jueves, 23 de enero de 2014

Fanfic: Quédate Conmigo (No me dejes ir #2): Capítulo 2


Capítulo N°2: Te amo tanto.


Isa estaba en su departamento acostada tratando de relajarse, sin darse cuanta se acariciaba tiernamente el estómago y cada pensamiento iba dirigido hacia Ethan y su bebé, aunque nunca hablaron la posibilidad de ser padres, a ella le emocionaba mucho, pero no sabía cómo sería la reacción de Ethan, claro al estar ocultándoselo sabía que podría provocar una mala reacción por parte de Ethan, pero ahora no estaba dispuesta a poner en peligro lo más importante de su vida, su bebé, ni mucho menos enfrentar todo el odio que existía entre su familia y la de Ethan.

Estaba quedándose dormida en la sala cuando escuchó el timbre, se apresuró a abrir y encontró de pie a Jonathan con algunas bolsas en sus manos, la miraba con una tierna sonrisa en su rostro.
- Hazte a un lado que tío Jonathan viene cargado de regalos para el pequeño bebé – Isa se apartó rápidamente dejando pasar a Jonathan. 
- ¿Qué tipo de regalos? 
- Bueno como no sé el sexo, tendrás que conformarte con mucha comida hasta el momento – se fue directo a la cocina y comenzó a desempacar – ya sabes, leche, verduras, frutas mucha proteína para que nazca en muy buen estado. 
- No hacía falta que hicieras esto – Isa abrazó a Jonathan ya que se sentía muy emocional desde que se enteró que sería madre – de verdad muchas gracias. 
- Tranquilizate preciosa – puso sus manos entre las mejillas de Isa y le quitó las lágrimas mientras le acariciaba la cara con sus pulgares – no estás sola y quiero que eso te quede claro, tu eres una mujer muy importante en mi vida y me preocupare de tu bienestar hasta que decidas contarle toda la verdad a Ethan, siempre estaré contigo apoyándote.  
- Eres único ¿te lo dije alguna vez? – Isa retrocedió un paso, pero sin apartarse mucho de Jonathan ya que necesitaba sentir el cariño de alguien valioso para ella, se sentía tan sola. 
- Gracias por alimentar mi ego – le dijo Jonathan en tono de burla – pero no es necesario, quiero ser el tío favorito de este bebé así que comenzare a ganármelo o ganármela desde ahora. 
- Por lo visto es muy pronto para saber el sexo, pero yo ya estoy impaciente, verdaderamente no me importa si sea mujer u hombre, lo amare completamente – se acarició el estómago con un pequeño bulto en el mientras le hablaba a Jonathan quien la miraba con una gran sonrisa pegada a su rostro - ¿Qué? 
- Nada – se encogió de hombro, pero al ver la cara de molestia de Isa decidió aclararse – es solo que nunca imagine que verte de madre sería tan hermoso, te vez hermosa con tu cara soñadora y hablando de tu bebé, es simplemente hermoso y me encanta verte aunque sea un poco feliz, pero ahora creo que debemos alimentarte. 
Jonathan comenzó a preparar una simple pasta ya que no era muy bueno en la cocina ni mucho menos poseía un amplio conocimiento, así que decidió prepararle a Isa algo simple y que le gustaba a ambos, llevo una botella de vino mientras preparaba la cena, se sentó a su lado bebiendo algunos sorbos, veía como Isa se tomaba su té y volvía a confirmar cuanto había extrañado pasar tiempo a su lado, hablar con ella, reírse de cosas sin importancias, verdaderamente había extrañado todo de Isa, ella ahora se veía relajada a su lado mientras esperaban que la salsa estuviera lista, cuando todo fue preparado Isa puso la mesa y comieron entre risas y viejos recuerdos, Jonathan le contó el trabajo que había conseguido y que estos meses fueron difíciles, pero se había acostumbrado al trabajo y a la vida tan diferente en un país que estaba acostumbrado solo a visitar, Isa le contó todo con lujo de detalles, el ataque de Allan, las mentiras de Ethan, las discusiones entre él y John y la mala relación que tenían, Isa se sentía segura junto a Jonathan y sabía que podía hablar de cualquier cosa con él, cuando habían terminado de cenar estaban relajándose, cuando sintieron el timbre sonar, Isa insistió en ir por ella sola a abrir, pero Jonathan se lo prohibió así que tuvo que dejarlo ir a él en su lugar.
- Kathalina ¿Qué estás haciendo aquí? – preguntó Jonathan con una clara voz de enojo, Isa se apresuró hacia la entrada para ver a Jonathan bloqueando el paso a Kathalina. 
- Yo...emm…yo estoy aquí para ver a Isa – le dijo totalmente nerviosa, moviendo constantemente sus manos. 
- ¿Cómo sabias que vivía aquí? Al parecer tienes muchas cosas que decirme ya que has estado ocultando información muy valiosa – Isa nunca había visto a Jonathan hablarle con tanta dureza a la dulce Kathalina y eso la hizo sentir furiosa. 
- ¡No le hablas así! – Isa alcanzó a kat en la puerta y la hizo entrar con ella hacia la sala - ¿Por qué le hablas en ese tono? 
