondo en su corazón, sin darse cuenta se le empañaron los ojos de lágrimas que trató de retener aunque era un gran desafío por sus locas hormonas.

Cuando logró calmarse un poco y secarse las lágrimas tocaron el timbre y fue abrir, no esperaba a nadie y ya era un poco tarde pero quizás Jonathan o Kathalina querían saber de ella antes de que se fuera a dormir así que abrió confiadamente la puerta y frente a ella estaba Ethan tan furioso como se veía y completamente hermoso, pelo desordenado, traje levemente arrugado, ojos inyectados de sangre y sus preciosos ojos grises que la miraban con tanta ira en ella y luego de mirarla detenidamente a la cara bajó la mirada a su pequeño estomago e Isa lo supo enseguida, él lo sabía.

- Tenemos que hablar – La sobrepasó adentrándose en la casa de Isa a grandes y furiosos pasos.

 _________________ ♥♥♥♥♥ ________________

Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº5

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: JUEVES.

      No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:

6 comentarios:

  1. ay dios!!!! ese hijo de "$#$%"#@ de Allan lo mato es un... es un... ahhhhh *grito frustrado* y Ethan por favor recapasitaaaaaaa!!!!!

    Excelente chicas como siempre

    besitos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Allan es un hijo de la gran mala madre, ojala desaparezca pronto todas lo odiamos y Ethan haaaaaaaa mi pobre chico hermoso le toca sufrir constantemente y ya no creo q pueda soportar mas dolor, bueno solo el tiempo lo dira.

      Eliminar
  2. Por favor Ethan, respira profundo...deja tu ira un momento de lado, hablen con la verdad....reconciliación por favor chicas!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se viene un complicado camino por delante pero no imposible, aunque yo se que su amor es del bonito y duradero habrán muchas pruebas q deberán superar ahora Ethan lo dejo todo en tus manos.

      Eliminar
  3. On por Dios!!! que Ethan no metas las patas hasta el fondo Por favor chicas reconciliación entre Ethan e Isa!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todas queremos lo mismoooooo y veremos lo q suceda el próximo jueves si todo se puede superar entre ellos aunq creo q esta muy complicada la cosa!

      Eliminar