- Isa no te metas, esto es un asunto entre mi asistente y yo, así que es mejor que nos vayamos – Jonathan fue a recoger su abrigo y volvió a entrar con el puesto – Kathalina vamos. 
- Te recuerdo que ella no es una niña pequeña y que no está en horarios de trabajo o ¿acaso la haces trabajar los domingos?, de verdad Jonathan no creía que podías ser cretino, pero me compruebas lo contrario así que no te preocupes, Kat se quedara conmigo esta noche y vete tranquilo a casa – Isa miró con tanto enojo a Jonathan y podía ver que Kat estaba al borde de las lágrimas cosa que hacia crecer su ira. 
- No te metas en esto, tengo temas a tratar con Kathalina a solas y además ella no se puede quedar contigo, sabia donde tu vivías y aun así me lo ocultó – Jonathan volvió a mirar furioso a kat. 
- Bueno yo se lo prohibí, le hice prometer que no le contaría a nadie de mi paradero.  
- ¿Y si algo te hubiera sucedido?, Kathalina tenía la obligación de contarme, por ti y tu bebé, así que es mejor que Kathalina y yo nos vayamos y discutamos ese tema en casa. 
- Como dijo Isa, no te lo conté por que le hice una promesa a ella y al contrario de otras personas yo no rompo mis promesas y en cuanto a su salud o la del bebé, yo he estado visitándola lo más que he podido y llamándola constantemente por teléfono, así que aunque no lo creas, no soy una desconsiderada ni una mala persona, ni mucho menos una niña chiquita a la cual puedas regañar – Kat fulminó con la mirada a Jonathan y luego se volvió hacia Isa – Aunque me encanta tu proposición de quedarme aquí contigo Isa, tengo una cita y te venía a ver por un consejo, pero estabas ocupada así que en otro momento podemos reunirnos hablar – le dio un rápido beso en la mejilla y se encaminó hacia la puerta, pero no pudo avanzar mucho ya que Jonathan la tomó por el brazo obligándola a detenerse.  
- ¿Cómo que tienes una cita? ¿Con quién demonios tienes una cita a estas horas si se puede saber? – Jonathan miraba furioso a Kat. 
- No se puede saber y ahora suéltame que no quiero llegar tarde – Kat se soltó dándole una sonrisa sarcástica y se fue tan rápido como llegó. 
- Isa miró un largo rato a Jonathan evaluando sus actitudes frente a Kathalina y definitivamente estaba pasando algo y ella no podía saber que era, ¿quizás Jonathan estaba celoso? – me puedes explicar, ¿Qué diablos fue eso? 
- Nada que deba preocuparte – Jonathan comenzó a pasarse las manos por el pelo frenéticamente – es solo que las cosas ya que son igual que antes y no sé cómo manejarlo. 
- Eso lo descubrí yo sola muchas gracias, pero a lo que me refiero es ¿Por qué eres tan cretino con Kathalina? 
- No lo sé – Jonathan dio un suspiro cansado sentándose en el sillón más cercano – solo no me puedo controlar, ella me evita, no quiere hablar conmigo y me siento desesperado ya que no sé cómo reaccionar cuando estamos cerca así que terminamos peleando. 
- O mejor dicho tu actuando como un completo imbécil, perdona mi honestidad, pero eso es lo que pude percibir y creo mi querido amigo que lo traes muy mal si piensas que ella seguirá perdonando tus meteduras de pata, toda mujer tiene un límite y tu estas a punto de conocer el de Kathalina. 
- Eso ya lo sé y tengo miedo. 
- ¿De qué? 
- De perderla. 
- Pero Jonathan ¿Por qué habrías de perderla? – preguntó Isa para sacar la verdad de sus labios, aunque estaba más que segura que entre ellos había mucha historia que ella desconocía. 
- Todo se arruinó hace un tiempo y ahora no podemos volver a ser los amigos que éramos antes y sinceramente no sé qué hacer ya que Kathalina ha estado en mi vida desde hace mucho tiempo y es una muy buena amiga – Jonathan dio un suspiro cansado y se volteó para mirar a Isa quien lo miraba atentamente – perdona, yo aquí llenándote con mis problemas y tú ya tienes suficientes con los tuyos. 
- Isa tomó las manos de Jonathan entre las de ella para hablarle de frente – Jonathan tu ante todo eres mi amigo y una persona que quiero demasiado, tus problemas no me molestan y me encanta que te sinceres conmigo, pero lo tuyo y de Kathalina, creo que va más allá de simples malos entendidos y tú debes hablar con ella o de otra forma la terminaras perdiendo de verdad. 
- Gracias preciosa – puso sus manos en la mejilla de Isa y le besó la mejilla con ternura – muchas gracias, no sabes cuánto quería escuchar algo que aclarara mi mente y tú eres la persona perfecta para eso, ahora te dejo porque tengo temas que solucionar con cierta señorita escurridiza, adiós preciosa, ahora descansa y cuida a mi futuro sobrino o sobrina... te quiero. 
- Yo también te quiero y espero verte pronto.
Jonathan se fue prometiéndole que volvería al día siguiente y la llamaría en la noche para hablar con ella y saber cómo se sentía ya que le preocupara que viviera sola e Isa le había contado las recomendaciones del doctor.

♥♥♥♥♥

- Vamos Ethan, debes dejar de hacer esto – le dijo Amelia mirando con tristeza a su hijo. 
- ¿Hacer qué mama? Sin Isa mi vida vale una mierda y no puedo ver nada bien si ella no está a mi lado ¿acaso no entiendes que la amo? ¡NO SOY NADIE SIN ELLA!, entiéndelo de una vez maldita sea – Ethan se bebió de golpe el whisky que tenía en la mano mientras miraba a su madre con enojo. 
- No me hables en ese tono que yo soy tu madre Ethan Hoffman – Amelia estaba sinceramente muy cabreada – me tienes preocupada hijo, no comes, no duermes, no estas tranquilo, ni siquiera me hablas, es como vivir con una pared, lo único que haces es beber todo el día y eso no es bueno para tu salud, ya no sé qué hacer para ayudarte – Amelia se sentó al lado de su hijo y comenzó acariciar la cabeza de Ethan en su regazo – yo sé que duele amor, Dios como lo sé, amaba más de lo que algún día podrías imaginar a tu padre, pero él no me amaba a mí de la misma forma, lo entendí el día que me dejó para irse con Rebeca y sabes que nunca le guarde rencor, por lo menos al final fue sincero, por eso quise que vivieras un tiempo con él y su nueva familia, pero si hubiera sabido que ibas a enamorarse de Eloísa nunca lo hubiera permitido, sé que se aman y ahora mismo no imaginas tu vida sin ella, pero debes seguir viviendo y no sobreviviendo, algún día si ella esta lista volverá a ti y hasta el momento debes seguir con tu vida. 

 - Mamá la amo – Ethan comenzó a llorar mientras Amelia trataba de consolarlo - ¿Cómo puedes no odiarlo? Es un hijo de puta que te dejo por una arribista y odio a esa mujer, no sé cómo Isa puede ser su hija, no se parecen en nada. 
- Te creo hijo, tengo el presentimiento que Isa es igual a su padre muerto, aunque no lo conocí tiene esa bondad en su alma que estoy segura que no proviene de Rebeca y no debes odiar a tu padre. 
- Pero lo odio – dijo Ethan quitándose las lágrimas de sus ojos – no puede quererlo ya que es la única persona culpable de todo mi dolor junto a su esposa ¿Cómo no lo odias? 
- Solo yo sé que después de todo me costó mucho hacerme a la idea y lograr perdonarlo, pero nunca pude odiarlo, es solo… que no pude – Amelia dio un cansado suspiro – me dio lo más valioso de mi vida. 
- ¿Qué es eso? – preguntó Ethan muy curioso. 
- Tú – le acarició la mejilla con ternura maternal. 
- Te quiero mamá. 
- Y yo a ti mi bebé. 
- ¡Mamá no me digas así! – le reprendió Ethan a su madre por el nombre cariñoso que nunca le gustó y muchas veces le causó más de alguna vergüenza – ya no soy un bebé, así que no debes llamarme así. 
- Cariño, tu siempre serás mi bebé aunque no te guste y ahora me tienes para apoyarte el tiempo que necesites, no olvides que debes volver al trabajo ya que aunque sea tu agencia no se ve bien un jefe ausente ni mucho menos todo desaliñado, así que ahora te vas a la ducha y te afeitas, ya que quiero tener un hijo presentable mañana ante sus trabajadores. 
Por insistencia de Amelia, Ethan se dio una ducha y se vistió con un pijama ya que no tenía ganas de salir de la casa ni mucho menos utilizar uno de sus trajes a medida, ya sabía que por la mañana debía seguir con su vida, pero faltaba Isa en ella y nada tenía sentido, cuando volvió a la sala de estar, Amelia le había preparado un plato de sopa para que comiera algo ya que lo único que hacía era beber hasta perder la conciencia, lo hizo de mala gana ya que no tenía apetito, luego vio televisión con su madre como en los viejos tiempos, conversaron de diversos temas sobre sus vidas, Amelia vivía en San Francisco ya que fue en ese lugar donde se crió con sus padres y luego cuando conoció a John por mucho tiempo recorrió países y diferentes estados, pero siempre quiso volver a sus raíces así que cuando Ethan montó su empresa en Nueva York, Amelia sintió que era el tiempo de volver al lugar que consideraba su hogar, ahora todo había cambiado por lo tanto Amelia le comunicó a Ethan que iba a buscar un departamento para establecerse y cuidarlo, pero sin invadir su vida, además necesitaba estar más cerca de su hijo ya que era el único y lo extrañaba mucho, a Ethan le pareció una excelente idea ya que amaba tener a su madre cerca, cuando se hizo tarde, Amelia decidió irse a la cama y le dijo a su hijo que hiciera lo mismo.

Para Ethan llegar a la cama era una tortura, aun podía ver a Isa en ella con su hermoso y perfecto pelo rojo, su cuerpo provocativamente tentador y esa perfecta sonrisa que lo enamoraba cada día mas, la amaba tanto y se sentía tan desolado cada noche en su cama sin ella.
Ethan rodó agarrando fuertemente la almohada y apretándola a su nariz para percibir el olor de Isa.
– Me dijiste que nunca te dejara ir, pero al final la que se fue fuiste tú y me dejaste completamente solo – una lagrima se deslizó desde su mejilla a la almohada, sentía un vacío en el centro de su pecho – aunque te amo más que mi vida no puedo obligarte amarme, solo ruego a la vida que vuelvas a mi Eloísa, te amo y donde estés quiero que lo sepas y lo sientas dentro de ti, buenas noches mi amor.
♥♥♥♥♥

Isa despertó abruptamente empapada de sudor frío y jadeante, se había despertado por una pesadilla que había tenido con Ethan, la dejaba para seguir con su vida, sentía una angustia tan grande en su corazón, amaba a Ethan y ahora tenía un hijo en su vientre que era la prueba de su perfecto amor, sin pensarlo dos veces tomó su celular y marcó rápidamente el número de Ethan que se sabía de memoria. 
- Hola – respondió un Ethan somnoliento, la diferencia horaria entre París y Nueva York era de seis horas por lo cual aún estaba amaneciendo en París mientras que en Nueva York aún era de noche.
Isa se quedó muda al escuchar la voz de Ethan, su corazón martillaba y ya lo sentía en sus orejas y lo único que quería era hablarle y decir cuanto lo amaba.
- ¿Hola? ¿Quién habla? – ahora la voz de Ethan se escuchaba más clara y despierta, a Isa se le escapó un leve jadeo al ver como su cuerpo reaccionaba a la voz de su amor - ¿Isa? ¿eres tú? Amor por favor dime que eres tú, no sabes cuánto te e extrañado y te necesito, por favor háblame cariño, estoy arrepentido de toda la mierda que hice o dije, pero por favor vuelve a mí, te lo suplico, haré todo lo que quieras o necesites para que estemos juntos, fui un idiota y si quieres soy capaz de hablar hasta con tu madre para solucionar nuestras diferencias, por favor hablame – le suplicó Ethan y sin poder evitarlo Isa comenzó a llorar, sus hormonas estaban fuera de control y era un enredo de emociones a flor de piel. - Por favor corazón no llores, Isa no llores por mí, fui un idiota, pero podemos solucionar todo si lo hablamos te lo juro, podremos hacerlo solo...
Isa no le dejó terminar ya que cortó rápidamente la llamada cuando sintió que no podía soportar más la angustia, lo amaba, pero aun debía sanar las heridas de los secretos para poder estar juntos, su bebé merecía el esfuerzo y no lo iba a exponer a mentiras y engaños ni mucho menos a odio entre sus familias.
Se dio vuelta rápidamente tratando de calmar sus lágrimas y conciliar el sueño ya que el médico me recomendó mucho reposo y buenas horas de sueño para su bebé e Isa iba a hacerlo al pie de la letra, ante todo estaba la salud y seguridad de su hermoso bebé que venía en camino. 

Se levantó temprano y decidió dar un paseo luego de desayunar, tenía ganas de pintar, pero le hacía falta inspiración, por lo cual iría a buscarla a su entorno y aprovechar de hacer las compras, luego de llegar a una tienda donde vendían pinturas de buena calidad y algunos lienzos pidió que todo se lo llevaran a su departamento, junto a mezcladores y demás materiales, el conserje recibiría todo esta misma tarde mientras ella paseaba en una plaza cercana bebiéndose un jugo natural, estaba admirando la Plaza de la Concordia y recordando los hermosos ojos de Ethan cuando alguien hablo a sus espaldas.
- Señorita Eloísa Collins, creo que mi día acaba de mejorar – le dijo Alexander con una coqueta sonrisa. 
- Dr. Morel ¿Cómo está? – le preguntó Isa muy sorprendida de esta fantástica coincidencia, fue como un shock haberlo encontrado ya que era como ver los hermosos ojos de Ethan justo delante de ella un precioso gris que a veces era más profundo y otras más claro de lo que había visto antes. 
- Bien, muy bien y ahora mejor, pero por favor tuteame ya que no soy tan viejo, si mal no lo recuerdo nuestra diferencia de edad es solo de cinco años así que llamame Alexander fuera de la clínica y dentro si más gustas – le dijo en tono coqueto mientras terminaba la bebida que estaba tomando y la botaba a un basurero cercano – y tan temprano turisteando por París. 
- Bueno estaba tratando de encontrar inspiración y este me pareció un hermoso lugar para hacerlo. 
- ¿inspiración para qué? Si se puede saber – preguntó Alexander muy curioso. 
- Si se puede saber, me gusta pintar, pero hace mucho que no lo hago, hoy desperté con muchas ganas y aquí estoy buscando algo adecuado que pintar. 
- Interesante… bueno si necesitas inspiración yo te puedo dar mucha invitándote a un tardío desayuno o apresurado almuerzo – le ofreció su brazo para que lo tomara – entonces ¿Qué será Eloísa? 
A Isa le complicaba sentirse a gusto con un hombre que la había revisado tan detalladamente, aunque no era el único hombre que la había visto desnuda, con Alexander nunca había tenido relaciones y eso hacía más incómoda la situación para ella, pero él actuaba tan normalmente alrededor de ella que se sintió estúpida al sentirse incomoda así que decidió aceptar su invitación para hacer las cosas más fáciles para ambos.
- Almuerzo apresurado será – lo tomó del brazo y juntos caminaron a un restaurant local que Alexander conocía muy bien con excelente comida.
Ambos pidieron una exquisita pasta que les recomendó el Garzón que los atendió, Alexander era joven y fresco a los ojos de Isa, le entretenía mucho su compañía y la incomodidad era cosa del pasado. 
- Bon Appétit – le dijo Alexander guiñándole el ojo mientras Isa comía su pasta. 
- Isa dio un gemido placentero haciendo que Alexander sonriera extensamente – Es una de las pastas más exquisitas que he comido en mi vida, es perfecta – Isa siguió comiendo hasta que vio que Alexander la miraba detenidamente mientras ella comía - ¿Qué?  
- Nada… Es solo que eres un misterio para mi Isa – Alex cruzó sus manos afirmándose en la mesa mientras miraba a Isa. 
- ¿A qué te refieres? – le preguntó Isa nerviosa por la penetrante mirada de Alexander que era tan parecida a la de Isa. 
- Vamos Isa, eres una mujer hermosa y además estas embarazada, pero nunca has ido a una consulta con algún novio o familiar y es obvio que no eres de esta ciudad, no usas algún anillo de matrimonio y eres reacia a responder preguntas personales, siendo tu médico me preocupa tu salud y el hecho de que estés sola en casa y nadie cuide de ti – Alexander la miró fijamente e Isa se removió nerviosa – además quiero decirte que tengo muchas teorías conspiradoras de por qué no sé nada de mi paciente favorita. 
- ¿teorías conspiradoras? Y se puede saber qué es eso. 
- Lo siento pero es secreto de estado, ahora vamos a comer que esta exquisita pasta, se enfriara y no queremos que suceda.
Alexander comenzó a comer mientras comenzaban hablar de temas vagos como la belleza de París y sus alrededores, él era un hombre muy interesante y por más que lo quería evitar sus ojos eran como dos imanes para Isa. 
- Bueno, Alexander cuéntame más de ti – le dijo Isa muy curiosa de saber la vida de su doctor. 
- ¿Quieres toda la verdad o versión corta? 
- Creeme lo que más tengo es tiempo así que opto por toda la verdad. 
- Tú lo pediste así que no te quejes, como bien sabes me llamo Alexander, soy el menor de tres hermanos, originario de Oregón Estados Unidos, amo a mi familia y los extraño cada día que pasa, estoy soltero ya que según mi opinión algunas mujeres están un poco locas, sin ofender o quizás solo era mi ex novia que me hizo la vida imposible y fue sinceramente una relación tortuosa, soy ginecólogo y estoy haciendo una pasantía aquí hace un año y en algunas semanas más me confirman cuando es mi traslado por lo cual creo que es tiempo de recomendarte a otro colega de la clínica y decirte que si algún día te vas a Estados Unidos me encantaría volver a ser tu doctor ya que trabajare en el Hospital Monte Sinaí en Nueva York. 
- ¿Te vas? ¿Cuándo? – Preguntó Isa mirándolo con horror en sus ojos, no quería a otro ginecólogo y mucho menos a uno que no conocía, le agradaba Alexander y comenzaba a sentir cariño por él. 
- No te preocupes Isa, aun no me voy y creo que aún me faltan algunos meses, es solo que era un proyecto que tengo hace mucho, hacer mi pasantía y luego irme a mi país que adoro, pero en una ciudad diferente y este hospital tiene una buena reputación en ginecología, aunque no te preocupes te dejare en manos de un buen amigo mío y un excelente médico que estoy seguro que te encantara, pero hasta que me vaya sigues siendo mi paciente favorita. 
- Tengo algo que confesarte – Isa se sentía a gusto para decirle algunas cosas a Alexander ya que le inspiraba confianza – soy originaria de Londres, pero he creado mi vida en Estados Unidos y más específicamente en Nueva York, así que creo que este es un mundo pequeño.  
- Definitivamente eso es verdad, mundo pequeño y muy fascinante, pero es un gran cambio de Londres hacia EE.UU y ahora a París, podríamos decir que eres una chica internacional. 
- Podríamos decir eso – Isa terminó de comer la pasta quedando muy satisfecha por la delicia que había comido, ya había estado mucho rato con Alexander y no quería interferir en sus planes – lo siento he robado la mayor parte de tu día y estoy segura de que prefieres estar en cualquier otro lugar.  
- Alexander se acercó a ella y le acarició la mejilla con el pulgar limpiando una pequeña mancha de salsa que le había quedado – créeme no quiere estar en ningún otro lugar que aquí. 
- Isa se paró abruptamente al tener la cercanía de Alexander, su cuerpo fuertemente esculpido y ojos tan parecidos a los de Ethan eran una mala combinación – me tengo que ir, tengo muchas cosas que hacer y ya se me está haciendo tarde, me encantó el almuerzo y estuvo verdaderamente exquisito, te veo en la próxima consulta, adiós Alexander.
Isa no le dio tiempo a responder ya que se fue rápidamente, Alexander era coqueto pero o se estaba volviendo loca o le coqueteaba descaradamente, no quería pensar mucho en esto así que tomó un taxi y se fue a su departamento hacer lo que tenía en mente y no podía olvidar durante todo el día. 
♥♥♥♥♥

- Cariño ¿Por qué estás tan preocupada? 
- Y quien dice que estoy preocupada – le dijo Car mirando exasperada a Nick. 
 - Toda tu carita, estas suspirando cada cinco segundos y tienes esa típica mirada de que algo te preocupa, tengo dos opciones la primera seria que estas enamorada de otro hombre y de ahí los suspiros, pero por ultimo no sabes cómo decirme la verdad y la segunda opción es que estás pensando en Isa y no puedes quitarte la angustia que te tiene el no saber de esa, soy un excelente adivinador así que me quedó con la segunda definitivamente. 
 - Eres un tonto, pero tienes razón, estoy preocupada por Isa – Car se acomodó en los fuertes brazos de Nick mientras descansaba su cabeza en el pecho de él – gracias por estar a mi lado Nick, te amo. 
- Yo también te amo y no estaría en ningún lugar más que a tu lado Caroline, además mi prima no quiere que la encuentren, pero no te preocupes ya sabrá como encontrar el camino a casa – depositó un tierno beso en su frente y luego en sus labios. 
- Siento que le fallé al ocultarle la verdad, es mi mejor amiga y la única hermana que tengo y yo le oculté algo tan importante para proteger su amor con Ethan, soy una idiota debería haber sabido como reaccionaria cuando se supiera toda la verdad. 
- Amor no eres adivina, no había forma de saber que haría Isa al saber todo y Ethan igualmente tubo tanto que ver ya que le oculto lo más importante por miedo a perderla y mira lo que consiguió, la perdió la final pero ten paciencia que Isa volverá y todo será como antes – le acarició tiernamente el pelo para lograr quitar el dolor de Caroline, no le gustaba verla triste y solo quería mejorar su ánimo. 
- Ojala tengas razón – Car se acurrucó más cerca aun y se abrazó fuertemente a Nick, no quería dejar que se fuera de su lado nunca más, se sentía protegida y amada como nunca.
Se quedaron durmiendo en el sillón mientras veían una película, Nick trataba de estar cada minuto del día con Car para que no se sintiera tan sola pero al no escuchar noticias de ella Car se desesperaba cada segundo, eran muy unidas eso Nick lo sabía, lo fueron desde pequeñas y dudaba que hayan estado más de una semana alejadas la una de la otra.

Nick quería hacerla sentir bien y protegida por eso ahora vivía prácticamente en ese departamento, además no estaba dispuesto a dejar a car vivir sola ahora que isa no estaba a su lado, la amaba y la cuidaría por toda la vida si fuera necesario, además las noches con Car no eran aburridas en ningún termino, su teléfono por las noches no paraba de sonar con llamadas de amigos que lo invitaban a divertidas noches con diferentes compañías pero Nick no estaba interesado en ello ahora teniendo a su amor a su lado, Car lo completaba y su vida juntos era perfecta, estaba entrando a un sueño acogedor junto a Car cuando su teléfono comenzó a sonar.
- Nick tus pantalones están vibrando – le dijo Car somnolienta. 
- Lo se amor, lo siento enseguida lo apago – la ver el número Nick sabía perfectamente quien era y que buscaba.
Kate era una antigua “amiga” que tenía, esa chica sabía perfectamente lo que hacía y si estaba llamándolo era para una apasionante noche que no incluía ni un tipo de ropa y algunos juguetes, lo deba exhausto en el mejor sentido y aunque la idea era tentadora Car lo cortaría en pedacitos si supiera que estaba solo pensando en eso, así que corto rápidamente la llamada y se llevó a Car en brazos hasta la habitación para descansar junto a la mujer que quería más que nada en el mundo. 

♥♥♥♥♥

Isa estaba tan perdida en el lienzo que no se dio cuenta que estaba casi terminado, siempre tomaba algunos días terminar un lienzo, pero este no era muy grande y además no podía sacarse la imagen de su mente, cuando terminó lo miró fijamente y dio un cansado suspiro, sintió su corazón apretarse mucho más al ver lo que había hecho. 

Frente a ella estaba un retrato en primera plana de los hermosos y perfectos ojos de Ethan, pareciera que la estaba observando, plasmo tan bien esos penetrantes ojos que tenía grabado en el cerebro, lo amaba tanto y lo extrañaba aún más, quería volver a llamarlo pero sabía que no tenía la suficiente fuerza para enfrentar todo al mismo tiempo.

- Te amo tanto Ethan.

 _________________ ♥♥♥♥♥ ________________



Tanto la historia como los personajes son ficticios, cualquier semejanza es pura casualidad, esperamos que les haya gustado. 

Dejen sus comentarios y opiniones queremos saber que les parece. 

Estaremos publicando en nuestra FanPage los adelantos de capitulo Nº3

Dale un MG - Facebook "The Last Book" AQUÍ

Recuerden que publicamos capítulos los días: JUEVES.



      No al plagio, esta obra esta registrada y protegida por:

10 comentarios:

  1. Que buen capítulo! Siempre me dejan con ganas de más. Me gusta la pareja que hacen Jonathan y Kathalina. Me mata lo mal que está Ethan, ojalá vuelvan a estar juntos pronto nadie puede reemplazarlo. Espero el próximo capítulo. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que hermosas palabras!!!
      Yo personalmente amo a Kathalina y Jonathan, me encantannnnnnn y definitivamente quiero ver mas de ellos, son unos loquillos.
      Mi Ethan esta sufriendo tanto, pero TANTO q me mata igualmente pero lo que les tenemos preparado es impresionante y valdrá la pena todo lo q esta sucediendo, después de la tormenta viene la calma (o quizás no) solo los prox capis nos lo diran.....

      Eliminar
  2. Excelente capitulo, me encanto, pero pucha que se la hacen dificil a mi querido Ethan, no quiero que siga sufriendo... :(
    sobre el resto del capitulo bueno bueno...
    uff Jonathan y Kathalina son una bomba, se nota mucho los celos de él..
    ojalá se de cuenta pronto de lo que siente por ella y no la embarre más como lo esta haciendo hasta ahora...y esa parte tan protector con Isa como un hermano más que un hombre enamorado de ella me encanta......Desde ya esperando el próximo Jueves...
    Un beso y abrazo grande para las dos...!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jonathan y Kathalina son un verdadero caso y su vida es tan complicada que nos encanta y su historia nos apasiona.
      en cuento a mi pobre Ethan le toca sufrir tanto q igualmente nos parte el corazon pero es parte del encanto de nuestro chico bello, claro q no quiero saber como reaccionara al momento de q sepa q isa esta embarazada, eso si algun dia lo sabe, solo a esperar q nos depara el prox jueves, besotes linda.

      Eliminar
  3. Debo de confesarlo Alexander no me gusta nadita, ni la forma como le coquetea a Isa¡¡¡¡ Que tal Jonathan con Kathalina que guardadito se lo tenían. Por favor ya no hagan sufrir a Ethan ya que regrese Isa para que puedan esta juntos son su bebé.
    Un abrazo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay a mi me encanta Alex! encuentro q es un chico hermosamente coqueto y me atrae mucho, hay q darle una oportunidad, ademas tiene los ojos igualitos a mi amor Ethan aunq nadie es como el.
      Kat y Jonathan son una pareja muy secreta pero ya sabran mas de sus grandes dramas....

      Eliminar
  4. DIOSSSSS!!!! como sufre mi bello ethan e isa, chicas por que me hacen sufrir toda la semana, esperando un nuevo capitulo, suban como siempre porfaaaa lunes y jueves, cada capitulo que comparten me afirman lo grandiosas escritoras que son, cada fragmento o dialogo son inpecables, NO LO DUDEN SON Y SERÁN GRANDES DE LA LITERATURA. BESOS CHILENITAS GENIAS ansió que llegue el jueves para disfrutar de su talento nuevamente, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque nos encantaría complacer tu petición por el momento no podemos extender el numero de capis, quizás en el futuro lo podamos hacer.
      aun queda mucha historia y mucho Ethan&Isa, asi q a esperar a ser fuertes con lo q se avecina, las queremos mucho y agradecemos tus palabras cada semana, se parte de estas chilenas genias.....

      Eliminar
  5. Hola soy Sandra vivo en Ecuador y los sigo desde el inicio de esta bella novela, leer y escribir es vivir siempre me lo digo así q no lo olviden. Pobre mi ethan yo sé q hizo mal pero ya no tanto castigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias linda, nos encanta que nos leas y nos comentes, sigue asi ya que constantemente leemos cada mensaje q ustedes nos dejan, ahora mi pobre Ethan le a tocado duro pero lo tendra peor aun cuando sepa del embarazo de isa, eso me parte el corazon y no lo quiero saber...

      Eliminar